“No me conformo con enfrentarme al mejor: le quiero ganar” – GENTE Online
 

“No me conformo con enfrentarme al mejor: le quiero ganar”

Actualidad
Actualidad

La pregunta intentó ser cómplice.

–¿Esto –léase enfrentarse a una rueda de prensa multitudinaria, varias entrevistas mano a mano, sesiones de fotos, pedidos de autógrafos, acoso– es peor que pelear contra Floyd Mayweather?
Y Marcos Maidana –el Chino, pícaro y divertido– devolvió su mirada más certera.
–No, che, la verdad que no.
........................................................................................

Uno no lo sabe, porque son pocos los que viven la adrenalina de trepar a un ring, ver cómo retiran el banquito y te dejan solo, desnudo, cara a cara con tu destino... y en este caso, frente al mejor peleador de los últimos quince años. Maidana podrá comprobarlo el 3 de mayo, en la glamorosa Las Vegas. Y anticipa que no, que ni siquiera esta locura que lo acorrala, que lo expone como nunca a los ojos de los demás –justo él, tipo tímido y sencillo–, es comparable a tamaño desafío. ¿Qué se sentirá al enfrentarse al mejor boxeador del planeta? ¿Qué se sentirá tener la convicción de que nadie es invencible, y que sus puños, de los más poderosos en el deporte, son capaces de consumar la hazaña? Salvo el lógico frenesí que viviremos durante el Mundial de fútbol de Brasil, no habrá evento deportivo que iguale la excitación de Maidana versus Mayweather, con el título mundial de los welter en juego. Aficionados o no del boxeo, el efecto contagio hará que todos enciendan la tele para ver el combate (y un puñado se traslade a Las Vegas, para alentarlo in situ).

El domingo 16 de marzo, Maidana (30) se tomó el avión rumbo a los Estados Unidos, para seguir entrenándose allá y esperar la gran cita. Antes dejó flotando una frase: “Voy a dejar todo. No me conformo con estar frente al mejor. Le quiero ganar y traer el cinturón para la Argentina”.

Los últimos días fueron frenéticos para Marcos, boxeador desde la adolescencia, santafesino e hincha de Colón como Carlos Monzón, fanático de los tatuajes y ahora embajador itinerante de Agustino, la casa de ropa de la cual Jorge Rial es socio (y que le confeccionará la vestimenta para el crucial combate). El lunes 10 nació Emilia, su primera hija mujer (ya tenía a Marcos Nahuel, de 9 años, cuyo rostro lleva tatuado en el pecho). Mientras se entrenaba en triple turno en Santa Fe, preparó un viaje relámpago a Buenos Aires para brindar una rueda de prensa final. Y abarrotó el salón del hotel Panamericano, que lo recibió como el campeón que ya es. Además de mandarle dardos a Mayweather y anticipar el gran duelo del 3 de mayo, recibió una distinción especial: el ministro de Turismo, Enrique Meyer, lo nombró embajador de la Marca País, un halago que ahora comparte con ídolos de la talla de Leonel Messi, Pupi Zanetti y Diego Simeone, entre otros. “Esto me llena de responsabilidad, porque voy a representar a mi país en todo el mundo”, comentó el Chino.

Lo suyo es producto del esfuerzo y el bajo perfil. Nació en un pequeño pueblo de Santa Fe –Margarita, a 230 kilómetros de la capital y con 5.500 habitantes– y se abrió camino desde abajo, con talento de sobra. “Nunca perdió la humildad. El es feliz en su ámbito, con los suyos”, cuenta Sebastián Contursi, su asesor y hombre clave en este presente inmejorable, que lo depositó en la elite. Al cierre de esta edición, el Chino ya estaba trabajando duro en el gimnasio de su entrenador, Robert García, en Oxnard (al Sur del estado de California).

–¿Cómo vas a llegar a esta pelea?
–Mejor que nunca. Impecable desde lo físico y motivado, porque es la chance que esperé siempre.

–Nadie es invencible.
–Nadie. Mayweather es un grande, pero yo me tengo toda la fe. Además, muchos lo quieren ver perder.

–Fuiste papá de nuevo...
–Una alegría inmensa. La llegada de Emilia me va a dar más fuerzas cuando suba al ring.

........................................................................................

Para aquellos que no son entendidos: Mayweather tiene 37 años, está invicto como profesional en 45 peleas, ganó títulos en cinco categorías diferentes y embolsó más dinero que ninguno. Es multimillonario. Y hace alarde de eso (de hecho, se hace llamar Money). “Vamos a ver si me puede aguantar la mano”, desafía el Chino (1,75 de altura, 67 kilos), quien ganó 35 de sus 38 combates (31 por nocaut). Ya sueña. Y nosotros con él.

El gesto duro, reconcentrado, con la imagen de su rival en el fondo. El argentino, campeón welter AMB, unificará las coronas contra el estadounidense. Tremendo desafío.

El gesto duro, reconcentrado, con la imagen de su rival en el fondo. El argentino, campeón welter AMB, unificará las coronas contra el estadounidense. Tremendo desafío.

Sus últimos días en Buenos Aires resultaron frenéticos. Periodistas y fans lo siguieron a todos lados, y él siempre se mostró con una sonrisa. Aquí, junto a su hija Emilia, quien nació el 10 de marzo, en Santa Fe. Ya tenía a Marcos Nahuel, de 9 años. Motivación para encarar lo que viene.

Sus últimos días en Buenos Aires resultaron frenéticos. Periodistas y fans lo siguieron a todos lados, y él siempre se mostró con una sonrisa. Aquí, junto a su hija Emilia, quien nació el 10 de marzo, en Santa Fe. Ya tenía a Marcos Nahuel, de 9 años. Motivación para encarar lo que viene.

“Mayweather sabe mucho en el ring, pero nadie es invencible. Quiero ver si me puede aguantar la mano”, afirmó el Chino, terrible pegador.

“Mayweather sabe mucho en el ring, pero nadie es invencible. Quiero ver si me puede aguantar la mano”, afirmó el Chino, terrible pegador.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig