“No estoy enfermo ni en la miseria” – GENTE Online
 

“No estoy enfermo ni en la miseria”

Actualidad
Actualidad

Apenas comienza la producción fotográfica, Migue García (32) se cambia la remera y aparecen en primer plano sus costillas. Luce flaco, más que nunca, pero él dice que se siente muy sano. Para colmo, en la semana, el portal de internet Diarioshow.com publicó que no se encuentra nada bien de salud, destacando que venía padeciendo ataques de pánico, depresión y serias dificultades económicas. ¿Qué dice él? “No estoy enfermo, ni en la miseria. Flaco sí... Pero me sorprende el buen estado de salud que tengo. No soy de enfermarme nunca. Deben ser los genes poderosos que tenemos en la familia, y entonces los ángeles nos protegen. Puede ser por el amor que damos, y vuelve. Y respecto a lo otro, te aclaro que cada vez tengo más alumnos en mis clases de piano. Recién uno me maravilló haciendo música de George Gershwin –compositor estadounidense de música clásica–. Con eso y mis actuaciones me gano la vida”, explica, y pide permiso para agregar que ama a sus padres, el inefable Charly y la cantante María Rosa Yorio: “Los quiero. Soy formal. Así fui criado y educado. Supongo que es lo que se espera de mí. Ojalá pueda mantener la elegancia de mi casta, y también la conducta. Heredé muchas cosas buenas de ellos”.

–Decías que heredaste cosas buenas de tus padres... ¿Como cuáles?
–De ambos recibí cosas positivas: de mi madre, lo relacionado con la palabra; de mi padre, todo lo que tiene que ver con miradas o con cierta telepatía. No quiero darle mucho misticismo a esto, pero con un golpe de vista o una palabrita me marcaba detalles, y yo sabía instantáneamente cómo debía proceder.

–¿Y cómo ves a tu padre hoy? Primero fue a ver shows, después hasta se animó a tocar ante el público en Luján...
–Que tenga la posibilidad de ver espectáculos con esa carga nutricia, como los de Peter Gabriel, Antonio Gasalla o Elton John, me parece groso, muy positivo. Y me hizo feliz verlo volver a sonreír en su show en Luján. Te cuento una intimidad, un secreto: la imagen más linda que guardaba de él hasta que lo internaron la retuve de una vez que bajó a mi casa, sostuvo a mi gata y le surgió naturalmente una sonrisa. Recuerdo que ese día estaba triste, no sé por qué cosa. Sin embargo, la situación que estaba viviendo conmigo se ve que lo hizo feliz. La misma sonrisa le advertí cuando tocó en Luján. Es una buena señal.

–¿Cómo tomás la ayuda que le brindó Palito Ortega?
–Se la agradezco.

–¿Estás esperando el momento propicio para reencontrarte con él?
–Claro, pasito a pasito... Y seguir trabajando con mi música es una manera de continuar rindiéndole homenaje, tanto a él como a mi madre.

–¿Las diferencias entre ustedes quedaron atrás o continúan peleados?
–A veces son parte del espectáculo.

–Pero Migue... No me niegues que no hace tanto se enfrentaron muy feo.
–Yo digo que la conexión que uno tiene con su progenitor es superior a cualquier cosa que uno pueda llegar a decir o hacer en determinado momento. A buen entendedor... A veces me siento en mi living, en la penumbra de la noche, y la relación con él es muy fuerte, tanto musical como sentimental. Yo me siento acompañado de las personas que amo. Y también de mis amigos, que me ayudan a superar momentos donde las cosas no están tan bien. No me cuesta decir la palabra “amor”.

–¿Lo amás?
–Por supuesto. Está escrito en los Diez Mandamientos. “No desearás la mujer de tu prójimo”. Y “amarás a tu padre y a tu madre”.

–¿Te gustaría verlo y estrecharlo en un abrazo?
–Estoy esperando ese momento, lo juro. Debo tener paciencia, ya va a llegar. Pierdo un poco las formas cuando veo que tanta gente que es de palo abre la boca. Es doloroso. Cuando incorporamos a terceros, ahí se pone complicada la cosa. Hay muchos a los que les gusta hablar por hablar. Esta nota que estamos haciendo es para aclarar, para que no me peguen más.

–¿Te brindó mucho amor?
–Nos dio todo, a mí y a mi madre. Ha traído al mundo suficiente amor como para que eso le vuelva.

–¿Y con tu madre hablan respecto a su salud?
–Por supuesto. Somos una familia también. Siempre están los deseos de bienestar. Es con lo que se empieza, porque si ni siquiera tenés deseos o la capacidad de imaginarte una cosa mejor, estás perdido. Hay un tema de James Taylor que dice: “Las cosas van a estar mejor si solamente pensás en una posibilidad de las cosas mejor”. Yo me juego por el amor y la honestidad, no por las cosas raras.

–¿Con él te pasa eso del amor y los buenos sentimientos?
–Por supuesto.

–Hablaste mucho de tu relación con Charly. ¿Cómo te llevás con tu madre?
–Tengo una muy buena relación. Ella volvió de Brasil hace poco... ¡y la vi taaan linda...! Hace poco, antes de su cumpleaños, reeditaron sus discos de la época del ’80, los más modernos por decirlo de alguna manera. Y me dio un gran orgullo verla a ella, que fue pionera, mantener su imagen intacta hasta el día de hoy.

–¿Está haciendo shows?
–Hace shows y da clases de piano, como yo. Es la que me dice dónde estoy pifiando en mi tarea. Mantenemos esa cosa de protección musical y de familia.

–¿Nunca te sumaste a sus conciertos?
–Una vez estábamos tocando en casa, alguien nos filmó y lo subió a Youtube. Era una canción de James Taylor la que hacíamos. Lo vio el planeta. Ponés “Migue y su mamá” y aparece María Rosa, hermosa.

–¿Sos de ir a visitarla?
–Sí, vivimos a cuatro cuadras.

–No me digas que vas comer ravioles los domingos...
–Puede ocurrir, pero generalmente nos vemos de mañana. El otro día me trajo un desayuno de frutas. ¡Es la mamma!

–¿Por qué alrededor del rock siempre está el tema de los excesos, las drogas y el alcohol?
–Es algo obvio que nos enseñaron. Muchas veces el desorden es parte del show. Cuando veíamos a los artistas que admiramos mucho, parte del paquete traía eso. Y a veces es difícil discernir cuánto tenía de exageración. Todas las estrellas de rock vienen con ese estigma de la noche, de la oscuridad, del desafío a los límites. Pero llega un momento en que se torna aburrido. A mí me gusta hacer música, escucharla y enamorarme. Hasta ahí, no encontré muchas más cosas con sentido en la vida. No sé cocinar, pero prefiero un buen guiso a un fino plato de sushi. Eso sí, limpio mi departamento, me sale. Aunque una casa no es un hogar...

–¿Y la tuya lo es?
–La he convertido en un hogar. Aunque todavía no encontré todos los personajes, los integrantes... Siempre espero el amor.

–¿Querés formar una familia? ¿Soñás con hijos?
–Por supuesto. ¿No te dije que me criaron chapado a la antigua? Ya tengo un nombre pensado si es una nena. Sofía me gusta mucho. Me falta enamorarme y ya. Soy un romántico perdido. Me enamoro de enamorarme. Es un tema que tengo que hablar con mi psiquiatra. Voy a la fundación de María Elisa Mitre, que es un placer. Es un lugar de curación, donde busco la sanidad mental. Y la logro, que es lo importante. En este momento estoy buscando tranquilidad y sanidad para los dos. Hay algo que tengo muy claro: entre nosotros nos entendemos, y va a ser imposible lastimarnos. Migue, cada vez más parecido a Charly, dice que tanto él como su madre lo educaron chapado a la antigua: “Me enseñaron a ser un caballero, a soñar con hijos y una familia”.

Migue, cada vez más parecido a Charly, dice que tanto él como su madre lo educaron chapado a la antigua: “Me enseñaron a ser un caballero, a soñar con hijos y una familia”.

“No soy de enfermarme. Deben ser los genes poderosos que tenemos en la familia y entonces los ángeles nos protegen Puede ser por el amor que damos, y vuelve”.

“No soy de enfermarme. Deben ser los genes poderosos que tenemos en la familia y entonces los ángeles nos protegen Puede ser por el amor que damos, y vuelve”.

Apasionado por la música desde chiquito, Migue siguió el camino del arte. En abril hizo shows tocando temas de su segundo disco, Ciencia ficción, en Notorius. Y pronto se presentará en un teatro, que podría ser el Ateneo.

Apasionado por la música desde chiquito, Migue siguió el camino del arte. En abril hizo shows tocando temas de su segundo disco, Ciencia ficción, en Notorius. Y pronto se presentará en un teatro, que podría ser el Ateneo.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig