“No tengo pareja… ¡porque nadie se me anima!” – GENTE Online
 

“No tengo pareja… ¡porque nadie se me anima!”

Actualidad
Actualidad

Su pasaporte nunca duerme. A veces se descubre “pensando en inglés, hablando en italiano y escribiendo en español”. A su casa de Buenos Aires la llama base. Su ritmo es very speedy: un buscapié. Llega a su base, desarma una valija, arma otra, y dispara. Su trabajo es recorrer los veintiún países y los siete territorios independientes de América Latina y contarlos frente a las cámaras de E! Entertainment Television, por medio de los E! Specials. Así es la vida de Carola Kirkby (24), modelo, que vivió dos años entre París y Milán desfilando para las grandes marcas. Carola nació en el barrio de Palermo, hija de Ricardo y de Silvia, y en el medio de tres hermanos: una mayor y otro menor. El 4 de julio –aniversario de la independencia de los Estados Unidos– cumple 25 años, “y quiero festejarlos en Nueva York para ver los fuegos artificiales”, se entusiasma. Iba a estudiar Relaciones Internacionales, pero apenas terminó el secundario, a los 18, ganó el concurso Elite Model Look 2001 y entendió el mensaje del destino: ¡modelo! Pero no resigna la tele: “Me divierte mucho, y como conductora tengo más vida útil que como modelo”, razona.

–¿Un gran recuerdo?
–Nunca la pasé tan bien como cuando hice PNP, hace siete años, con Raúl Portal.

–¿Cuándo empezó tu vida nómade?
–Hace tres años, mientras vivía en París y estaba de novia con Juani Hernández, uno de los mejores rugbiers del mundo, ya viajaba dos veces por semana a Alemania y hacía notas de color para el Mundial. Ese movimiento incesante me marcó el camino…

–¿Por qué crees que la pegaste tanto en E!?
–Porque tengo un combo difícil de encontrar en una modelo. Hablo inglés, me gusta la conducción, y me manejo muy bien ante la cámara.

–¿Tu lugar preferido?
–¡Buenos Aires!, con mi familia y mis amigos. Este es mi lugar en el mundo. Vivo con mi peluquero y amigo Javier Luna, en Belgrano.

–¿Tu rutina?
–Me levanto temprano y entreno con Claudio Borges, mi personal trainer. Más tarde voy a lo de Valeria Ret, nutricionista, y hago tratamientos de complemento.

–Vivís entre aeropuertos. ¿Cómo es no tener casa?
–Tengo bases. Viví mucho en Europa. Trabajaba en Austria y en Italia, pero hacía base en París y en Milán. Por ahora estoy en Buenos Aires, pero no me dura mucho porque estoy conduciendo los E! Specials de Latinoamérica mostrando lo mejor del continente, lo más turístico, lo más divertido de la noche, etcétera.

–Feo trabajo el tuyo…
–(Se ríe, ironiza) ¡Sí! Un trabajo duro, difícil…, pero alguien tiene que hacerlo.

–¿Dejás un novio en cada puerto?
–¡Qué novio! No viajo de novia ni loca. Estoy soltera. Y si estuviera de novia… también viajaría sola.

–¿Realmente no hay un hombre en tu vida?
–Nadie. Cero. No me encaran, nadie se me acerca. Ni afuera ni acá.

–¿Ponés cara de mala o qué?
–No sé, soy natural. Pero se ve que la técnica que tengo para conocer gente no me funciona muy bien (se ríe). Hace bastante tiempo que estoy soltera.

–¿Te pesa la soltería?
–No, estoy bárbara así. Cuando aprendés a estar sola y bien, ya no tenés urgencia por estar con alguien.

–Me imagino que conocés el menú de hombres latinoamericanos.
–Ja, ja, ja. Me divierte lo de menú. A ver, repasemos…

–¿Los mejores besadores?
–No sé, no tengo experiencia continental… Por eso te digo que los mejores son los argentinos.

–¿Los más encaradores?
–¡También los argentinos!... Pero no soy un parámetro: ¡si nadie se me anima!

–¿Los más tímidos?
–En toda Latinoamérica son más educados, menos lanzados que acá. La timidez se disfraza de educación y eso me gusta. Si te sacan a bailar, es para bailar. Los argentinos avanzan más con el verso.

–Es que no tenemos ritmo caribeño…
–Ja, ja, ja .Claro… ¡si no empiezan a hablar, los que son de madera van muertos!

–¿Chamuyarte es empresa difícil?
–Muy difícil. Porque te puedo hablar muchísimo, ponerle toda la onda, pero no doy lugar para el levante. Dicen: “¡Qué divina, qué simpática!… Pero ahora, ¿qué hago?”

–No tirás ni un centro…
–Exacto… Y, si sigo así, me parece que voy a estar mucho tiempo soltera, ¿no?

–Pregunta clave: ¿los más lindos?
–Yo amo a los argentinos. Y los que tienen un look bien europeo, me gustan más. Que se jueguen, que tengan onda al vestirse, que se atrevan al pañuelito, a ponerse un sombrero, a romper el molde.

–¿Los más feos?
–Los que se visten mal. Y si se visten mal y son feos… ¡ya es demasiado! Pero un feo con buen look puede seducirme perfectamente. Lo importante es tener onda, personalidad, audacia.

–¿Y los argentinos tenemos audacia?
–La mayoría son reservados. Somos latinos falsos. Los latinos de las curvas y de la sangre caliente están de Brasil para arriba. Acá tenemos como una onda latino-europea… ¡pero sin la transgresión! En Buenos Aires yo salgo a la calle con un micro short como si nada porque viví en Europa, pero la gente se sorprende…

–Imagino que te gusta el topless.
–Me encanta. Y lo hago sin problemas, incluso en Mar del Plata. Pero no en Playa Grande, rodeada de familias: en alguna playa alejada. No tengo drama porque sé quién soy, qué quiero, qué busco.

–¿Por qué las mujeres acá no se animan al topless?
–Supongo que no se hace por el qué dirán, por inseguridad, porque quiere mostrar… pero no sabe qué. En definitiva, porque esa mujer no sabe quién es.

–¿Y vos sí sabés quién sos?
–¡Obvio! Soy bastante chispita, me gusta reír, pasarla bien y no tengo drama con el cuerpo ni con el topless. La vida es corta, es rápida, y hay que aprovecharla… Soy modelo, tengo amigos increíbles, una familia genial, viajo por el mundo… ¿Qué más puedo pedir?

–Por ejemplo, una pareja.
–No tendré pareja, pero soy feliz. Algún día llegará. O no. O quién sabe. O… Porteña de alma, confiesa que Buenos Aires es “mi lugar en el mundo”, pero también: “extraño la torre Eiffel iluminada por las noches… ¡y las pastas de Milán!”

Porteña de alma, confiesa que Buenos Aires es “mi lugar en el mundo”, pero también: “extraño la torre Eiffel iluminada por las noches… ¡y las pastas de Milán!”

“Los argentinos somos latinos falsos. Los latinos de las curvas y de la sangre caliente están de Brasil para arriba. Acá somos más europeos… ¡pero sin la transgresión!”

“Los argentinos somos latinos falsos. Los latinos de las curvas y de la sangre caliente están de Brasil para arriba. Acá somos más europeos… ¡pero sin la transgresión!”

“Mientras pueda, quiero seguir viajando y mostrando las piernas, porque el tiempo y la belleza pasan demasiado rápido. Nada es eterno, y las modelos, mucho menos”

“Mientras pueda, quiero seguir viajando y mostrando las piernas, porque el tiempo y la belleza pasan demasiado rápido. Nada es eterno, y las modelos, mucho menos”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig