«No hay nada mejor que un buen beso» – GENTE Online
 

"No hay nada mejor que un buen beso"

Actualidad
Actualidad

Fuertes, gruesos, carnosos y viriles. Son los labios más cotizados de la Argentina. Pasaron por la boca de Graciela Borges y de Araceli González, en la ficción, y la de Natalia Oreiro, en la vida. En realidad, es irresistible: él todo. En el cine, en tevé, en una campaña publicitaria, en persona. Pero son sus besos los que le dieron la fa
ma del gran macho argentino. Lo que hoy lo convirtió en el hombre más deseado. Pablo Echarri se hace cargo y empieza a mover esa trompa:

"En la vida no hay nada mejor que un buen beso. Para mí es tan importante besar bien en lo profesional como en lo
personal"
.

-¿Y cree que lo hace bien?
-Eso, te lo contesto después.

-Echarri, ha pasado por la boca de las actrices más famosas. ¿Es un experto en
besología?

-(Ríe) ¿No será mucho?

-Le nombro: Andrea Del Boca, Paola Krum, Nancy Dupláa, Victoria Onetto, Carolina Papaleo, Araceli González… Y seguro que me olvido de alguna.
-Sí, una de las más importantes: Graciela Borges. Fue toda una experiencia aquélla, no sólo porque fue uno de mis primeros besos en cámara sino por todo lo que ella significa.

-También tiene lista de picos masculinos: Diego Maradona, Sebastián Estevanez…
-Son besos amistosos. Pero no a todos los hombres y no en todas las circunstancias les doy picos, ¡aclaro!

Antes de seguir, vale la descripción: Pablo Echarri está en jeans, camisa y borcegos en la suite
Mozart de La Mansión del Park Hyatt. Viene de un año espectacular, el mejor de toda su carrera: ganó el Martín Fierro por su actuación en
Los Buscas, su papel de El Cuervo en la película Plata Quemada fue un éxito internacional y, para completar, acaba de concretar uno de sus mayores sueños: filmar en España.
"Es la tierra de mi viejo (los Echarri son de Navarra), y para mí siempre significó un desafío trabajar allá: es la apertura, el primer paso para entrar en el mercado del cine
europeo"
.

-¿Fue casual o trabajó para ganárselo?
-Trabajé y tuve suerte. Yo no me iría nunca de la Argentina, pero ¿quién no sueña con que le vaya bien afuera? El día que llegué a casa, puse el contestador automático y escuché el mensaje de mi representante dándome la noticia, fue un momento mágico, increíble. Yo me siento afortunado por poder trabajar de lo que me gusta, de lo que amo, de la actuación. Pero uno siempre trabaja con la intención de crecer en su profesión, y cuando ese esfuerzo se ve recompensado, cuando te hacen sentir reconocido, es… Es lo máximo, lo máximo a lo que podés aspirar.

-¿Esta vez a quién tendrá que besar? 
-A dos actrices españolas, dos actrices que no conozco personalmente. Pero ya tendremos tiempo, vamos a convivir durante tres meses. El primero será sólo de ensayos, después empezamos con la filmación que estará rodada en Madrid.

-El personaje, desde ya: un tipo seductor.
-Bueno, en realidad tiene una novia y después tendrá una amante que le complicará bastante la historia. Pero se trata de un hombre que se la pasa estudiando y no sabe muy bien qué hacer con su vida. Es una película fuerte, me gustó mucho la propuesta.

-¿Alguna preparación en especial?
-No. Bah, estoy haciendo un poco de fierros, porque habrá escenas de sexo y… A la hora de mostrar, hay que estar en estado.

-Después de España ¿qué?
-Después, una película con Jusid, otra argentina. Y después de eso, vuelvo a las novelas. ¿Mi pareja? Creo que será Angie Cepeda, me encantaría trabajar con ella.

-Echarri, todo bien, pero, ¿podemos volver a los besos?
-¿Qué querés saber? 

-Las mujeres le han hecho fama de buen besador, incluso (si la información no es errónea) le pagaron 50 mil por un beso publicitario que sólo duró 18 segundos... 
-(Interrumpe) Eso dicen, sí, lo leí. Pero esa cifra no es cierta. De todos modos, siempre me pagan por besar.

-Por eso, usted que sabe, ¿cuántas clases de besos existen?
-Suponiendo que soy un experto: millones. Según con quién, dónde y en qué momento de tu vida te encuentres con esa persona.

-Entonces, vamos por parte: el beso en la frente, ¿qué significado tiene?
-Ternura, es un beso tierno.

-¿En la mejilla?
-El que das todos los días. El del "hola" o "chau".

-¿El beso húmedo en la oreja?
-(Ríe y se encoge de hombros como si sintiera escalofríos) ¡Guau! Ese es fuerte. Ese quiere decir:
"Si todo sigue bien, después nos vamos a otro lado".

-En el cuello.
-Generalmente viene antes del de la oreja, ¿no? Empezás por el cuello, vas subiendo, un poquitito más arriba, hasta que llegás ahí, a la oreja.

-El piquito.
-Según a quién se lo das. Puede ser un beso efusivo a un amigo, un saludo con una novia, un antes de… Depende.

-El de lengua.
-Bueno… Ese, generalmente, viene después del pico. O no. Pero hay algo que no se discute: se lo das a la persona que te gusta.

-Con mordida de labios.
-Pasión pura. 

-El que llega al fondo de la garganta.
-Ahí, cuando le comés la boca, significa que ya enloqueciste.

-¿Cómo fue su primer beso? Exijo detalles.
-¡Cómo olvidarlo! Estaba en séptimo grado, fue una fiesta que hicimos antes de empezar la secundaria. Había una chica, no diré su nombre, que me gustaba desde segundo grado. Imaginate el tiempo que esperé ese momento. Hablamos durante toda la fiesta, bailamos, y al final la llevé hasta su casa. 

-¿Se animó en la puerta?
-No, en la esquina (risas). Fue ahí porque tenía un tío muy celoso. Estuvo bueno, muy bueno.

-¿Había practicado?
-No, para nada. Los hombres solemos lanzarnos directamente en el tema sin demasiados estudios previos. 

-¿Desde cuándo es un experto en el tema? 
-Juro que no lo registré. Fue de a poco. 

-Hábleme de experiencias personales.
-Y… del primer beso, por ejemplo, es fundamental: depende de que esa relación siga o no. De que te vuelvas a ver. Después, si estás en pareja hay que seguir trabajando en el tema, porque lo importante es mantener la pasión. 

-¿Qué es necesario para dar un beso inolvidable: una buena boca, el buen aliento o una gran capacidad de entrega? 
-Depende... El aliento es importante, sin duda. Pero no siempre tenés chicles encima o podés correr a lavarte los dientes. Yo no ando fijándome en esas cosas. No voy a dejar de besar a alguien por tener gusto a cigarrillo o cerveza. 

-¿Cuál es el beso en la boca que más recuerda?
-El de Graciela Borges, sin duda. Por todo lo que significó.

-Yo no hablo de trabajo. 
-Y yo no hablo de mi vida privada.

-Okay. ¿Cuál es la boca más deseable?
-Ni lo pienso: la de Michelle Pfeiffer.

-¿Cuál es el mejor besador de Hollywood?
-Rodolfo Valentino, lejos.

-Y usted no me contestó, ¿qué tal besa?
-¿Querés saberlo?

-Desde ya.
Pablo Echarri no responde. Sonríe. Mira directo a los ojos. Se acerca, despacio. Quizás demasiado. Y… desaparece. Ahora, sólo se siente su boca: tibia, suave, dulce… De golpe, presiona con todas sus fuerzas, hace
chuic, y se aleja.

-¿Y, qué tal estuvo?
 
Lo pregunta al despegar sus labios de los míos. Pregunta con curiosidad y con ganas de provocar deseo. Quizá, en definitiva, ése sea su gran secreto.

por Mariana Montini 
mmontini@atlantida.com.ar
 
fotos: Santiago Turienzo (asistente: Julio Ruiz)
producción: Inés Azumendi
(agradecemos a Versace y al Hotel Hyatt)
<i>">

"Hago un poco de fierros porque estoy filmando una película en España, con escenas de sexo y… a la hora de mostrar, hay que estar en estado"

<i> ">

"Trabajé y tuve suerte. Yo no me iría nunca de la Argentina, pero ¿quién no sueña con que le vaya bien afuera?"

<i> 'Si todo sigue bien, después nos vamos a otro lado'" ">

"¿El beso humedo en la oreja? ¡Guau! Ese es fuerte. Ese quiere decir: 'Si todo sigue bien, después nos vamos a otro lado'"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig