“No quiero desnudarme… aunque pierda plata” – GENTE Online
 

“No quiero desnudarme... aunque pierda plata”

Actualidad
Actualidad

Natalia Botti, a los 22, chica de Tortuguitas, es una de esas morochas terribles, bien latina, o bien del país. La reacción típica sería: "Uy, ¡Dios mío!" Y bueno, tiene con qué: 90-62-92, en su metro setenta y su carácter gentil. Usted, de seguro, la vio en los comerciales de Coca Cola y Rexona, el año pasado. Este 2005, anduvo por otras costas, y le fue muy bien, de la mano de Willy García Navarro (38), su manager y dueño de su agencia, García Navarro Models, por demás su afortunado novio. En breve, la gira de Natalia sigue, pero se lo lleva a su hijo, Bautista, que tuvo a los 18. Tan joven maternidad no le alteró la vida; además, con el padre del chico está todo más que bien. Claro que ella podría explotar sus curvas en otros ámbitos -léase, por ejemplo, el territorio de una vedette-. Pero Natalia no quiere, no le va. Ni le importa si esa decisión le cuesta los grandes billetes, o la gran fama. Ella tiene su buena moral al respecto.

-Acabás de cerrar una etapa en el Natalia Botti world tour, por así decirlo.
-¡Ja, ja, ja! Y si. Trabajé en Chile, para ser la cara de Sedal en toda Sudamérica y México; hice el comercial de tevé de Axe, para México también, y el de Coca Cola, para Grecia; después la gráfica de Palma Rosa, una marca de trajes de baño colombiana muy importante. A su vez, tengo tres opciones para hacer cosas dentro de poco en Montreal, Canadá, y en septiembre me voy a Los Angeles para hacer el catálogo de Macy's. Después de eso, me voy por dos meses a España, a probar suerte.

-Tu hijo se va a poner como loco…
-¡No! ¡Viene conmigo! Es que si nunca me fui lejos por mucho tiempo es precisamente por él. Además, viajo con Willy. La verdad es que me encanta, ¡además de cobrar en dólares! Es más difícil que el mercado nacional, que es más comercial.

-Digamos que en la Argentina te reclaman mostrar el cuerpo constantemente.
-Son las reglas del juego. Todo bien, pero yo tengo un límite. Ni desnudo, ni topless, ni nada. Tiene que ver en la forma en que te educan. Si tenés la actitud y lo podés hacer, genial. Yo no lo voy a hacer. Por mi hijo, mi familia, por mil cosas. En la Argentina el concepto de modelo está bastante distorsionado. Afuera, una modelo no es una vedette, es una mannequin. Pero acá está todo un poco más mezclado.

-Supongamos que tengo una valija llena de plata y un boleto de ida a la fama, con la condición de que muestres todo…
-No lo hice hasta ahora ni lo pienso hacer. No quiero desnudarme... aunque pierda plata. Y si nadie me conoce porque no me desnudo, no me importa. Si muestro todo de una vez, después, ¿cómo lo sostengo? No está en mi carácter.

-Hablabas de familia.
-Sí, de Tortuguitas toda la vida. Mi viejo. Eduardo, tenía un taller mecánico, ahora tiene un local de ropa. Mi vieja, Susana, ama de casa. Y tengo tres hermanos, si te interesa.

-¿Y con Willy? ¿La diferencia de edad es un problema?
-Nunca la noté. Yo estoy enamoradísima de él. Con Bautista se lleva bárbaro, son casi como padre e hijo.

-Ahora, enumeremos tus virtudes.
-¿Físicas? No soy una mina perfectita, soy más rara, exótica. Más latina. Pero por suerte, gusta y vende.

-La última: ¿qué hace falta para ser top model?
-Constancia, "pilas" y suerte. Y estar en el momento justo, en el lugar justo.

-¿Deseás ese status?
-No lo busco. Si llega, fenómeno, es fruto del trabajo. Aunque reconozco que en mi profesión no hay que ser demasiado inocente, porque si no, te pasan por encima.

Muestra pero, dice ella, “<i>hasta ahí</i>”. Y en el exterior, mucho trabajo: fue la<br />
cara de Sedal para toda Latinoamérica, <i>Coca Cola </i>para <i>Grecia</i>, y en septiembre,<br />
será la de <i>Macy’s</i>,<br />
la gran tienda estadounidense.

Muestra pero, dice ella, “hasta ahí”. Y en el exterior, mucho trabajo: fue la
cara de Sedal para toda Latinoamérica, Coca Cola para Grecia, y en septiembre,
será la de Macy’s,
la gran tienda estadounidense.

top model? si llega, fenómeno, es fruto del trabajo. aunque reconozco que en mi profesión no hay que ser demasiado inocente, porque si no, te pasan por encima"">

"¿Ser una top model? si llega, fenómeno, es fruto del trabajo. aunque reconozco que en mi profesión no hay que ser demasiado inocente, porque si no, te pasan por encima"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig