“Muchos pensaron que como era rubia y pulposa no tenía ningún talento” – GENTE Online
 

“Muchos pensaron que como era rubia y pulposa no tenía ningún talento”

Actualidad
Actualidad

Luciana Salazar (25) no es bailarina. “Mucho menos vedette”, insiste. Hizo algunos trabajos como modelo, pero nunca desfiló alta costura ni fantasea con la Piazza Spagna. Protagonizó programas de éxito y llegó al cine, con una película súper taquillera. Aunque difícilmente se haya ganado aún un lugar en el Panteón de Actores de la Chacarita. Resulta imposible definirla… “¿Acaso es necesario?”, pregunta. En estos casos se suele utilizar el término artista, que se aplica como gentilicio a quienes aparecen en televisión sin profesión definida.

–¿Cuál es su vocación, Luciana?
–Quiero ser cantante. Me estoy preparando para ello. ¿Como quién? Como Madonna. Ella es el modelo a seguir.

Sólo escuchamos Luli in love. El tema de estribillo pegadizo “I just wanna be in love/ with Luli”. Aunque Luciana jura que ya tiene su propio repertorio. Pronto hará su debut como cantante. Pero ahora es la revelación de Bailando por un sueño 3. Sorprendió al público y al jurado.

–Muchos dicen que usted es candidata a estar en la final.
–Pensaron que, como soy rubia, pulposa, y tuve fama repentina, no tenía ningún talento. Pero soy perseverante: cuando quiero algo, no me para nadie.

–¿Estudió danza?
–Jamás. De chiquitita, practiqué gimnasia artística, lo que me da facilidad para los trucos. Ahora quiero aprender a bailar, y quizás haga un curso de comedia musical en Nueva York. Pero no pretendo ser bailarina, ni siquiera vedette…

–Imagino que ya le ofrecieron vestir plumas.
–Todas. Me invitaron a hacer temporada en todos lados, pero no es el momento. Más adelante me gustaría hacer una comedia musical grossa.

–¿Cómo se mantuvo ajena a las polémicas en Bailando…?
–¿Necesitan más líos? ¡Ya hay un montón! Yo no soy una chica escandalosa. A los escándalos llego por la ventana. Sólo generé polémicas desde el trabajo, con aquel topless en los MTV o el piletazo en Chile. El resto los ligué de rebote. No me interesan las peleas entre mujeres.

–Hace poco mantuvo un duelo mediático con Julieta Prandi, su compañera de programa. En Perú dijo que no le conocía ningún talento más allá de su físico…

–No sé cómo fueron las cosas. Pero a mí se me acercó Julieta y me dijo: “Te saludo para que sepas que no tengo nada contra vos”. Yo se la re tomo. ¿Por qué no le voy a creer?

–¿Es cierto que antes de firmar contrato exigió que su compañero de baile “sea lindo”?
–Mentira; fue al revés. Les dije a los productores: “Siempre arman las parejas lindas, pero yo no soy bailarina y prefiero a alguien que me sepa llevar antes que a un chico lindo”. Después, la producción me puso al chico lindo. Luis es divino, tenemos gran química y nos apoyamos mucho…

–Tanto que hay quienes juran que son pareja.
–¡Otro romance! ¡Uau! ¿Hace falta que diga que no es cierto?

–Hace poco se desmayó en Chile. Y muchos concluyeron que estaba embarazada…
–(Ríe) No hay chance. Igual, tampoco es el primer embarazo que me inventan.

–La pregunta del millón: ¿quién hubiese sido el padre?
–Si no hay embarazo, no hay padre. Me desmayé porque venía agotada de tanto laburo.

–¿Cómo es posible que en sus cuatro años de fama jamás haya presentado un novio?
–¿Viste? ¡Qué bien que hago los deberes! Nunca me agarraron con nadie. Ojo, tampoco estuve de novia-novia. Claro que salí con chicos y tuve mis cosas. ¡Si no hubiese tenido una alegría en cuatro años, ya me hubiese metido a monja de clausura! Ahora tengo unos chicos desparramados por diferentes países. Pero a los hombres tampoco les gusta la chica que los vende. Por eso no doy nombres.

–¿Acaso estuvo saliendo con conocidos?
–De novia, no. Sí, de estar.... ¿Se entiende?

–Dicen que todos necesitamos cariño…
–¡Pero no hay que estar de novia para recibir cariño! Tengo mimos, pero ningún novio. Me puedo despertar con alguien sin darle el título de novio. ¡No seas tan conservador!

–¿Ha probado con el gremio de los futbolistas?
–Algunos me llamaron, pero no pasó nada.

–¿Cómo encaran los futbolistas, que están tan de moda?
–Aparecen de la nada. Dicen: “Hola, soy tal, delantero de tal equipo”. Así me pasó con Marcelo Salas, pero nunca lo conocí.

–¿Y usted sabe algo de fútbol?
–Poco y nada. Pero la mayoría de los que llaman son conocidos, de equipos grandes. A muchos los mando directamente al contestador. ¡No hago citas a ciegas! Igual, prefiero otros deportes.

–Dicen que le ha ido bien con el tenis…
–Conocí a un tenista español. Disfrutamos de una semana juntos en Miami, pero huí cuando sentía que me empezaba a enamorar. ¡Imagináte lo que podía sufrir con un novio tan lejos! ¿Quién? No es Nadal, pero es bastante parecido. No te voy a dar nombres.

–¿Todavía no se le escapó ninguna lola en pantalla?
–No, pero yo soy muy precavida: pruebo mucho el vestuario. No tengo ganas de que se me vea una teta.

–¿No le molesta semejante escote a la hora de bailar?
–Pensaba que no las iba a poder manejar bien, pero me equivoqué. Debe ser porque no tengo una cosa así…

–Desde acá, parece “una cosa así”
–Pero fijáte bien, no es tanto (saca pecho).

–No en vano encabeza las encuestas que premian la “mejor delantera”, Luciana.
–¡Hay más grandes! Pero como tengo un cuerpo chiquito, (acusa 1,60 de altura) parece más. Yo tengo 280 de lolas y nadie me lo cree.

–¡Doscientos ochenta de busto! Tampoco le creo…
–¡Una prótesis de 280 centímetros cúbicos! La mayoría de las chicas se ponen de 300 y les quedan más chicas que a mí. Si hay gente que cree que tengo 500… Yo mido 88 u 89 de busto, pero uso corpiños 100.

–También dicen que se hizo cirugía en la cara.
–¡Que me hice bótox! Si se me arruga toda la frente… Sólo me hice una dermopigmentación en las cejas que te cambia totalmente la mirada.

–¿Y la boca?
–Ni siquiera me la delineo. Si me hubiese puesto colágeno, no usaría labiales para aumentar los labios. Hay unos buenísimos, que pican un poco.

–No sirven para besar, imagino.
–Todavía no le di un beso a nadie con eso (piensa). Aunque puede estar bueno: me divierte probar cosas nuevas.

Luli sorprendió con sus dotes de bailarina. “<i>De todos modos, mi sueño es cantar y mi modelo a seguir es Madonna... Me estoy preparando en ese sentido</i>”.

Luli sorprendió con sus dotes de bailarina. “De todos modos, mi sueño es cantar y mi modelo a seguir es Madonna... Me estoy preparando en ese sentido”.

“<i>Desde que soy famosa, nunca estuve de ‘novia-novia’. Salí con chicos y tuve mis cosas… ¡Si no hubiese tenido una alegría en cuatro años, ya me hubiese hecho monja!</i>”

Desde que soy famosa, nunca estuve de ‘novia-novia’. Salí con chicos y tuve mis cosas… ¡Si no hubiese tenido una alegría en cuatro años, ya me hubiese hecho monja!

Junto a su soñador, Luis David Jazmín, se convirtió en candidata a ganar Bailando por un sueño 3. Dicen que forman una pareja perfecta. Tanto que ya hay quienes juran que son pareja. “<i>Es otro de los tantos romances que me inventan</i>”, dice Luli.

Junto a su soñador, Luis David Jazmín, se convirtió en candidata a ganar Bailando por un sueño 3. Dicen que forman una pareja perfecta. Tanto que ya hay quienes juran que son pareja. “Es otro de los tantos romances que me inventan”, dice Luli.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig