«No me veo parecida a nadie» – GENTE Online
 

"No me veo parecida a nadie"

Actualidad
Actualidad

"En el secundario siempre estaba a punto de que me echaran por las amonestaciones y las llegadas tarde. Era la típica pavota", recuerda María Pía Slapka (22) como si hubieran pasado siglos. Hoy, sólo cuatro años después de haberse recibido de bachiller, es una modelo con una carrera exitosa y dice que su mayor virtud es la puntualidad y que se toma la vida muy en serio. Tanto que ya formalizó con Paul García Navarro (36), ex notero de televisión y uno de los dueños de GN Models, la agencia que la representa. “Si nos amamos, ¿por qué esperar?”, se pregunta sin una sola pizca de maquillaje y dispuesta a contar algunos secretos íntimos. Por ejemplo, que jamás de los jamases aceptará posar desnuda frente a un fotógrafo.

–¿Ni siquiera un desnudo artístico, cuidado, con criterio estético?
–No. No es que me parezca mal que otras lo hagan, pero me daría mucha vergüenza. Tampoco soy una monja, me gusta verme sexy, pero jamás me mostraría así. Estoy casada y siento que estaría regalando algo muy íntimo. Debe tener que ver con mi educación.

Llegó al mundo junto con la democracia, el 5 de abril de 1983. Hija de María Julia Butler y de Alfredo Slapka, Pía creció en San Isidro y luego en Don Torcuato, alrededor de cinco hermanos. El tiempo pasó y se convirtió en una de las mujeres más lindas de la Argentina. Cuerpo, perfecto: 1,69 de altura y 88-60-88 de medidas. Ojos, para detenerse a admirar y adivinar: ¿son grises o verdes? Para sustentar tanta belleza, la Cámara Argentina de la Moda acaba de nominarla como Mejor Modelo Publicitaria, terna en la que compite nada menos que con Carolina Pampita Ardohain y Nicole Neumann, otras número uno de alto perfil. El de Pía, en cambio, es bastante más discreto. A los 13 hizo su primer desfile. A los 17, su primera campaña para Caro Cuore, transitando el camino que abrieran Araceli González y Valeria Mazza. Y justamente con esta última la compara Roberto Giordano en cada uno de sus desfiles. “¡Es la nueva Valeria Mazza!”, dice eufórico el peluquero.

–¿Te gusta que te comparen con Valeria?
–No me molesta. Sé que Giordano lo hace para tirarme buena onda. Sin embargo, creo que cada persona es única. Tal vez Roberto me compara con ella por el estilo o porque soy rubia, y se lo agradezco, ya que admiro la carrera que hizo Vale. Pero yo soy yo: aunque soy rubia y modelo, no me veo parecida a nadie.

–Te casaste con apenas 20 años. ¿Cómo marcha tu matrimonio?
–Muy bien. Hace un año y siete meses que estamos casados y hacía dos años que andábamos de novios. Un día yo le propuse casamiento, aceptó y concretamos.

–¿No probaron con la convivencia antes de ir al altar?
–Ninguno de los dos quería eso. Viví con mis padres hasta el día de mi boda. No le tenía miedo al compromiso. Si nos amamos y queremos pasar la vida juntos, ¿de qué sirven los ensayos?

–¿Cómo conociste a tu marido?
–En Punta del Este, cuando me entrevistó para el programa de cable My Carnal. Ya había tenido un noviazgo importante, aunque nunca me había pasado algo así. No estaba segura de lo que sentía. Recién en febrero, cuando terminaba el verano, pasó algo.

–¿Cómo te conquistó?
–A mí Paul me parece re-buen mozo, pero la verdad lo físico no fue lo primero que me llamó la atención. Me encantaba hablar con él, me daba paz.

–¿Cuál es tu estilo de seducción?
–Me encanta explorar mi lado sexy, pero mi estilo no es taaaaaaan provocador, no pasa por lo obvio. Un escote sugerente, una mirada… Lo mío es la más absoluta simpleza.

–¿Ya fantaseás con ser mamá?
–Si fuera por él ya estaríamos buscando. Todo el mundo te dice que disfrutes de la pareja, que después nada vuelve a ser parecido. Igual, me gustaría ser una mamá joven.

–¿Cómo es compartir la cama con tu manager?
–Eso fue algo que se dio. Yo estaba sin agencia, y él y su hermano Willy armaron GN Models. Estoy contenta, les va bárbaro y también lo están todas las chicas. Te repito: se dio y lo piloteamos bastante bien.

–¿Cómo cuidás tu cuerpo y cuáles son tus secretos de belleza?
–Antes, en el colegio, jugaba al hockey. Ahora estudio danza jazz, porque me fascina bailar, y entreno cuatro veces por semana en el gimnasio. Después, soy cero sofisticada. ¿Mi única producción? A pesar de ser rubia natural, me aclaro el tono. Aparte, antes de que preguntes, por ahora no pasé por el quirófano. Ni siquiera me agregaría lolas. ¿Mirá si me llegan a quedar mal?

Mide 1,69 y sus curvas dictan 88-60-88. Empezó a trabajar como modelo a los 13 y hace dos años debutó en televisión como 
co-conductora de Juan Gujis en el programa 
El show creativo.

Mide 1,69 y sus curvas dictan 88-60-88. Empezó a trabajar como modelo a los 13 y hace dos años debutó en televisión como
co-conductora de Juan Gujis en el programa
El show creativo.

Vivi con mis padres hasta el dia de mi boda. No le tenia miedo al compromiso. Con Paul nos amamos y queremos pasar la vida juntos, ¿de que sirven los ensayos?"

">

"Vivi con mis padres hasta el dia de mi boda. No le tenia miedo al compromiso. Con Paul nos amamos y queremos pasar la vida juntos, ¿de que sirven los ensayos?"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig