Es que acá te exigen tener curvas por demás", denuncia ella. Hoy, con 20 cumplidos y sin cirugía alguna, triunfa en el exterior: sedujo al fashion europeo y ya desfiló para las casas de moda más prestigiosas como Prada, Chloé, Húngaro, Paco Rabanne, Channel y Christian Lacroix." /> «No seré una argentina pulposa, pero triunfo en Europa» – GENTE Online
 

"No seré una argentina pulposa, pero triunfo en Europa"

Actualidad
Actualidad

"Viajo con un oso que me regaló papá, mis fotos y mis discos de Coldplay." Y esas tres cosas fueron las primeras que empacó cuando le confirmaron desde la agencia Hype Manangment que viajaría a Francia. Atrás, entonces, quedó su casa rosarina -esa que la vio nacer y crecer-, quedaron sus amigos, su familia, su pasado.

Hoy, Romina Lanaro tiene 20 años y un sueño cumplido: es modelo internacional. Porque le bastó con pisar París para que los diseñadores más respetados del fashion europeo la pidieran en sus pasadas. Ya desfiló para las casas Prada, Chloé, Emanuel Húngaro, Paco Rabanne, Channel y Christian Lacroix, entre otros.

"Cuando me vi en las revistas francesas no lo podía creer; pensar que antes miraba los desfiles por tele desde mi casa y moría por estar ahí", comenta orgullosa de sus últimos pasos.

-¿Qué pasó con usted en la Argentina, que donde no tuvo la misma suerte?
-Digamos que no soy el prototipo de la modelo nacional.

-¿…?
-Para ser suceso acá, debería haber nacido con un poco más de lolas. Jamás me animé a transar con las cirugías, no me interesa. Y hoy, no me arrepiento: no seré pulposa, pero triunfo en Europa.

-Las flacas como usted no están de moda, ¿Eso quiere decirnos?
-Exacto. Para tener éxito en la Argentina hay que ser pulposa, sí o sí. Las flacas y altas, no somos aceptadas en el fashion local. Pero, por suerte, matamos en el exterior.

Empezó a modelar a los 14 años en su Rosario natal. A los 16, se mudó a Buenos Aires para probar suerte y no le fue nada bien. "Algunos no se explican este fenómeno, pero es así: las diosas que triunfan en la Argentina no son aceptadas afuera y viceversa. Mirá sino a María Inés Rivero o Daniela Urzi; siempre tuvieron más suerte afuera que acá."

Se define como una chica casera y, a la hora de elegir, siempre busca estar cerca de los suyos. Y ellos son: papá Sergio Lanaro, mamá Gladys Worff, sus tres hermanos: Franco (15), Santiago (12), Jerónimo (6 meses) y su novio Pablo (con el que ya lleva cinco años).

-¿Le teme a la competencia?
-No. No. Yo creo que todas somos diferentes y cada una va buscando su camino. Mi meta es llegar a ser una modelo internacional, obviamente trabajando. Y llegar hasta el final.

-¿Cuál sería su cima?
-(Risas). Giselle Bundchen, ¿suena a mucho?

por Flavia Romero
producción: Sergio Barbaro
peinó: Octavio para Barcelona Peluqueros con producción Bed Head Tigi
agradecimientos: María Vázquez, Laura Valenzuela, Susila Tantrik, Ricky Sarkany y www.generalpazhotel.com.

Tiene 20 años, 1,80 de altura y 80-60-88 centímetros de curvas. En la Argentina no la querían porque tenía pocas lolas. Hoy, es la nueva cara de la casa María Vázquez, y la rompe en Europa.

Tiene 20 años, 1,80 de altura y 80-60-88 centímetros de curvas. En la Argentina no la querían porque tenía pocas lolas. Hoy, es la nueva cara de la casa María Vázquez, y la rompe en Europa.

Para triunfar en la Argentina debería haber nacido con un poco más de lolas. Y yo jamás me animé a transar con las cirugías, no me interesa"">

"Para triunfar en la Argentina debería haber nacido con un poco más de lolas. Y yo jamás me animé a transar con las cirugías, no me interesa"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig