«No soy un desagradecido. Nunca voy a estar en contra de Menem» – GENTE Online
 

"No soy un desagradecido. Nunca voy a estar en contra de Menem"

Actualidad
Actualidad

María Cristina de Kirchner y Karina Rabolini no paran de hablar: parecen
amigas de toda la vida. Posan juntas para el fotógrafo de GENTE en un salón
privado del primer piso del Teatro Ateneo. En la cabecera de la mesa, Daniel
Scioli aplaude el tercer "feliz cumpleaños" que le cantan a su flamante
compañero en la candidatura presidencial, Néstor Kirchner. El santacruceño sopla
la vela de una minitorta Rogel con merengue. Acababan de anunciar la fórmula con
la oficialista omnipresencia de Chiche Duhalde. Los muchos representantes del
Frepaso fueron los más entusiastas al aplaudir de pie las palabras de los
integrantes del Frente para la Victoria, y se esmeraron en aclarar que la
fórmula fue formada en las últimas horas, aunque los muy modernos pósters con la
leyenda Kirchner-Scioli que empapelaban el lugar parecía desmentirlos. La
decisión desató algunas renuncias de funcionarios menemistas de la Secretaría de
Deporte y Turismo, y resonaron las críticas de "veletismo" por parte de
dirigentes del Justicialismo porteño que se sintieron desairados luego de ayudar
a Scioli a ganar las elecciones internas para jefe de Gobierno de la Ciudad, el
domingo último. Por eso Scioli se apoya en Roberto Bermúdez (amigo de fierro de
su época de motonauta y hoy su asesor más confiable) cuando vuelve a contar su
tropa después del anuncio, y no abandona su cara de guerra cuando empieza la
entrevista con GENTE.

-Se lo ve entre contento y algo aturdido o preocupado… ¿Por qué lo hizo? ¿Por
qué este salto?
-Yo lo llamaría paso. Estoy dando un paso trascendental en mi vida política y en
mi vida personal, y estoy conmovido y emocionado por este momento tan especial
para mí, para Karina, y también para mi hija Lorena.

-Algunos creen que se equivocó, y que acaba de dar un paso en falso...
-Lo único que no doy es… ¡ni un paso atrás! Aunque sé muy bien que no es una
decisión fácil.

-¿Cómo llegó este cambio, que para algunos es un alineamiento con Duhalde y una
traición a Menem, el hombre que lo inició en la política?
-Con esta decisión me juego entero, como me jugué toda mi vida. Estas últimas
horas las pasé con una gran carga emotiva, pero pensando una y otra vez la misma
frase: "Ni un paso atrás".

-¿A pesar de darle la espalda a Menem?
-Por Menem siento profundo respeto y agradecimiento.

-Entonces, ¿por qué apuesta a Duhalde?
-Porque Duhalde y mis compañeros de gabinete lograron encauzar y revertir la
crisis. Conclusión: los dos, Menem y Duhalde tienen grandes méritos que respeto.

-¿Cómo quedó su relación con Menem?
-Es un hombre de una fuerza y una perseverancia extraordinarias, pero hoy quiero
hacer mi propio aporte.

-No me contestó la pregunta: ¿cómo quedó su relación con Menem?
-Las críticas oportunistas no me distraen, y tampoco las contesto.

-¿No tiene cargos de conciencia?
-No. No soy un desagradecido, y nunca voy a estar en contra de Menem, porque los
dos estamos a favor de la Argentina.

-Pero en las elecciones tiene que enfrentarlo…
-Mire: cuando corría en lancha, jamás me fijaba en lo que hacían los demás.
Trabajaba sobre lo mío…

-Usted podría haber hecho una gran elección en la Capital Federal, y conseguir
tal vez un triunfo histórico para el Justicialismo. Por eso, muchos de los que
lo acompañaron sienten que los abandonó… ¿Qué les contesta?
-Les digo que el desánimo no nos lleva a ninguna parte, y que si no ayudamos a
toda la Argentina, de nada vale un triunfo en la Capital.

-Reutemann se bajó de la carrera política para no enfrentar a Menem. ¿Cree que
usted puede tener mejor suerte en esa batalla?
-No sé, pero no voy a aflojar. Y le aclaro algo: no estoy acá para difamar ni
para marcar debilidades de los demás sino para impulsar la fuerza de nuestra
gente.

-¿Karina, su mujer, no intentó disuadirlo?
-Ella es capaz de cualquier sacrificio, y me banca. Mi hija Lorena, en cambio,
no lo entiende, y desde que se lo dije… ¡no para de llorar!

-¿Por qué?
-Porque se enteró por los diarios…

-¿Usted no se lo dijo?
-No, porque mi decisión no estaba tomada. Pero alguien lo dio por hecho, lo
difundió, y ella lo tomó muy mal, sobre todo porque oyó y leyó críticas muy
dolorosas.

-¿Qué le dijo para calmarla?
-Que doy este paso por ella y por todos los jóvenes. Quiero demostrarles que lo
mejor de la Argentina no está en el pasado sino en el futuro.

-¿Qué actitud tomaron sus amigos?
-Muchos me aconsejaron: "No lo hagas, cuidate". Pero también me dijeron, en su
momento, que no renunciara a mi banca de diputado. Era más cómodo seguir allí,
pero no nací para las cosas fáciles. Y sé que la gente me va a apoyar.

-¿Tiene buena química con Kirchner?
-Sí. Porque es un luchador simple y llano, y porque me tuvo confianza. Nuestro
primer encuentro fue a fines del año pasado, en Calafate, en el glaciar. Era mi
cumpleaños. Y hoy, cuando soy su candidato a vicepresidente…, festejamos el
cumpleaños de él.

-Esa coincidencia no parece un argumento demasiado sólido…
-Pero hay otras razones. Kirchner encontró el camino para que Santa Cruz tuviera
el menor índice de mortalidad infantil y el menor índice de desempleo del país.
Eso me convenció para sumarme a su esfuerzo.

-Pero usted, muy ejecutivo e hiperactivo, ¿por qué aceptó una candidatura a
vicepresidente, un cargo de tan poco peso en este país?
-Porque a ese cargo puedo darle mi impronta personal. Por ejemplo, no voy a
parar de recorrer el país, como lo estoy haciendo ahora, para conocer sobre el
terreno las necesidades de la gente.

-De todas maneras, siempre va a estar acosado por las críticas: no es muy común
que alguien pegue un salto tan sorprendente…
-No importa. No es hora de especulaciones, y sé que no voy a aflojar.

Estoy dando un paso trascendental en mi vida política y en mi vida personal, y estoy conmovido y emocionado por este momento tan especial para mí, para Karina, y también para mi hija Lorena"">

"Estoy dando un paso trascendental en mi vida política y en mi vida personal, y estoy conmovido y emocionado por este momento tan especial para mí, para Karina, y también para mi hija Lorena"

Martes 25 de febrero. Scioli poco después de terminado el acto de lanzamiento de la fórmula oficialista que integra con Kirchner y a minutos de su entrevista con GENTE.

Martes 25 de febrero. Scioli poco después de terminado el acto de lanzamiento de la fórmula oficialista que integra con Kirchner y a minutos de su entrevista con GENTE.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig