Ningún duro de domar – GENTE Online
 

Ningún duro de domar

Actualidad
Actualidad

Los días de Roberto Pettinato (52 años; de novio; tres hijos) comienzan antes de que salga el sol. El despertador, colocado a distancia, para no poder apagarlo sin salir de la cama, suena puntual a las 4. Como la mayor parte de las personas, se ducha y desayuna. Luego lee dos o tres diarios antes de ir hasta la radio FM 99.9, en donde conduce de 6 a 9 El show de la noticia, ciclo que ya lleva cuatro temporadas y por el cual ganó un Martín Fierro el año pasado.

Pero cuando deja la radio no descansa. Nada de relax. Es que ha tomado como un desafío Duro de domar, el programa que antes hacía después de la medianoche y que ahora ha sido remixado en horario central (a las 19), por el Canal 13. Ahí tampoco deja nada librado al azar, porque a Petti no le gusta perder ni a la bolita. No le gustaba cuando era saxofonista en Sumo, la legendaria banda comandada por Luca Prodan, ni cuando empezó en el periodismo gráfico (que sigue haciendo en el diario Clarín y en la revista de rock La Mano), y tampoco ahora.

El asunto es de dónde saca energías, porque es duro de parar. De domar, no tanto: divorciado de Gabriela Blondeau (45; ex primera novia de Guillermo Vilas), al Roberto se lo ve muy entusiasmado y doméstico con su nueva relación. Ella es la artista plástica Karina El Azem, una pelirroja de 37 años con quien hace los mandados para luego cargar él la bolsita del supermercado. La pareja aún no convive –o por lo menos no lo hacía al cierre de esta edición–. Separado de Gabriela, él se mudó a La Pampa y Avenida Del Libertador, barrio de Belgrano. La pintora tiene su casa y su atelier en Peña y Laprida, Barrio Norte. Si la distancia es como el viento, como decía Modugno, debe soplar siempre de popa, porque se ven todos los días, y varias veces por día. Aparte Petti ya le presentó a sus hijos Tamara (22), Homero (17) y Felipe, de 13, de su relación con su primera esposa, Cecilia.

LA VIDA ES UNA RISA. Si en El show de la noticia privan la actualidad y el humor, en esta nueva etapa de Duro de domar hay varias novedades. No en cuanto al elenco: lo acompañan, como siempre, Guillermo Pardini, Fernanda Iglesias, Diego Chavo Fucks, Gustavo Noriega y Ursula Vargues, cinco que circulan en la misma longitud de onda que el conductor.

Se conocen de memoria y se dan el pie para que el otro se luzca, cumpliendo los roles establecidos. Pero la presentación es ahora más circense que el año pasado. Los personajes y temas a que se alude son todos de actualidad: Susana Giménez, el reality Gran Hermano, los goles de Martín Palermo. Sin embargo, y sin dejar de practicar un humor vitriólico, conductor y panelistas han tenido que bajar algunos decibeles en el lenguaje –su famoso y guarro Gato de Verdaguer aparecerá en una versión light para chicos– y también en la resolución de las situaciones: hacer un programa en horario central significa tener más límites que después de la medianoche. Claro que mientras un día típico de trabajo no ofrece secretos para Petti, sí lo ofrece su nueva relación sentimental…

¿EL SEÑOR DE LOS ANILLOS? Cuando deja el programa de radio pasa a buscar a Karina por su casa. El otro día –atención con lo que viene ahora– fueron a la joyería OR, en Tagle y Figueroa Alcorta, para cambiar un regalo de Tiffany y ver algunos anillos. ¿De compromiso? ¿Se usa todavía? Hay quien cree que sí. El caso es que desde entonces ambos lucen en el dedo anular de sus respectivas manos izquierdas una alianza de oro amarillo. El estaba con el look casual de siempre; también ella, que no es nada estructurada. Aclaración casi innecesaria, porque una mujer estructurada tendría con Roberto Pettinato un noviazgo de, a lo sumo, quince minutos de duración. Al rato volvieron a casa de ella y más tarde, siempre juntos, fueron a grabar el programa a Lima 1261. Con cambio de vestuario: Karina vistió remera y pollera y Roberto, el traje que usa para la televisión. Cuando concluyó la grabación, salieron de nuevo rumbo a Barrio Norte. La cuestión es que andan casi siempre juntos, y no sería nada extraño que uno de estos días alguno de los dos se mude bajo el techo del otro. Ya es hora: llevan ocho meses de noviazgo.

....................................................................................

Pero dejemos esas cuestiones y volvamos a la condición de infatigable de Petti, a quien algunos llaman el David Letterman argentino por el humor, la ironía y el talento con que realiza sus monólogos, al igual que el presentador norteamericano. Regresa a su vivienda casi a medianoche. ¿Dormirá apenas cuatro horas?
Que el amor proporciona energías extra no es ningún secreto pero… ¿practicará la sanísima y casi olvidada (en la Capital; en el interior del país hay todavía personas inteligentes) costumbre de la siesta? Pettinato no se oculta y deja que le tomen fotos. Pero dar explicaciones, ni ahí.

Roberto y Karina ya no ocultan su relación. Al contrario, la disfrutan en la cotidianeidad, como a la hora de ir al súper. Cada uno lleva una alianza de oro amarillo en su mano izquierda. Se conocieron el 19 de julio en el exclusivo Club 647.

Roberto y Karina ya no ocultan su relación. Al contrario, la disfrutan en la cotidianeidad, como a la hora de ir al súper. Cada uno lleva una alianza de oro amarillo en su mano izquierda. Se conocieron el 19 de julio en el exclusivo Club 647.

Después de dejar la radio , Petti y Karina fueron a una estación de servicio, porque el motor de su auto recalentaba. Y luego, a una joyería de Palermo Chico. El payasea en la foto y ella se ríe de sus ocurrencias.

Después de dejar la radio , Petti y Karina fueron a una estación de servicio, porque el motor de su auto recalentaba. Y luego, a una joyería de Palermo Chico. El payasea en la foto y ella se ríe de sus ocurrencias.

Antes de su primer programa de 2007, Roberto pasó toda su tarde con su pareja. Dice que ella le trae suerte. Karina lo acompañó al canal para darle más suerte aún. Allí también lo abrazó Edgar. “<i>Te quiero mucho</i>”, le dijo.

Antes de su primer programa de 2007, Roberto pasó toda su tarde con su pareja. Dice que ella le trae suerte. Karina lo acompañó al canal para darle más suerte aún. Allí también lo abrazó Edgar. “Te quiero mucho”, le dijo.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig