El día que terminé mi primer desfile, encontré mi remera cortajeada con una tijera". "En las pasarelas ocurre de todo: llegaron a empujarme, patearme y tironearme de la ropa para sacarme el lugar". "En este medio es difícil hacerte amigas. Todas compiten y la ambición las ciega"." /> «Mis colegas son mis peores enemigas» – GENTE Online
 

"Mis colegas son mis peores enemigas"

Actualidad
Actualidad

-Prandi, usted que sabe: ¿estalló la guerra entre las top?
-Se dio a conocer, nada más. Siempre existieron peleas, enfrentamientos, celos...

Fue la chica del verano 2001. "Entonces, nadie conocía mi nombre, todos me ubicaban por la tapa de GENTE en hot-jeans", recuerda. Una toma, un gesto, y el verano esteño fue todo suyo: desfiló por primera vez para Roberto Giordano y las marcas más importantes la contrataron para sus campañas gráficas. Poco después, le llegó el turno a la televisión: explotó y se hizo conocer como La Nena de Poné a Francella, participó en la novela Franco Buenaventura y así, encontró su nueva veta. Hoy, está en No hay 2 sin 3 junto a los ex Tinelli, Pachu y Pablo, y viaja a Lima una semana al mes para animar un programa cómico de la tevé peruana. "Aunque soy la cara de cinco marcas argentinas, sin querer me fui volcando más a la televisión que a la pasarela. Pero ninguna de estas es mi verdadera vocación. El día de mañana pienso vivir de la literatura", asegura muy seria.

Julieta Prandi (cumplirá 23 el 20 de abril, dueña de 86-58-90 centímetros de curvas y 50 kilos de peso) sabe que no es momento para hablar de Galeano y Cortázar -autores de las dos obras que la esperan a medio leer sobre su mesa de luz-, sino de otros lenguajes: más triviales, pero que hoy hacen al mundo por el que ella decidió transitar. Dice Julieta sobre sus "compañeras" de pasarela: "Muchas tienen la facilidad de contaminarte el ámbito de trabajo, de hacerte la vida imposible".

-¿A quién se refiere?
-Si las nombro, les doy cartel. Y no se lo merecen.

-Y usted, en esta guerra, ¿de qué bando está?
-Mirá, últimamente se habló mucho de lo que pasó entre Giordano y Nicole. Pero yo no tengo quejas de ellos.

-¿Con quién pelea, entonces?
-Con las que buscan roña. Yo trato de no discutir con nadie. Pero…

-¿Pero?
-No soporto las injusticias. Y ahí sí, salto.

-¿Estalló muchas veces en estos tres años?
-Cada tanto me dan motivos.

-Veo que tampoco es de las que tienen amigas en el medio.
-Amigas, amigas de esas que llegás a tu casa y las llamás, no tengo. En este medio es difícil hacerte amigas; todas compiten y la ambición las ciega.

-¿Usted no…?
-No le voy a pisar la cabeza a nadie para conseguir abrir o cerrar una pasada. Otras, en cambio, sí lo hacen. Mis colegas son mis peores enemigas. Algunas, claro. A mí me costó mucho entrar. Cuando empecé me quisieron hacer la vida imposible. El día que terminé mi primer desfile para Giordano, encontré mi remera cortajeada con una tijera. Flor de mensaje, ¿no? En las pasarelas ocurre de todo. El segundo desfile que hice, Roberto me llamó para el cierre y salí tomada de su mano: de atrás me empujaban, me pateaban y me tironeaban de la ropa para ocupar mi lugar.

-¿Quiénes?
-Qué sé yo. Si yo tenía que sonreír para las cámaras. Por un lado, eran lógicos los celos: muchas que llevaban diez años en esto estaban ubicadas en el fondo, y yo, que recién empezaba, en primera fila. Pero si lo piensan dos minutos, se dan cuenta de que la culpa no es mía, yo no había elegido estar ahí… Este universo está lleno de maldad: ví llorar a una modelo porque otra se quedó con el corpiño de su pasada. Y el último desfile, ¿lo viste? Había tres chicas peleando por estar al lado de Roberto Giordano… Estaban Rocío (se refiere a Guirao Díaz), Pampita y Sofía (por Zamolo). Yo no las ví, y eso que las tenía al lado, pero fue el comentario de todo el mundo.

-¿Sabe que usted no está en la lista de las más santas, precisamente?
-Me hicieron mala fama cuando saltó lo de la muqui. Y sí, es cierto, a Pampita le dicen la mucamita. Pero yo no fui quien la apodó así.

-¿Aclaró el tema con ella?
-Salí a aclararlo inmediatamente en los medios. A Pampita no le dije nada porque con ella no me trato. No me llevo ni mal ni bien. Tenemos cero relación. Pero es cierto que le pusieron ese apodo, y sé quién se lo puso.

-¡¿…?!
-Olvidate. No doy nombres. No acostumbro a mandar al frente a nadie. Pero te puedo asegurar que, si quisiera, tendría para escribir un libro sobre el mundo de las modelos. Decí que tengo dos motivos para no hacerlo: soy súper discreta y adoro los poemas de amor.

por Mariana Montini
fotos: Santiago Turienzo
producción: Fini Bencardini
peinó Juan Manuel para Giordano con productos Sebastian
agradecemos a Peter Pan y Ricky Sarkany

Prandi ataca: Cuando empecé, muchas quisieron hacerme la vida imposible". Y se defiende: "Es cierto, a Pampita le dicen la mucamita. Pero yo no fui quien la apodó así".">

Prandi ataca: "Cuando empecé, muchas quisieron hacerme la vida imposible". Y se defiende: "Es cierto, a Pampita le dicen la mucamita. Pero yo no fui quien la apodó así".

Si quisiera, tendría para escribir un libro sobre el mundo de las modelos. Tengo dos motivos para no hacerlo: soy súper discreta y adoro los poemas de amor"">

"Si quisiera, tendría para escribir un libro sobre el mundo de las modelos. Tengo dos motivos para no hacerlo: soy súper discreta y adoro los poemas de amor"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig