“No imagino mi futuro cerca del rugby” – GENTE Online
 

“No imagino mi futuro cerca del rugby”

Actualidad
Actualidad

Midy Olimpique –el semanario galo reconocido en el hemisferio norte como “la biblia del rugby”– eligió al equipo ideal del año 2004. Sesenta periodistas de
todo el mundo, expertos en el deporte, votaron a sus candidatos. El resultado
fue previsible: un equipo imbatible integrado por jugadores de las potencias.
Los hay ingleses, franceses, australianos, maoríes, sudafricanos… Sin embargo,
en el medio de semejante seleccionado, justo entre backs y fowards, aparece el
nombre de un Puma: Agustín Pichot. Con el 9 en la espalda, por supuesto.

–¿Esperabas semejante distinción, Agustín?
–Para nada. Llega en un buen momento, pero tampoco me deslumbra. No me parte la
cabeza. Estos premios son raros porque los que participamos de un deporte
colectivo sabemos que no podríamos destacarnos sin el aporte de nuestros
compañeros. En 2004 salí campeón con el Stade Français y supongo que eso tiene
mucho que ver con el reconocimiento. Además, tuvimos un muy buen año con Los
Pumas.

–¿En qué momento te hacen sentir parte de la elite del rugby profesional?
–No sé. Los árbitros me reconocen… Y los rivales también saben quién soy. Pero
creo que eso tiene que ver con que hace diez años que estoy en el circuito y ya
nos cruzamos muchas veces. Pero lo más importante es el respeto que pueden
tenerme mis compañeros. Aunque no sé si es por mi juego o porque ya estoy viejo…

–Son tan sólo 30 años, Agustín. ¿Cuántos años de rugby te quedan?
–Voy a tratar de llegar al mundial de 2007, acá en Francia. Después, todo
quedará librado a cómo respondan mi cuerpo y mi mente.

–Intuyo que tenés sed de revancha…
–Me parece que podemos mejorar lo conseguido en el 99. Tenemos equipo para ir
por más. Después del mundial de Australia me quedé con gusto a fracaso. Y creo
que nuestro gran desafío va a estar acá, en el mundial de Francia.

–¿Hay recambio para Los Pumas que participaron en la gesta de Gales 99?
–El recambio ya empezó y es muy bueno. Tenemos nuevos jugadores con experiencia
en el exterior y de calidad.

–¿El interés de las potencias por los jugadores argentinos no va en detrimento
de nuestro rugby?
–Lo ideal sería que los jugadores argentinos tuvieran un campeonato de nivel en
el país. Pero nuestros torneos son larguísimos, con clasificaciones raras… Todo
esto desmotiva a los jugadores y nivela hacia abajo.

–¿Entonces la discusión ya no es si el rugby debería ser profesional?
–El régimen de clubes no necesita ser profesional. Amateur, pero de nivel. La
estructura provincial y regional sí debería ser rentada. Y serviría como paso
previo a las competencias internacionales. Después sería ideal participar de una
de las competencias más importantes de cada año: Tres naciones o Seis naciones,
en cualquiera de los dos hemisferios.

–Entre otras distinciones, te eligieron también para participar de un partido en
beneficio de las víctimas del tsunami.
–Es mi mayor satisfacción. Me conmueve que me elijan para ayudar. Yo integré
equipos de “resto del mundo” y jugué con los Barbarians británicos, pero esta
causa supera todo. Va a ser el 5 de marzo, en Twickenham.

–¿Te sentís un referente del rugby argentino?
–Eso es demasiado… Yo sólo trato de hacer las cosas de la mejor manera. Pero así
como hoy se pueden fijar en mí, soy consciente de que algún día pasás de moda.

–A propósito, ¿te convocaron para trabajar como modelo?
–(Interrumpe). Sólo posé para la campaña de Nike. Pero hay otro puma con
condiciones de modelo: Felipe Contepomi, que es un baby face y las chicas
deliran por él. Además, es un jugador tremendo.

–Entiendo que también se te dio por la pintura. ¿Conocés a alguien que tenga un
Pichot colgado en su living?
–Nadie. Yo tenía uno en Bristol… Pero nunca regalé un cuadro porque no me animo
a poner a alguien en semejante compromiso. Soy un desastre como pintor, es sólo
un pasatiempo.

–También coqueteás con el periodismo desde tu programa, Súper XV.
–Eso no es periodismo. Es un programa de cinco amigos que trabajamos para
divertirnos, y tenemos una excusa más para juntarnos.

–Alguna vez te probaste como actor. Entiendo que llegaste a tomar clases de
teatro…
–Es cierto, pero estoy más cerca del drama que de la comedia… ¡Porque mi
desempeño arriba del escenario es para llorar!

–Entonces, ¿qué pensás hacer cuando cuelgues definitivamente los botines?
–No tengo ni idea. No imagino mi futuro cerca del rugby, aunque no sé qué puede
pasar mañana. Fueron muchos años con la pelota. ¿Entrenador o manager de
jugadores? Difícil.

–¿Tu idea es radicarte definitivamente en Europa?
–No. Cuando salí de la Argentina para ser jugador profesional, siempre supe que
iba a regresar a mi país. Todavía mantengo el mismo plan: volver, como dice el
tango. Pero nunca con la frente marchita.

Ficha, como lo llaman sus amigos, celebró al pie del Arco de Triunfo su distinción como el mejor medio <i>scrum</i> del mundo.

Ficha, como lo llaman sus amigos, celebró al pie del Arco de Triunfo su distinción como el mejor medio scrum del mundo.

Como medio <i>scrum</i>, es un consagrado.  Cuando se saca los botines, pinta y sueña con su futuro.  Tomó clases de teatro y también posó como modelo.

Como medio scrum, es un consagrado. Cuando se saca los botines, pinta y sueña con su futuro. Tomó clases de teatro y también posó como modelo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig