«Ningún argentino se resiste a unas buenas curvas» – GENTE Online
 

"Ningún argentino se resiste a unas buenas curvas"

Actualidad
Actualidad

Las morochas con curvas más sugestivas, atrayentes, seductoras, fascinantes, tempestuosas, tentadoras, inspiradoras, etcétera etcétera de la Argentina se sientan frente a GENTE y apoyan sus viandas. Y no es chiste: Silvina Noelia Luna (24) abre una caja de cartón que dice Dieta Delivery y Pamela Carolina David (26) abre una caja de cartón que dice Máximo Ravena…

-Hay porciones de 800, 1.000, 1.200 y 1.500 calorías -informa Silvina.
-Y nosotras, claro, consumimos la de 1.200 ó 1.500 -explica Pamela.

-Rogamos que no se lo tomen a mal. Nada nos interesa menos que arrancar ganándonos el mote de chabacanos. No obstante, en Hurlingham, de donde venimos, pensábamos -tal debe ocurrir en los barrios hechos y derechos- que mujeres como ustedes se alimentaban con bulones.
Silvina:
Cambiaron las épocas, che. Me la pasaría comiendo cosas dulces y, no… Acá me encontrás, cuidándome a través de un nutricionista e incluso transpirando duro con mi personal trainer Martín Guido, de Beauty Buenos Aires.
Pamela: Preguntale sino al mío, Pablo Iglesias, de High Training. Te aseguro que mantener la figura también demanda un graaaaan trabajo.

-Comprobado. Ni un chivo olvidaron mencionar.
Silvina:
Ay, que abrí un local de ropa en el Palace Garden de Rosario, y que el jueves estaré en la entrega de los Premios MTV en Miami.
Pamela: Que el público puede encontrarme en Pamela sex, por Playboy TV.

-¿Volvemos a la nota?
Ambas:
Bueno, ¿acaso nuestros cuerpos y nuestras carreras no merecen un mimo? -bromean insinuando sendas caídas de ojos, que hoy no son las caídas de ojos de la chica de Gran Hermano II (Silvina) y la chica de El bar (Pamela), porque ya trascendieron aquellas mediáticas propuestas, convirtiendo su nombre en una marca, en un sello distintivo capaz de acompañar grandes carteleras de la calle Corrientes y presentaciones centrales de la televisión-. ¿A vos qué te parece? -repiten pretendiendo tentar la objetividad del periodista.

-Mejor avancemos.
………………………………………………………………

"Entre nosotras, cero competencia. Al contrario", afirman. Y la realidad (una hora de entrevista en la que se lanzaron y devolvieron indirectas que sólo ellas comprendían y disfrutaban) parece confirmarlo. "Además, existen muchas coincidencias en nuestras historias, historias escritas a pulmón", comparan. "Las dos interrumpimos los estudios terciarios para venirnos en micro (Pamela dejó Administración de empresas, a los 18, y Silvina, Relaciones internacionales, a los 17). Las dos paramos en pensiones baratas. Fuimos modelos de Ricardo Piñeiro. Trabajamos de promotoras y de camareras. Aparecimos en publicidades y bolos. Y las dos, aparte, desde hace tres años, desde El bar y Gran hermano II (2001), no aflojamos", y la referencia, aun repetida, se torna imprescindible.

-Golpeábamos y golpeábamos la puerta, y nadie la abría -ensaya una metáfora, Pamela.
-Recién después de los reality-shows apareció la llave -redobla Silvina.
-Dos, si nos permiten agregar, que se mantuvieron a flote entre 50, 75, 100, quizá 150 anónimos que participaron en esos y otros ciclos similares. ¿Por qué Luna y David sí, y el resto no? ¿Talento, ángel, fortuna?
Silvina:
Si perduramos se debe a que siempre supimos qué queríamos y nunca nos mostramos inalcanzables. Cualquier chica de nuestra edad siente que podría estar donde estamos nosotras.
Pamela: También le metimos garra. No me banco que nos menosprecien: "Salieron de ahí y, qué cu…, ahora les llueven laburos". Aprovechamos al máximo cada oportunidad. Regamos la planta. Evitamos que se marchite. Y fundamental, no hablamos mal de nadie.

-¿Tampoco de otras vedettes?
Silvina:
Imposible. Si el otro día mi mamá me confesó: "Hija, yo soñaba con convertirme en vedette". Ni siquiera hablamos mal de manera indirecta.
Ambas: A propósito, lo de "a flote" que mencionaste, ¿era alguna indirecta? -de nuevo intentan debilitar la objetividad del periodista
-Errónea suposición.

……………………………………………………………

Saben -y, vale apuntarlo, esperan resignadas el momento- que una nota juntas no existiría sin ciertos requerimientos superficiales del estilo ¿pareja? (Silvina se declara "solita" y Pamela, "novia de Rodrigo"), medidas, altura y peso (Silvina arriesga 92-62-92, 1,70 metro y 54 kilos y Pamela, 89-62-92, 1,70 y 52,5 kilos), y sin retomar cuestiones relacionadas al físico que Dios (¿o el Diablo?) les obsequió:
-Mi peor momento fue al salir de la famosa Casa. ¡Pesaba 63 kilos! -recuerda Silvina.
-Callate que gracias a tu caso nadie se acordó de que yo había subido seis -sorprende Pamela.
-Mirándose al espejo, ¿qué cambiarían de su exterior?
Pamela:
Nada. Me agregué busto a los 19, y punto. Lo decidí apuntando a mi costado femenino, no al aspecto laboral. "¿Me compro un auto o me agrego lolas?", dudé. Y seguí usando bondis. Ningún argentino se resiste a unas buenas curvas.
Silvina: Admito mañanas en que me ladro y mañanas en que me adoro, pero continuaría así, y luciendo la delantera en la que invertí parte de mis ahorros obtenidos en Gran Hermano.

-Si uno anota sus nombres en Internet, abundarán sitios ofreciéndolas desnudas. ¿Qué fotos jamás podrán encontrarse de ustedes en la web?
Silvina:
Un desnudo. Me avergüenza.
Pamela: Yo únicamente me desvisto entera ante mi pareja. Si bien hago el amor casi todas las noches, en general me considero bastante tradicional. Apenas hallarán topless.

-¿Cuánto tarda, promedio, un hombre en bajar la vista rumbo a sus escotes?
Ambas:
La mayoría, entre dos y tres segundos. Aunque vos, educadito al fin, te aguantaste unos cinco minutos -consiguen desintegrar la objetividad del periodista.

-Touché.

Rodeadas de plumas y glamour,  muestran parte de sus atributos. Existen muchas coincidencias en nuestras historias", comparten a tres años de participar en El bar y Gran Hermano II, respectivamente.">

Rodeadas de plumas y glamour, muestran parte de sus atributos. "Existen muchas coincidencias en nuestras historias", comparten a tres años de participar en El bar y Gran Hermano II, respectivamente.

Si perduramos luego de los reality se debe a que nunca nos mostramos inalcanzables. Cualquier chica siente que podría estar donde estamos nosotras" ">

"Si perduramos luego de los reality se debe a que nunca nos mostramos inalcanzables. Cualquier chica siente que podría estar donde estamos nosotras"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig