“No hagan caso a los chimentos: no estamos separados” – GENTE Online
 

“No hagan caso a los chimentos: no estamos separados”

Actualidad
Actualidad

Fue una voz en el teléfono. Conocida, aunque pidió reserva de identidad. “Se separó Nicole”, dijo. Así surgen los rumores. No dio demasiadas explicaciones. “Chequealo. Vas a ver que te estoy dando una primicia. ¿Alguna vez te mentí?”, insistió. Es cierto: la fuente nunca había fallado antes. Pero recién cuando los rumores se confirman alcanzan el status de noticia.

 Durante la primera ronda de llamados, las opiniones estuvieron divididas. Hablaron peluqueros, relacionistas públicos y jefes de prensa. Todos con una sola condición: “No me nombres”. Y les fue concedida, por supuesto. Algunas respuestas: 

Está todo mal, pero siguen viviendo juntos en la casa de Cardales”.  “Nada de esto es cierto. El la pasa a buscar por el teatro todas las noches”.  “Nicole no soporta más la pasividad de Nacho”…

Hubo incluso quien habló de un tercero en discordia, un jugador de fútbol, aunque no aportó pruebas. Poco serio. Y otros que especularon con la posibilidad de que Nicole Neumann confine a su marido, Nacho Herrero, a vivir solo en la casa que están remodelando en Colegiales. Apenas especulaciones.

A esta altura, en medio de versiones enfrentadas, resultaba fundamental consultar a los protagonistas. El viernes 30, Nacho Herrero pasó a buscar a su mujer por la puerta del teatro Broadway. Allí Nicole protagoniza Los locos mandan, junto a Moria Casán y Nito Artaza. Un verdadero éxito, dicho sea de paso. Abordaron juntos su camioneta 4x4, aunque prefirieron no hacer declaraciones. Nada. ¿Entonces? Hace días, un cronista de televisión le preguntó a Nicole acerca de estas versiones, y la modelo respondió: “Son sólo peleítas insignificantes, comunes en casi todas las parejas, pero no es verdad que estoy separándome”. Evidentemente, el dato ya estaba circulando en otras redacciones…

Tan sólo una amiga muy cercana a Nicole habló. Otra vez por teléfono y con reserva de identidad. Reconoció que hay diferencias en la pareja, aunque las justificó como parte de la convivencia. Textual: “Nacho es muy tranquilo, no se engancha con las pavadas ni tampoco está acosándola todo el tiempo. En cambio ella a veces le reclama que cedió la mitad de la cama, el placard, la casa y que él sólo se quiere dedicar a la música… Y en el único lugar que ella se siente tranquila cuando se pelean es en su toilette, porque cada uno tiene el suyo”.

Sábado 1º de julio. Nicole Neumann no responde el teléfono. Entonces un fotógrafo se acercó hasta la chacra Las Vizcachas, en Los Cardales, para confirmar que la pareja siguiese compartiendo el mismo techo. Y, aunque siempre se mantuvo fuera del cerco perimetral, su presencia parece haber irritado a un custodio. No era para tanto… Las imágenes muestran a Nicole Neumann y Nacho Herrero juntos, rodeados por sus perros. No difieren demasiado de las fotos que les tomaron en los días posteriores a su casamiento. Si hubo crisis, parece haber quedado en el pasado. Es el fin.

Entonces se sucede el milagro. Suena el teléfono. Es Nicole Neumann. Dice que una amiga le contó que estaban preguntando acerca de su estado civil. Quiere saber qué pasa. Se ríe. Jura que está acostumbrada a los rumores. Y a continuación, ensaya una breve respuesta: “No estoy separada. Estoy muy bien con Nacho. Muchas veces nos cansa que nos inventen cosas… Desde que estoy con Nacho dijeron que estaba embarazada muchas veces. Y otras tantas juraron que me había peleado con él. Pero todo eso fue mentira. Seguimos siempre juntos”, dijo la primera lolita argentina. Se despidió gentilmente y cortó la comunicación.

Quizá la semana próxima vuelvan a surgir rumores alrededor de la pareja. Esta vez, dirán las crónicas, Nicole Neumann no dormirá en casa. Entonces, para desalentar a indiscretos con aires de “garganta profunda”, aclaramos: la bellísima Nicole sólo dejará su casa por una noche porque tiene que hacer un desfile en Malargüe, Mendoza, como modelo de Multitalent Agency. Y si bien jura que le gustaría quedarse más días en la nieve, tiene que volver al día siguiente para volver a brillar sobre el escenario del Broadway. Existe también la posibilidad de que semejante viaje dispare nuevos rumores de diferencias con Nito Artaza. Entonces, vale la pena aclarar que el capocómico le concedió permiso hace más de un mes para ausentarse del teatro durante esa noche. ¿Qué otra cosa podía hacer si, después de la temporada de verano, le bajó ocho mil dólares de su sueldo?

En medio de las averiguaciones respecto al estado de su matrimonio (“feliz matrimonio”, podría decirse a esta altura), surgieron algunas novedades respecto a la vida de Nicole. En su tiempo libre (entre funciones, desfiles, campañas y todas las obligaciones que conlleva ser una top de su calibre), la rubia de 1,74 se dedica a cuidar a sus animales y ya comenzó a escribir las primeras anécdotas que, en un futuro cercano, formarán parte de su autobiografía. Y, está confirmado, no planea mudarse a la casa de Colegiales. “Será su búnker porteño, adonde ella tendrá una oficina y Nacho cuenta con una sala de ensayo”, insiste su amiga. Entonces, que quede claro, el matrimonio apuesta al futuro.

Sábado 1º de julio. Nicole y Nacho juegan con sus mascotas en la chacra Las Vizcachas, en Los Cardales. Las imágenes desmienten los rumores de separación.

Sábado 1º de julio. Nicole y Nacho juegan con sus mascotas en la chacra Las Vizcachas, en Los Cardales. Las imágenes desmienten los rumores de separación.

Nicole todavía prefiere postergar su deseo de maternidad. “<i>Quiere tener hijos recién cuando pueda dedicarles el tiempo que merecen</i>”, explica una amiga. Mientras tanto, le dedica su amor a su marido, Nacho Herrero, y a los tantos perros que cuida en su chacra, donde además tiene caballos y cerdos.

Nicole todavía prefiere postergar su deseo de maternidad. “Quiere tener hijos recién cuando pueda dedicarles el tiempo que merecen”, explica una amiga. Mientras tanto, le dedica su amor a su marido, Nacho Herrero, y a los tantos perros que cuida en su chacra, donde además tiene caballos y cerdos.

Neumann trabaja en el teatro, hace desfiles, protagoniza campañas y se ocupa de que todo funcione en su casa. Nacho la asiste en sus contratos, supervisa los arreglos que están haciendo en el búnker de Colegiales y prepara el lanzamiento de su banda. “<i>Suenan bárbaro</i>”, jura su mujer.

Neumann trabaja en el teatro, hace desfiles, protagoniza campañas y se ocupa de que todo funcione en su casa. Nacho la asiste en sus contratos, supervisa los arreglos que están haciendo en el búnker de Colegiales y prepara el lanzamiento de su banda. “Suenan bárbaro”, jura su mujer.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig