«No quiero que me encasillen como la nueva bomba sexy» – GENTE Online
 

"No quiero que me encasillen como la nueva bomba sexy"

Actualidad
Actualidad

Aunque cueste creerlo, en un metro setenta y dos centímetros entran dos personas. Tenemos, por un lado, la Agustina a la que le gusta el cine de suspenso, la comida casera y las canciones de Carla Bruni. El anverso de esta modelo de veintidós años es lo que primero salta a la vista: contundentes medidas, 90-62-90, y una actitud a la hora de posar que le hace temblar el pulso a cualquier miembro de la platea masculina. Agustina, a esta altura algo obvio, comparte mucho más que el apellido con su hermana Emilia. Algo debe pasar en esa familia, ¿no? Porque ella viene a confirmar que Attias es lo más parecido a una marca registrada en la factura nacional de bellezas explosivas.
Lo suyo con el modelaje empezó a los trece años, así como quien no quiere la cosa: la pararon en la calle para preguntarle si aceptaba hacer unas fotos para una agencia de modelos. En menos de un año empezaba un maratónico recorrido por castings que dejó como saldo trabajos en publicidades para Inglaterra, Francia y hasta la aparición en un video de los Babasónicos. Dice Agustina: “Después dejé de lado mi faceta de modelo, porque me dediqué a estudiar teatro durante tres años con Valentina Fernández de Rosa”.

–¿Y cómo siguió tu vida?
–Normal. Terminé el secundario y, como tenía ganas de ayudar a los demás y lo mío no era la Medicina, me anoté en Nutricionismo. Pero me mató el CBC y dejé la universidad. De todas formas, más adelante quiero estudiar una carrera, porque me parece que el hecho de cursar te abre la cabeza. Es otro mundo, te baja, te hace vivir otras realidades distintas.

El que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen, dice el refrán. Y así fue, nomás, con Agustina. Después del teatro y la frustrada incursión universitaria, volvió al modelaje (hoy es la nueva cara de la campaña de Alana). “En realidad, no es lo mío. Me divierto haciéndolo, porque soy muy coqueta. Me encanta que me maquillen y sentirme como una mujer fatal. Pero yo juego a ser modelo porque me gusta hacer un personaje, transmitirle emociones a la gente. Siempre me gustó imitar. Sueño con hacer una comedia musical, porque también me encanta bailar. Además, pienso seguir estudiando teatro con Roxana Randó y baile en la escuela de Reina Reech. Creo que un actor tiene que ser lo más completo que se pueda”, dice Agustina.

–¿Te divertiría ser la nueva vedette de Sofovich o de algún capocómico?
–Me gustaría trabajar con Gerardo, pero en algo más del tipo music hall. Me coparía jugar con un papel sexy, pero no muy de vedette, porque no es lo mío. A lo mejor, una coreografía como la que hizo Emi, algo que no sea sólo mostrar el cuerpo. Aunque, te digo la verdad, ¡me encantaría tener un caño en mi casa!

–Ok, vedette no, pero, ¿te hubieras animado a bailar en el caño para la televisión?
–(Risas) Sí, me encanta bailar, y me gustaría estar en Bailando por un sueño. Está bueno el show.

–Tinelli sí, Playboy no.
–No, Playboy no. Le agradezco la oferta a la gente de la revista, pero no quiero hacer un desnudo. Yo prefiero seducir con el misterio. Estoy en el principio de mi carrera y no me gustaría presentarme al público de esa manera. Sinceramente no quiero que me encasillen como la nueva bomba sexy.

–¿Cómo sos puertas adentro, Agustina?
–En casa me relajo: cero tacos, cero maquillaje. Sólo me produzco para mi novio.

–¿Ah, estás de novia?
–Sí, hace dos años. Se llama Diego, es diseñador industrial y trabaja en su profesión, en un estudio. Lo conocí en Asia de Cuba y, aunque nunca pensé que iba a conseguir novio en un boliche, lo miré y no le pude sacar los ojos de encima. Al poco tiempo empezamos a salir.

–¿Celoso?
–No, para nada. Es más: le encanta verme en fotos sexys. Las guarda en su computadora. Muchas veces le he pedido que me acompañe a los eventos, porque con él al lado alejo a los babosos.

–¿Viven juntos?
–No. Yo vivo con mi mamá, mi hermano y mi hermana melliza, Bárbara, pero estamos con muchas ganas. Yo quiero tener mi espacio, y mudarnos juntos es una posibilidad. Porque, aunque me gusta estar sola, también necesito la compañía de alguien.

–¿Qué proyectos laborales tenés?
–Estoy haciendo un personaje menor en Son de Fierro: soy la compañera de colegio de Vanesa González (Morena Fontana en la serie). Y también hay un proyecto de cine con Nicolás Capella. Se comenzaría a filmar en septiembre y el nombre tentativo es La mujer perfecta. Mi rol sería el de una periodista, una chica muy seductora y muy malvada.

–¿A qué mujeres del ambiente admirás?
–A mi hermana, obviamente, a Claudia Lapacó, a China Zorrilla y a Cristina Banegas. Pero me gustaría tener una carrera parecida a la de Mariana Fabbiani, porque es linda, puede posar, hace conducción y encima es buena actriz.

–¿Cómo es la relación con tu hermana Emilia?
–Genial. Nos llevamos bárbaro. Me re-banca y se pone contenta por todo lo que estoy haciendo. Vive elogiándome. No me molesta que me comparen con ella. Y eso tampoco es algo nuevo, siempre lo hicieron. Desde chicas siempre comparaban quién era la más linda o la más alta…

–¿Te intimidaba eso?
–Antes me daba miedo. Ahora no. Sé que tengo que estar segura, preparada, pese a que sea la hermana de alguien conocido. Al principio quizás me miren con recelo, pero estoy muy segura de lo que soy, de lo que puedo hacer y sé que después voy a terminar siendo Agustina Attias, y no sólo la hermana de Emilia. Al igual que su hermana Emilia, produce infartos al por mayor. Aunque no se reconoce como una femme fatale, dice: “<I>¡Me encantaría tener un caño en mi casa!</i>”.

Al igual que su hermana Emilia, produce infartos al por mayor. Aunque no se reconoce como una femme fatale, dice: “¡Me encantaría tener un caño en mi casa!”.

“<i>Diego, mi novio, no es nada celoso. Es más, le encanta verme en fotos sexys y las guarda todas en su computadora</i>”.

Diego, mi novio, no es nada celoso. Es más, le encanta verme en fotos sexys y las guarda todas en su computadora”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig