“Mil veces nos casaron, mil veces nos separaron” – GENTE Online
 

“Mil veces nos casaron, mil veces nos separaron”

Actualidad
Actualidad

Está cansado. Por eso, dice él, no piensa dar más explicaciones. Tantas veces lo separaron, tantas otras lo casaron, que no tiene sentido aclarar nada. Eso cree Facundo Arana. Y por eso no piensa desmentir ni confirmar los rumores. Ahora, y una vez más, dicen que atraviesa una fuerte crisis de pareja con Isabel Macedo, la mujer que lo enamoró hace diez años.
¿Qué hay de cierto? ¿Cuánto de mentira?

DIAS DE MELANCOLIA. Los vecinos del barrio privado más pequeño de Nuevo Tigre llevan un mes y medio preguntándose qué habrá pasado entre Facundo e Isabel. Cuentan que la pareja compró hace un año un lote dentro de las exclusivas 30 hectáreas, y que se pusieron a construir una casona de dos plantas con la idea de mudarse a comienzos de este 2006. Lo cierto es que la obra todavía está inconclusa y que hace tiempo que no ven a Macedo por allí. “Ahora viene él solo, a veces con su perro, o lo acompaña algún amigo. Habla con los albañiles, camina hasta la laguna, da nuevas instrucciones y se va. Antes repetía la rutina junto a su novia y se pasaban acá el día entero, pero hace tiempo que ella no viene”.

En el garaje de Palermo también están sorprendidos. Parece que Isabel ya no deja su auto todas las noches en la cochera que viene alquilando desde hace cinco años. Sospechan que ella se fue de la casa que compartían sobre la calle Carranza. Encima, los vecinos del Jardín Botánico la ven entrar y salir cada vez más seguido de la casa de sus padres, la que los Macedo tienen sobre la calle Beruti. Y la escena que hizo detonar la bomba se produjo el último miércoles en el restó Asia de Cuba, cuando Facundo llegó solo al cumpleaños de Marcelo Cosentino, amigo de la pareja.

¿TODO BIEN? Sus más íntimos tienen buenas respuestas para todo: dicen que entre ellos está todo bien, que Isabel no fue al cumpleaños porque ese día no se sentía bien, que no visita tan seguido el terreno de Nuevo Tigre porque ella también está a full con las grabaciones y que es cierto que estuvo un tiempo durmiendo en la casa paterna porque tiene un problema familiar.
Mientras, otros que también los conocen aseguran lo contrario:

- “La crisis viene del año pasado.
- “Ella se fue; le pidió un tiempo para pensar. Por eso Facundo está tan apagado y triste.
- “Facundo quiere volver; está haciendo todo para reconquistarla.
- “El no conoce el fracaso y ella descubrió el éxito con su rol de mala en Floricienta, y ahora va a brillar en Alma pirata. De golpe chocaron por sus trabajos. Eso fue lo que les pasó, lo que deberán pasar...

No son pocos los que creen que la lucha por el rating influyó en la pareja. Lo cierto es que sus novelas hoy compiten: ambas van a las 21 horas, la de él por el 13, la de ella por el 11. “¿Cómo se prende la prensa en esto? ¿No se dan cuenta de que es una campaña para matar a Facundo porque no se bancan su éxito?”, se pregunta su amigo-manager Adrián Loureiro por los pasillos de Pol-ka. Veintisiete puntos promedio, con picos de treinta y uno: eso mide Arana.

UNA DECADA, JUNTOS. Se conocen desde que ella tenía 6 y él 10. Isabel era compañera de colegio de Agustina, la hermana menor de Arana. Empezaron a salir en 1996. En estos diez años se decidieron por la convivencia, compartieron vacaciones en Pinamar, un viaje soñado en motor-home por toda la Argentina y hasta compraron un lote en Nuevo Tigre para construirse la casa, con la idea de pasar en ella el resto de sus días juntos.

Durante años ella soportó desde el anonimato los motes de galán y sex symbol de él, como toda una dama. Nunca hizo escándalo, mucho menos reproches. El, con tanta fama como éxito, la apoyó en cada uno de sus proyectos: estudiar teatro, el profesorado de zapateo americano y cada uno de sus roles en televisión, desde su debut de tres capítulos en Ricos y famosos, su paso por Verano del 98, Muñeca brava, Amor latino y Mil millones. El reconocimiento y la popularidad le llegarían más tarde: en el 2004 y con Delfina, la mala de Floricienta, personaje del que su novio se sentía muy orgulloso.

AMOR TEXTUAL. No voy a hablar; poné lo que quieras”, dice Isabel esta vez. Y agrega: “Proteger mi intimidad no es una postura. Conmigo nunca vas a saber quién prepara el desayuno en casa”, jura.

Facundo, por su lado, terminó rompiendo el silencio. “Mil veces me separaron, mil veces me casaron. ¿Ahora qué hice? Tranquilos, con Isabel sigo y seguiré”, promete él.

Pese al qué dirán, los chicos vienen prometiéndose amor eterno desde hace un buen tiempo. En todas y cada una de las notas que dieron por separado se encargaron de dejar en claro que estaban hechos el uno para el otro. Lea, si no:
Macedo 2003: “Yo podría vivir en cualquier lugar del mundo si es con la persona que amo. Mi casa estará donde estén mis afectos y donde esté Facundo ahí siempre estará mi casa.

Arana 2004: “Con la Chava tenemos las cosas muy claras: juntos en la vida privada, separados para la pública. Pero soy un soñador que cree en el amor eterno”.

Macedo 2004: “En el amor no tengo dudas. Con Facundo nos elegimos para toda la vida. Crecimos juntos. Maduramos juntos. Me encantaría tener muchos hijos con él. A veces fantaseamos con los nombres que les vamos a poner. Pero ése es uno de nuestros secretos…

Arana 2005: “Aprendimos a convivir con los rumores. Siempre me gustó preservar mi intimidad, aunque no voy a tener problema en confesar cuando me case. Todavía no es el momento. La Chava está a full con su trabajo, y yo orgulloso por ella”.

Y la última, de ahora nomás. Facundo Arana, 3 de abril de 2006: “No me separé ni me separaré. ¿Alguna pregunta más?”.

DIA DE CUMPLEAÑOS. El viernes 31 se mostraron juntos después de mucho tiempo. Arana cumplía 34 y lo festejó trabajando, junto a todo el elenco. Entonces, sus compañeros lo sorprendieron con una torta, le cantaron a coro el Cumpleaños feliz, recibió los mejores deseos de Natalia Oreiro y los besos de todos. Mientras, Isabel hacía su trabajo en los estudios de Martínez, bien lejos de Pol-ka. A las ocho de la noche se encontraron en Deriva, el restó de Dardo Rocha al 2200 donde Macedo almuerza todos los días. No hubo cena de cumpleaños. Ella estaba con amigos y se mudó de mesa cuando llegó Facundo. Pidieron café, gaseosas, conversaron mucho y “terminaron con un par de picos”, aseguran los testigos. A la salida se volvieron a separar. El había llegado en su camioneta, ella en su auto.

Pero hubo reencuentro. Fue en la madrugada, cuando ella regresó a la casa de Palermo. Al día siguiente hicieron una vida normal de una pareja de años: Facundo se dedicó a pasear a su perra Pampa por Palermo, Isabel hizo shopping en Unicenter con una amiga.

Hay quienes dicen que se tomaron un tiempo para volver a elegirse. Y que hoy, en eso están. Pero hay muchos otros que dicen todo lo contrario: “Ellos ya se eligieron hace 10 años y siguen amándose más allá de los rumores”.

Viernes 31, 21.50 horas. Dacuyndo Arana e Isabel Macedo salen de Deriva, el restó de Dardo Rocha al 2200, en San Isidro. Pidieron gaseosas, café, conversaron una hora y media y terminaron a los piquitos. Así festejaron el cumpleaños núkemro 34 del actor.

Viernes 31, 21.50 horas. Dacuyndo Arana e Isabel Macedo salen de Deriva, el restó de Dardo Rocha al 2200, en San Isidro. Pidieron gaseosas, café, conversaron una hora y media y terminaron a los piquitos. Así festejaron el cumpleaños núkemro 34 del actor.

“<i>¿Ahora qué hice? Tranquilos, Con Isabel sigo y seguiré. Soy un soñador que cree en el amor</I>”.

¿Ahora qué hice? Tranquilos, Con Isabel sigo y seguiré. Soy un soñador que cree en el amor”.

“<i>Poné lo que quieras. Proteger mi intimidad no es una postura. Conmigo nunca vas a saber quién prepara el desayuno en casa</i>”

Poné lo que quieras. Proteger mi intimidad no es una postura. Conmigo nunca vas a saber quién prepara el desayuno en casa

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig