«No necesito andar contando con quién me acuesto o con quién me levanto» – GENTE Online
 

"No necesito andar contando con quién me acuesto o con quién me levanto"

Actualidad
Actualidad

"De eso no se habla…", dirá Valentina durante la entrevista. Y "eso", el tema prohibido para ella, es el amor.
El diálogo se dio así:
-¿Cómo te sorprendieron los 30?
-Muy bien. Trabajando, que ya es mucho.
-Y en lo personal, ¿estabilizada también?
-Mmm… De eso no se habla.
-¿…?
-De verdad, no hablo de mi vida privada.
-Bassi no habla de amor.
-Ni de amor, ni de ningún otro tema que tenga que ver con mi vida personal. No es que busque generar misterio a mi alrededor, sino simplemente, cuidar mi intimidad. Para actuar no necesito andar contando con quién me acuesto o con quién me levanto. ¿Por qué tengo que dar explicaciones de lo que hago o dejo de hacer con mi vida privada?

Sin embargo, algunos datos rompieron su silencio sepulcral: se sabe (muy a su pesar) que está en pareja con Ulises Rosell, uno de los tres directores y guionistas independientes que dirigieron la película El descanso, en 2001. El primer trabajo de su novio fue en 1998, cuando debutó como asistente de dirección en el film eMala época. Claro que Valentina prefiere hablar de su carrera actoral; la materia donde más cómoda se siente, la que más le gusta. Entonces, recuerda que en sus comienzos -cuando en 1993 hizo su primer protagónico para la película El caso María Soledad- se sintió "una chica con suerte". Y no hay dudas de eso: hoy en su currículum figuran tantos filmes (nueve en total) como trabajos para la tevé. Ahora, sin más, vuelve al presente: "Estoy haciendo el personaje Luz Reyes de Amaya en la novela Soy Gitano. Ella está casada con un hombre que la trata muy mal y aunque no se anima a dejarlo, se siente enamorada de otro… Tiene fantasías con ese tercero, pero todavía no se atreve a ser infiel…", sintetiza.

-Y vos, ¿alguna vez te animaste a llevar dos relaciones paralelas?
-No, nunca. Igual, ya te dije…

-No vas a hablar de tu vida privada. Contame lo del teatro, entonces, que a vos te divierte.
-Más que divertirme, me parece que es una tarea importante, que si bien no es marketinera todos deberían difundir. Se trata de Teatro por la identidad; somos un grupo de artistas que apoyamos la causa de Abuelas de Plaza de Mayo. Esta iniciativa surgió como una necesidad de juntarse, encontrarse y movilizarse. Unos apoyan la causa de Abuelas y otros se acercan por simple curiosidad.

-¿Cómo nació?
-Un día, Abel -secretario de Abuelas que busca a su hija- y Mariana -una de las nietas que encontró a su hermano hace unos años- me dijeron: "Deberían ayudarnos. A nosotros la gente no nos escucha tanto porque enseguida nos asocian con la política. En cambio ustedes los actores y músicos sí tienen voz". Y pusimos manos a la obra. La idea es instalar en la sociedad el tema del derecho a la identidad; de esa forma será más fácil encontrar a los pibes que todavía no se reencontraron con su familia y que son como 500. Te hago la síntesis: en el año 2000 estrenamos la primera obra, A propósito de la duda, y aún hoy seguimos trabajando.

-Y vos, ¿qué extrañás de tu otra identidad, esa que tenías en Trelew antes de la fama?
-¡Huy…! Un montón de cosas: la playa, sobre todo. Los fogones con mis amigos, meterme en el mar en pleno invierno, el frío; ese frío que te lastima la cara y te hace sentir tan viva.

-¿Ahora no lo estás?
-Sí, claro que sí. Pero es distinto. Hoy siento nostalgia, fue una linda época, pero el presente lo disfruto y mucho.

-Obviamente no puedo preguntar por qué o con quién…
-Por mi trabajo es el porqué. El con quién, me lo guardo.

-¿Tus sueños también son reservados?
-Algunos, sí. Otros te los puedo contar: sueño con viajar y hacer teatro. Eso sería como la combinación ideal: recorrer con una obra distintas provincias o distintos países.Por suerte, mi gran fantasía no es imposible de realizar.

por Mariana Montini
fotos: Maximiliano Vernazza
producción: Gabriela Díaz y Sergio Bárbaro.
agradecemos a Gala, Ricky Sakany, Susila Tantrik y Kosiuko.

Sexy y jugada para las cámaras. Recatada y reservada para la vida. Valentina -aunque no lo confiesa- está en pareja con el director de cine Ulises Rosell.

Sexy y jugada para las cámaras. Recatada y reservada para la vida. Valentina -aunque no lo confiesa- está en pareja con el director de cine Ulises Rosell.

De Trelew, el lugar donde nací, extraño la playa, los fogones con mis amigos, meterme en el mar en pleno invierno y el frío… ese frío que te lastima la cara y te hace sentir tan viva…"">

"De Trelew, el lugar donde nací, extraño la playa, los fogones con mis amigos, meterme en el mar en pleno invierno y el frío… ese frío que te lastima la cara y te hace sentir tan viva…"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig