“No haría un desnudo, por respeto a mi familia real” – GENTE Online
 

“No haría un desnudo, por respeto a mi familia real”

Actualidad
Actualidad

Es brasileña, tiene título de princesa –hija de María Cristina de Rosario Bourbon Orleans e Bragança y del príncipe polaco John Paul Sapieha– y creció como en un cuento de hadas en Petrópolis, la única ciudad imperial sudamericana, a unos 50 kilómetros de Río de Janeiro, construida por Pedro II, uno de sus ilustres antepasados. A los 15 decidió dejar la seguridad de los castillos y la vida entre pompones de algodón para dedicarse a ser modelo. Ahora, a los 24 (1,78 de altura, 56 kilos) está de paso por Buenos Aires. Vino a hacer la campaña de Vitamina, la firma argentina que puso pie en Brasil.

–¿Cómo cayó en tu familia la noticia de que querías ser modelo?
–Muy mal, sobre todo al principio. Empecé a posar por hobby para una amiga de mi madre que tiene una joyería y me invitó a participar en el catálogo. Fue como un juego que me fascinó. Entonces, me busqué un representante y más tarde, una agencia, Elite. A mi familia le costó aceptar mi trabajo, pero se fueron dando cuenta de que es mi vocación, que me gusta mucho, que lo hago de forma responsable y me hace feliz. Y, por suerte, ahora están contentos por todo lo que logré.

–¿Tenés “coronita” en el mundo de las modelos?
–(Risas) No te puedo negar que me abrió muchas puertas: a los medios de prensa les divierte que tenga una historia tan particular y elija desfilar. ¡A veces me tratan con mucha formalidad! Pero también está el lado negativo: hay quienes me ven como una princesita de cristal a la que no se puede tocar o como una caprichosa que no está capacitada para algunos trabajos. Y estoy muy lejos de eso…

–¿Posás con poca ropa?
–Prefiero que no.

–¿En bikini?
–No. Tampoco haría un desnudo, por respeto a mi familia real; no es la imagen que quieren que dé. No te olvides que son muy tradicionales y esperan que honre mi apellido. ¡Y no menos definitoria es mi timidez! (risas).

–¿Sos la típica brasileña linda?
–¡Para nada! Si algo me gusta de Brasil es que no hay un prototipo de mujer. En el Norte encontrás chicas de color o super bronceadas que son muy bonitas, y en el Sur hay rubias imponentes… En mi país hay variedades, mezclas… ¡Para todos los gustos!

–¿Hasta cuándo vas a ser modelo?
–Soy consciente de que es una carrera corta, así que estudio Diseño Industrial. Amo dibujar, y mi gran sueño es diseñar joyas y accesorios para marcas internacionales.

–¿Tenés novio?
–Hace seis años que estoy de novia con Felipe Bonoliel, que es productor y editor de videos, publicidad y cine. Por suerte no es celoso. Sabe que soy profesional y que no ando en cosas raras. El es mi gran cable a tierra y estamos muy enamorados. Cuando estoy en Río de Janeiro, convivimos.

–Y si no, ¿dónde vivís?
–En San Pablo. A Petrópolis viajo muy seguido, para descansar y visitar a mi mamá. Allí tengo silencio y tranquilidad. Es una ciudad maravillosa, llena de museos y cosas para hacer.

–¿Placeres?
–Viajar, viajar y viajar. También disfruto de comprar libros y comer en buenos restaurantes.

–Ultima: ¿sos pro-monarquía?
–No, creo que el mundo cambió en las últimas décadas. Las monarquías que perduran ya no son iguales que hace cien años. Lo que sí respeto y defiendo son las tradiciones. ¡Hay tantas que retomaría..!

Entrevista: María Saa
Fotos: Urko Suaya/Archivo privado
Paola de Orleans e Bragança
Hija de María Cristina de Rosario Bourbon Orleans Bragança y el príncipe John Paul Sapieha, Paola es modelo. Se transformó en la imagen exclusiva de  Vitamina en Brasil.

Hija de María Cristina de Rosario Bourbon Orleans Bragança y el príncipe John Paul Sapieha, Paola es modelo. Se transformó en la imagen exclusiva de Vitamina en Brasil.

“Si algo me gusta de Brasil es que no hay un prototipo de mujer. En el Norte encontrás chicas de color muy bonitas, y en el Sur no faltan las rubias imponentes… ¡Hay para todos los gustos!”

“Si algo me gusta de Brasil es que no hay un prototipo de mujer. En el Norte encontrás chicas de color muy bonitas, y en el Sur no faltan las rubias imponentes… ¡Hay para todos los gustos!”

Paola nació y fue criada en Petrópolis, única ciudad imperial de Sudamérica, construida por orden del emperador de Brasil, Pedro II, a 50 kilómetros de Río de Janeiro. Confiesa que a su familia le costó aceptar su vocación de modelo. “Después se dieron cuenta de que el mundo de la moda me gusta mucho y me hace feliz”, cuenta.

Paola nació y fue criada en Petrópolis, única ciudad imperial de Sudamérica, construida por orden del emperador de Brasil, Pedro II, a 50 kilómetros de Río de Janeiro. Confiesa que a su familia le costó aceptar su vocación de modelo. “Después se dieron cuenta de que el mundo de la moda me gusta mucho y me hace feliz”, cuenta.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig