«No ensayamos leyendo el Kamasutra» – GENTE Online
 

"No ensayamos leyendo el Kamasutra"

Actualidad
Actualidad

Cree Florencia Peña (28): "Si los espectadores vieran el crudo de la
escena entre Damián y yo que tanto revuelo causó, antes que escandalizarse, se
matarían de risa"
.

Reconoce Belén Blanco (27): "Quizá los involucrados no medimos demasiado el
modo en que contamos las cosas. Hasta que escuchamos a gente cercana, caso mi
abuela, decir:
'Che, nena, tu programa es medio bravo'.".

Sostiene Dolores Fonzi (29): "Yo no me planteo si es lanzada o no, me planteo
si logra movilizarme o no. Y esta propuesta, te juro, me moviliza. De allí que
por ahora no tengo límites ni pudores estipulados
".

Admite Julieta Ortega (30): "Al verme con el torso desnudo, en un punto sí,
me arrepentí. ¿Por qué la gente tiene que conocer mis tetas a través de la
pantalla? La próxima veré de cuidar el detalle".

Escandalizarse -citaba la Majo de Disputas-, medio bravo -mencionaba la
Soledad de Disputas-, lanzado -señalaba la Gala de Disputas-,
cuidar el detalle -adelantaba la Gloria de Disputas-. Cuatro definiciones
tajantes rescatadas del grabador, y en medio de ellas (en medio de las
definiciones tajantes y en medio de las jóvenes protagonistas, claro), el
unitario más zafado del nuevo milenio: Disputas. Así de breve. Así de
concluyente. Así empezaba la entrevista:

-Flor de revuelo armaron, chicas.
Belén, Dolores y Julieta:
-Te apuntan a vos, Flor (risas).

-Apuntamos a todas, en realidad. Pasemos lista: Florencia y su citada escena
de sexo con Damián De Santo, Belén y su escena bañándose, Dolores y su escena de
sexo con Nacha Guevara y Julieta y su también citada escena sin corpiño, al
margen de alguna otra de altísimo voltaje. ¿Quién recoge el guante?
Florencia:
-Me la banco. ¿Qué querés saber?

-¿Actuó o consumó, Peña?

-¿Consumar? Ni ahí. Igual, gracias. Significa que lo actuamos bárbaro. Si los
espectadores vieran el crudo de la escena entre Damián y yo que tanto revuelo
causó, antes que escandalizarse, se matarían de risa. Ma´ qué escena erótica.
Parecía una escena de comedia. El, en calzoncillos. Yo, en bombacha y con los
pezones tapados por gomitas. Quince minutos probando posiciones alrededor de un
camarógrafo. Nos tentábamos mal. Sin embargo, cuando vi las imágenes editadas,
me impresioné. Parecía hiperreal.

-Ahí está el quid. No era real pero parecía real. ¿Cuál es el límite para
mostrar y para insinuar?
Dolores:
-El límite resulta complicado de trazar. ¿Acaso poner las
veinticuatro horas una cámara delante de la casa de alguien al que le
secuestraron su padre no es cruzar límites? La contaminación nos alcanzó.
Julieta: -Nunca había visto en un canal abierto algo ni parecido a lo de
Florencia y Damián. Se habla de porno-soft y andamos cerca. Pero, danger, porno-soft
no es porno-porno, sexo explícito. Nos gusta la tevé extrema, pero hasta cierto
límite.
Florencia: -Insinuar que alguien se droga dista bastante de mostrarlo
picándose. No ensayamos leyendo el Kamasutra.
Belén: -Lo que menos me atrae a mí del unitario es el sexo. Incluso dudo
de que el que se siente a mirar Telefé los jueves a las once de la noche lo haga
sólo por el sexo. Mi entorno no me pregunta sobre los segundos que aparecí
despojada de ropa. Me pregunta sobre las vivencias de mi personaje. Aparte,
después del lío que se armó, los 21 puntos promedio no variaron.

-¿Pondría Disputas si no participara, Blanco?

-Mmm... No sé... Veo poca tele y aburridísima, Animal Planet, Film & Arts.
Jamás seguí una novela ni un unitario. Igual, quizá los involucrados no medimos
demasiado el modo en que contamos las cosas. Hasta que escuchamos a gente
cercana, caso mi abuela, decir: "Che, nena, tu programa es medio bravo".
Florencia: -Pasa que si relatás historias de prostitutas, resulta
imposible obviar el sexo. El sexo suena a misterio, atrae. Aunque yo preferí
evitar grabar y pedir el casete de las imágenes. No vaya a ser que mi hijo
(Tomás, 3 meses) lo encuentre en unos años y se arme (carcajada). Menos mal que
todavía no va al colegio. Imaginalo, pobrecito, qué papelón escuchar a sus
compañeritos burlándose por las caras que manda, los jadeos que ejecuta y los
besos que da su madre cuando hace el amor.
Julieta: -Hay colegas que no se animan a semejante desafío. Yo lo valoro.
En una época donde se repiten fórmulas "exitosas", apostar a lo distinto, a lo
original, con sus aciertos y desaciertos, reconforta. También genera opiniones
diversas. Lo nuevo moviliza en diversos aspectos.
Dolores: -¿Qué dama no guarda la íntima fantasía de que un caballero
intente pagarle por llevarla a la cama e, incluso, pagar ella a un caballero
para sacarse las ganas? ¿Qué dama no esconde un cosquilleo especial por lo
prohibido? El mundo de la fantasía carece de fronteras. Y pido que cada uno en
su intimidad lo piense bien. Entiendo que no me equivoco.
Belén: -Mostramos ese mundo íntimo dentro de un contexto verídico. Amén
de excepciones, intuimos que en muchas ocasiones las mujeres se dedican a la
prostitución, hartas de sentirse solas.

-Perdón, ¿a usted también le genera conclusiones similares, Fonzi?
-Verdaderamente, yo no me planteo si es lanzada o no, me planteo si logra
movilizarme o no. Y esta propuesta, te juro, me moviliza. De allí que por ahora
no tengo límites ni pudores estipulados. Si bien, tal como comenté antes,
entiendo que semejante límite resulta complicado de trazar.
Florencia: -En mi caso, mi barrera se llama buen gusto.
Belén: -Cuesta, no obstante, medir demasiado hasta dónde llegar. Los
motivos pueden aparecer en el hallazgo de Ideas del Sur, capaz de encontrar la
mejor manera de contar este lindo cuento.
Dolores: -Música exacta, luces perfectas, edición maravillosa y…
Las cuatro: -(Adrián) Caetano.
Belén: -Un director impresionante.
Julieta: -Terminás entregándote a él ciegamente.
Dolores: -Sin cuestionamientos ni planteos.
Belén: -Encuentra el equilibrio justo para recrear situaciones crudas desde un
sitio fantástico.
Florencia: -Uruguayazo talentoso.
Julieta: -Estás inmersa en un ambiente tan copado de laburo que
únicamente pretendés mostrarte verosímil. El tema cobra dimensión apenas
observás lo que grabaste. Me pasó tras descubrir la escena del topless sobre la
cama. Ahora sé que prefiero sacarme el corpiño en teatro, fotos o cine, antes
que en la televisión. No porque mi marido (Iván Noble) me lo haya reprochado. Es
muy relajado al respecto. Ocurre que me avergüenza cruzarme con el portero la
mañana siguiente a aparecer en pechos.

-Entonces, ¿se arrepintió, Ortega?

-¡Touchée! Al verme con el torso desnudo, en un punto sí, me arrepentí. ¿Por qué
la gente tiene que conocer mis tetas a través de la pantalla? La próxima, veré
de cuidar el detalle.

Blanco, Peña, Fonzi y Ortega sobre la cama en que transcurren varias de las escenas más controvertidas del unitario. Cada envío se viene mejor que el anterior", adelantan mientras graban el séptimo de los once capítulos pautados.">

Blanco, Peña, Fonzi y Ortega sobre la cama en que transcurren varias de las escenas más controvertidas del unitario. "Cada envío se viene mejor que el anterior", adelantan mientras graban el séptimo de los once capítulos pautados.

Se habla de porno-soft y andamos cerca. Pero porno-soft no es porno-porno, sexo explicito. Nos gusta la tevé extrema, pero hasta cierto límite"">

"Se habla de porno-soft y andamos cerca. Pero porno-soft no es porno-porno, sexo explicito. Nos gusta la tevé extrema, pero hasta cierto límite"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig