«Ningún hombre va a seducirme con un bolero de papá» – GENTE Online
 

"Ningún hombre va a seducirme con un bolero de papá"

Actualidad
Actualidad

La bautizaron Julieta, como a la heroína romántica de Shakespeare. No es casualidad: su padre es Chico Novarro, el compositor argentino de los boleros Algo contigo, Arráncame la vida, Cómo, Procura… La pasión, el romance, corre por su sangre. Destinada a dedicarse al arte, Julieta estudió teatro, canto y dirección de cine. Fue conductora de televisión, incursionó en la fotografía e hizo suéteres artesanales con su cuñada Andrea Campbell (N. de la R.: casada con su hermano, Pablo Novak, actor). Finalmente, llegó a la ficción: El Sodero de mi vida, Tumberos y Sol Negro. Y este año actuará en el unitario de terror de Ideas del Sur, en el que compartirá cartel con Dolores Fonzi y Mariano Martínez. Tiene 27 años -es infinitamente sexy, salta a la vista- y algunos años de terapia a cuestas.

-¿Es cierto que siempre tuviste una suerte de complejo de Edipo con tu papá?
-Antes, ya no. Somos muy unidos y cuando era más joven lo tenía muy idealizado. Es una figura masculina muy fuerte en mi vida.

-Por eso tuviste tendencia a salir con hombres más grandes…
-Puede ser. Cuando era más chica pensaba que un hombre tenía que llevarme diez años como mínimo. Y tuve una relación muy larga con un hombre bastante más grande. A una de mis mejores amigas le presenté un hombre veinte años mayor que ella y la relación funcionó bárbaro… Pero hoy me gustan más los de mi edad, me cansé de las relaciones imposibles.

-¿Alguna vez un hombre te sedujo cantándote un bolero de tu papá al oído?
-Me pasó. Salí con hombres que de repente me recitaban letras de mi viejo como si yo no las supiera de memoria. Como te imaginarás, no funcionó. Otros, se copaban más con conocer a Chico que conmigo. Te aseguro que ningún hombre logrará seducirme con un bolero de papá. Prefiero que me conquisten con el humor.

-¿Estás sola?
-Sí, estoy sola. Y desde mi última pareja, cambié mucho. Siempre fui un poco histérica pero ahora cambié. En serio (se ríe). Antes me enganchaba con historias imposibles, me interesaba más que el otro no esté a que esté. Era de exigir mucho y nunca era suficiente. Y si aparecía alguien que me daba todo lo que pedía, me aburría. Una histérica total. Hoy estoy más tranquila, dejo que las cosas sigan su ciclo natural.

-¿Te imaginás casada?
-Sí. Me pega mucho el ejemplo de mis padres. Mamá (N. de la R: María Cristina Alessandro, responsable del Teatro Picadilly) y mi papá están juntos desde hace treinta años y se casaron hace diez. Me imagino muchos años al lado de un hombre, y por qué no firmar los papeles mucho tiempo después, cuando los hijos sean grandes, como una reafirmación del amor.

-¿Te pone feliz que tu generación escuche nuevas versiones de los boleros de Chico, como la que hizo Vicentico con Algo Contigo?
-Sí, veo que mi viejo sigue vigente y está buenísimo que la gente joven se acerque a compositores tan importantes. Me pasa que voy con amigos a shows de papá y la pasan bárbaro, ni se imaginan que mi viejo puede ser tan divertido.

-¿Qué te gustaría que pase con tu carrera?
-Antes que nada soy actriz. Uno puede hacer muchísimas cosas en la vida, pero no por eso dejar de ser quien sos. Mi esencia es la actuación. Quiero seguir actuando y espero que me toquen buenos papeles, aunque no muero por un protagónico. También voy a hacer un unipersonal infantil.

-¿Te gusta mostrarte sexy?
-Hace dos o tres años era más pudorosa y no hubiera hecho fotos en bikini como en esta nota. Hoy tengo más claro quien soy, asumí mi cuerpo con sus virtudes y defectos y sé que sólo es una herramienta más. No me importa qué etiquetas me ponen los demás. Además, me siento mejor con mi cuerpo. El año pasado hice Pilates, que te estiliza un montón, y también un tratamiento en Timodella. Tengo un personal trainer que se llama Diógenes y que es el responsable de engancharme mucho con la actividad física. Lo importante es lograr un cambio interno y externo, sentirse bien con una misma. Verse bien pero, por sobre todas las cosas, estar bien con una misma.

Tiene ojos claros, rasgos marcados y una lindísima figura que modela con gimnasia y Pilates desde hace más de un año.

Tiene ojos claros, rasgos marcados y una lindísima figura que modela con gimnasia y Pilates desde hace más de un año.

Cuando era más chica pensaba que un hombre tenía que llevarme diez años como mínimo, y tuve una relación muy larga con un hombre bastante más grande"">

"Cuando era más chica pensaba que un hombre tenía que llevarme diez años como mínimo, y tuve una relación muy larga con un hombre bastante más grande"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig