«No hay riesgo de una Tercera Guerra Mundial» – GENTE Online
 

"No hay riesgo de una Tercera Guerra Mundial"

Actualidad
Actualidad

-Sabe qué sostenía el militar y político estadounidense George C. Marshall
(1880-1959)?

-¿George Marshall? ¿Qué cosa?

-"El único medio de vencer en una guerra es evitarla". ¿La cercana, entre los Estados
Unidos-Irak, que puede extenderse a los Estados Unidos-Corea del Norte, es una guerra evitable?

-Inevitable, irreversible y resultado del día en que los norteamericanos sufrieron la mayor baja de su historia: más de tres mil civiles en los atentados del 11 de setiembre
de 2001. A partir de allí el país comprendió que para
conseguir la seguridad interna debía apuntar al sistema
de seguridad mundial. Por eso ahora pretende la remoción
de los regímenes políticos que utilizan y generan armas
de nivel masivo: químicas, biológicas y nucleares.
Irak y Norcorea son el caso.

-Entiende que no es evitable. Pero, ¿es necesaria? ¿Por qué los Estados Unidos deben actuar de juez y parte?
-Mire: las guerras no siempre están mal. La guerra acabó con Hitler. La Argentina logró su independencia por medio de la guerra. Ahora los Estados Unidos la protagonizan.
Lo de las Torres Gemelas y el Pentágono marcaron un antes y un después. A partir de los 70 se desarrolló un crecimiento internacional sostenido en lo económico, tecnológico
y financiero. No así en lo político. Sin embargo, los ataques de un año y medio atrás combinados entre algunos de los países petroleros despertaron la política: pusieron
el sistema de seguridad en jaque y desnudaron la existencia de 60 países que esconden terroristas y establecen sociedades similares a las de Saddam Hussein-
Osama bin Laden, líder de Al Qaeda. Entonces…

-Entonces los Estados Unidos hoy buscan globalizar
la seguridad.

-Exacto. Intentan terminar con la manera individual de establecer castigos. Igual que cuando el cardenal de Richelieu penaba con la muerte -incluso acudiendo a la decapitación- el intento de los nobles y la realeza franceses el siglo XVII que dirimían conflictos personales mediante el duelo. Pretendía que semejantes decisiones sólo
estuvieran en manos del Estado.

-Arranquemos puntualmente por Corea del Norte. Los norteamericanos siguen apostando a una resolución diplomática. ¿Cuál es la amenaza a la que allí temen?
-Bueno, no es que Norcorea puede construir un arsenal
de poder masivo a nivel nuclear. Ya lo ha construido,
aunque en cantidad reducida y calidad elemental. Se trata
de misiles que superan los 500 kilómetros de distancia.
Alcanzan al archipiélago japonés. Por algo a fines de
2002 reactivaron su programa nuclear. Peligroso.

-Saltemos, volemos a Irak.
-La revolución iraquí preocupa doblemente: por su
desarrollo de armas (químicas y bacteriológicas: las mismas
que utilizó frente a Irán en los 80) y por sus vinculaciones
con grupos terroristas. El ejemplo más fiel son los
ataques a la Embajada de Israel y a la AMIA argentinas.
Irak se sitúa en un lugar crucial dentro del mapa petrolero.
Doblemente peligroso.

-Varias personalidades, incluso famosas y de distintos ámbitos, entienden que la decisión de Bush dista de ser acertada. ¿Cuál es el sentir del propio
pueblo americano?

-Hubo disímiles manifestaciones desde la contienda
de Vietnam. El mayor apoyo se recibió tras la sorpresiva
incursión de los japoneses en diciembre del 41 en Pearl
Harbor. Un 10 por ciento de la opinión pública siempre se
opone. El 30 respalda la guerra y un restante 60 por ciento
fluctúa. El último dato brindado por Washington
Post/CNN y tomado el 5 de febrero luego del discurso en
la ONU del secretario de Estado Colin Powell, demostró
que la reacción local a favor del Presidente fue del 61 por
ciento cuando antes sumaba un 54. La herida del post
11 de septiembre no cicatrizó ni cicatrizará.

-Europa se dividió ante la avanzada estadounidense:
La Unión Europea dejó afuera a las antibelicistas
Alemania y Francia, que junto con Rusia reclaman
nuevas pruebas concretas contra Hussein. ¿Prosperarán
o no superarán la protesta formal y airada?

-Ninguno cruzará la raya. La resolución 1441 de noviembre
pasado, apoyada por los 15 miembros permanentes
del Consejo de Seguridad de la Organización de
las Naciones Unidas, incluyendo a Rusia y Francia, intimaban
a Irak y Corea del Norte a desarmarse, y los norteamericanos
tampoco revisarán el tema. A su lado, apoyará
Gran Bretaña y un puñado de aliados europeos,
árabes, Australia.

-¿La Argentina se encuentra en condiciones de mostrarse de acuerdo o en desacuerdo?
-Eduardo Duhalde al principio comentó que apoyaba, y ahora duda. No obstante, el problema argentino es su irrelevancia, fruto del aislamiento. Los Estados Unidos mandaron cartas a 50 países explicando su posición. A nosotros nos evitó.

-Llama la atención el hecho de que, tal
se tratara de una reunión rutinaria, George
Bush anote en su agenda: "Febrero/
marzo/guerra Irak" y "Febrero/marzo/
riesgo de enfrentamiento Norcorea".
¿Demasiado frío y calculador o demasiado
intransigente para dar un paso atrás,
intentar disuadir y jugarse la última carta
pacífica?

-Ambas son naciones incapaces de
aceptar la disuasión. Sin embargo, la primera
aplicación práctica de la política de "intervención
preventiva" definida por Bush en su
estrategia antiterrorismo supone un desafío
mayor a la previsible victoria militar. Es el
cumplimiento de la asignatura pendiente,
heredada de su padre, cuando la acción estadounidense
en la guerra del Golfo (1991)
quedara a mitad de camino: construir un
nuevo orden político que reemplace a Saddam
y garantice la gobernabilidad. Lo
que sucedió un año atrás en Afganistán luego
de la intervención militar, con la constitución
de una coalición que sucedió al régimen
talibán, fue el mejor ensayo de lo que
viene. Con el agravante de que la ocupación involucrará
como nunca a los Estados Unidos en el conflicto de Medio
Oriente y puede acelerar el ejercicio definitivo de su
"opción imperial".

-Circula un panfleto destinado a la ONU que viene
recorriendo el planeta por Internet e insta a firmar el
no apoyo a las armas, asegurando que podrían derivar
en la Tercera Guerra Mundial. Si bien las grandes
batallas de la historia concluyeron con la victoria de
Occidente sobre Oriente, ¿no le preocupa que los ataques
a Irak provoquen descontrol en las relaciones
con Corea del Norte, que el diablo meta la pata y…?

-Olvídese. No hay riesgo de una Tercera Guerra Mundial.
En el planeta Tierra nadie disputa ni puede enfrentar
la hegemonía estadounidense.

Así define Castro el enfrentamiento Estados Unidos-Irak.

Así define Castro el enfrentamiento Estados Unidos-Irak. "Las guerras no siempre están mal. La guerra acabó con Hitler. La Argentina logró su
independencia por medio de la guerra", defiende su teoría el platense de 56 años.

La avanzada de Bush supone un desafío mayor. Es el cumplimiento de la asignatura pendiente, heredada de su Padre una vez finalizada la guerra del golfo: construir un
Nuevo orden político que reemplace a Saddam"
">

"La avanzada de Bush supone un desafío mayor. Es el cumplimiento de la asignatura pendiente, heredada de su Padre una vez finalizada la guerra del golfo: construir un
Nuevo orden político que reemplace a Saddam
"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig