“No soy ni pienso ser la rebelde de la familia” – GENTE Online
 

“No soy ni pienso ser la rebelde de la familia”

Actualidad
Actualidad

Las canciones de mi papá me divierten mucho”, dice Rosario Ortega (21), la menor de la familia, y entona suavemente Fiebre de primavera, aquel tema que Palito convirtiera en hit nada menos que junto a Violeta Rivas. Sonríe, divertida, y luego cuenta que no sabe cómo, pero muchas de ellas aparecieron mágicamente en su i–pod, y confiesa que las disfruta. A manera de contrapunto, tarareamos La felicidad en la mesa de un bar de Palermo, cortado de por medio:
Antes nunca estuve, así enamorado
No sentí jamás, esa sensación
La gente en las calles, parece más buena
Todo es diferente, gracias al amor.

Y ella mueve los hombros siguiendo el compás. Luego sonríe amable y aclara: “Son temas ideales para una fiesta”. Rosario es dueña de una belleza singular: su boca es perfecta, tiene rostro de ángel, los ojos grandes, un cuerpo de niña–mujer, y su cabello largo, con el que juega todo el tiempo.

Sí, es la menor del clan Ortega, y parece que no le interesa ingresar al mundo de la farándula: “No me interesa la fama. Hablo con vos porque ahora tengo algo para decir. Si no, preferiría mantener mi perfil bajo”. Además de ser la hija menor de Palito Ortega y Evangelina Salazar, y hermana de los reconocidos Martín (productor), Julieta (actriz), Sebastián (productor), Luis (director de cine) y Emanuel (cantante), está de novia desde hace ya casi dos años y medio con Joe Fernández, músico y ex pareja de Flavia Palmiero. “Lo conocí por un amigo de él que me invitó a escucharlo. No fue flash a primera vista, al menos de mi lado, pero ahora estamos muy enamorados. Eso sí: quiero aclarar que no me caso el año que viene, como dijeron algunos. Estoy muy bien, pero nada que ver. Lo aclaro porque amigas y amigos míos me llamaron cuando lo leyeron para recriminarme que no los había invitado. ¿Está?”, puntualiza.

Ella hizo coros con su papá en algunos shows, con Iván Noble, marido de su hermana Julieta, con Joe, su novio, pero hace tiempo que tiene su propia banda y fue elegida por el actor Ethan Hawke –ex esposo de Uma Thurman– para grabar tres temas para la película The Hottest State, la segunda que dirigió, y que ya se estrenó en los Estados Unidos.

¿Cómo llegó la menor de los Ortega a Hollywood? Ella misma lo cuenta: “Conocí a Jesse Harris en 2004 en una tanguería de San Telmo, cuando Norah Jones vino a nuestro país. El es autor de casi todos los temas que ella interpreta, un grosso. A mí me encanta Norah, y también escucho a Willie Nelson, Bright Eyes, Feist, Cat Power. Bueno, de caradura le acerqué un material mío y quedamos en contacto. El iba a ser el encargado de la banda de sonido de la peli. Viajé varias veces a Nueva York, y en uno de esos viajes me encontré con Jesse y Ethan. Entré al estudio para hacer una prueba, y cuando salí me dijeron: ‘Ya quedó grabado’. Les dije si no querían que cantara de nuevo para que saliera mejor. ‘Es inmejorable’, me contestaron. No lo podía creer. La protagonista del film es la colombiana Catalina Sandino Moreno, y yo hago el doblaje cuando ella canta”.

En los créditos de la película figura como Rosario Ortega, pero en el disco aparece con el seudónimo de Rocha, que responde a su nombre, claro, porque así la llamaban sus compañeras en la escuela secundaria. Algunos de sus temas pueden escucharse en www.myspace.com/bluerocha.

–¿Y cómo definirías la música que hacés, Rosario?
–Difícil. Digamos que las canciones tienen algo de folk y un poco de pop. No es rock heavy ni pop comercial.

–¿Te preparaste mucho para esta aparición musical o es el don familiar el que se impuso?
–Estudié flauta traversa, canto, guitarra. Y comienzo en la facultad la carrera de Producción con medios electroacústicos.

–¿Y qué dice tu padre?
–A papá le gusta la música que hago.

–¿Y el resto de la familia?
–Mamá viene de un lado que no tiene nada que ver con la música, pero siempre me apoyó. Y mis hermanos también lo hacen. Nadie me cuestiona.

–¿Es cierto que probó con la actuación y el modelaje?
–(Sonríe) Nooo, pará. Digamos que estudié actuación con Hugo Midón, pero cuando era muy chica.

–¿Y la tentaron para trabajar?
–Sí, para Chiquititas y otra tira que se iba a hacer. Pero no quise, le tengo demasiado respeto a actuar. Y como no estoy preparada, no lo hago.

–¿Y modelo?
–Nunca de pasarela. Hice campañas gráficas para Circus, John Foos, y hace poco para Juana de Arco. Las fotos me agradan, pero no para seguir una carrera como modelo. Lo mío es y será la música. Ahora estoy estudiando canto con Gabriela Torres.

Ahora Rosario está ilusionada con la aparición de su primer disco. Tiene ofertas de dos productores franceses para grabar muy pronto. Ya estuvo en París y regresará en un mes, para continuar con el trabajo y las negociaciones. “Voy despacio, porque quiero hacer las cosas bien. Prefiero que me conozcan por lo que hago. Entiendo que me pregunten por mi familia, pero me da pudor hablar de mi intimidad”, explica.

–Alguna vez te definieron como una chica algo rebelde. ¿Qué decís?
–No, nada que ver. Nada más alejado de la realidad. No soy ni pienso ser la rebelde de la familia. Nadie es escandaloso entre los Ortega. Y yo no pienso ser la excepción.
Rosario siente pasión por la música: “<i>Voy despacio, porque quiero hacer las cosas bien. Prefiero que me conozcan por lo que hago, no por mi intimidad</i>”, explica.

Rosario siente pasión por la música: “Voy despacio, porque quiero hacer las cosas bien. Prefiero que me conozcan por lo que hago, no por mi intimidad”, explica.

“<i>No me interesa la fama. Hablo con vos porque ahora tengo algo para decir. Si no, preferiría mantener mi perfil bajo; pero entiendo que me pregunten por mi familia</i>”.

No me interesa la fama. Hablo con vos porque ahora tengo algo para decir. Si no, preferiría mantener mi perfil bajo; pero entiendo que me pregunten por mi familia”.

“<i>En mi familia todos me apoyan, nadie me cuestiona. Ah, y por favor aclará que todavía no me pienso casar, como dijeron algunos. Cuando mis amigos lo vieron publicado, me llamaban ofendidos porque no les había dicho nada</i>”, comenta.

En mi familia todos me apoyan, nadie me cuestiona. Ah, y por favor aclará que todavía no me pienso casar, como dijeron algunos. Cuando mis amigos lo vieron publicado, me llamaban ofendidos porque no les había dicho nada”, comenta.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig