mi novia de toda la vida"." /> «Mi sueño no pasa por jugar en Europa» – GENTE Online
 

"Mi sueño no pasa por jugar en Europa"

Actualidad
Actualidad

"Ni en mi sueño más loco imaginé que de golpe me iban a pasar tantas cosas.
Esto es un regalo de Dios, un premio al esfuerzo. Y no sólo al mío. Detrás se ve
reflejada la lucha de una familia"
. Así, de manera simple y sencilla, Fernando Cavenaghi define su actual momento, un presente exitoso que lo muestra como
protagonista exclusivo. A pesar de sumar sólo 19 años, en su vitrina personal
atesora un título con River Plate, el premio al goleador del Apertura 2002 y la
flamante conquista del Sudamericano Sub-20, en el que con ocho goles en nueve
partidos se transformó en el máximo artillero. Todos pergaminos que lo llevarían
al seleccionado mayor de Marcelo Bielsa, y que lo han convertido en uno de los
jóvenes más requeridos por el fútbol europeo (ya empezó la pelea por su pase
entre la Juventus, el Hamburgo y el Barcelona).

"Todavía no me puse a pensar todo lo que conseguí. Porque a los 17 ya jugaba en
Primera, y dos años después, acabo de dar mi primera vuelta con la celeste y
blanca. Igual, sé que en el fútbol no te podés quedar en recuerdos. A la racha
de buena suerte también hay que ayudarla con trabajo
", comenta en el living de
su casa mientras saborea un mate amargo y disfruta de sus únicos dos días de
vacaciones, al mismo tiempo que demuestra que convertirse en temible goleador no
fue fruto único de la fortuna. Porque Kity, como lo llaman sus íntimos, con
apenas 12 primaveras dejó a su familia en Chacabuco y emigró a Buenos Aires, a
River. "Es una locura que lo dejes ir tan chico", fue la frase que los vecinos
le repetían a Mónica, maestra del barrio y mamá de Fernando. Seis años más
tarde, los resultados demostraron que había acertado en su apuesta.

EL CAVE-GOL.
Nació el 21 de setiembre de 1983 en O´Brien, provincia de Buenos
Aires. En el 89 sus padres se separaron y partió con su madre a Chacabuco. Pero
a pesar de que los potreros de donde es oriundo Daniel Passarella lo vieron
tirar sus primeras gambetas y convertir sus primeros goles, Fer recalca que
"siempre fui un jugador en potencia. Si mirás mi álbum de fotos, a los tres años
ya estaba con una de cuero al lado. Es más, para un cumpleaños llegué a tener 15
pelotas
", explica cuando la nota es interrumpida por algunos vecinos que tocan
el timbre en busca de ese bendito trofeo: la estampa de una firma.

En su vuelta a Chacabuco, tras lograr el campeonato, el barrio lo recibió con
aplausos, banderas y camisetas celestes y blancas al grito de "Dale campeón/dale
campeón"
. "Fue una locura. Algo que no esperaba y me emocionó", comenta,
ruborizado. Claro, la fiebre Cavenaghi hace estragos allí. Todos quieren ver y
tocar a ese pibe tímido de 1,79 metro y 76 kilos cuya realidad le sonríe. "Lo
que tengo se lo debo a mis padres y a mi tío Elvio, que jugó en Gimnasia de La
Plata, San Lorenzo y Sarmiento de Junín. De él heredé esta pasión. Porque con mi
viejo, Edgardo
-dueño del único boliche bailable de O´Brien-, lo seguíamos
adonde jugase
", cuenta el Torito. Y mientras Mónica muestra una pila
interminable de álbumes, añade: "Al principio no pensé que la adaptación sería
tan dura. En un momento me encontré con 13 años, solo y a cientos de kilómetros
de mi gente. Encima empecé a estudiar en el Instituto de River Plate, pero en
segundo año debí abandonar debido a los entrenamientos, los partidos y los
viajes".

En el televisor de 33 pulgadas del comedor, Belén, Nicolás y Marcos, sus tres
hermanos menores, miran por enésima vez el partido Argentina-Colombia, que
nuestro seleccionado termina ganando 1-0 cuando a los 29 minutos del segundo
tiempo Fernando clava el tiro libre en el ángulo. El vuelve a ponerse colorado.
Parece que nada puede cambiarle la personalidad a Kity. Otro ejemplo, cuando
habla de sus aspiraciones: "Lo único que le pido a Dios es que mi familia esté
bien. Es lo más importante que tengo. Cuando cobré el primer sueldo, ayudé a mi
mamá a cambiar el auto y a pagar deudas. Ahora empecé a construirle una casa a
papá para que pueda vivir tranquilo. Mis sueños no pasan por jugar en Europa

-cierra el muchachito, amante de la música tranquila, libros de autores
argentinos y películas cómicas y de acción-. Quiero formar una linda familia con
Soledad, mi novia de toda la vida
".

por Sergio Oviedo y María Noel Alvarez
fotos: Alejandro Carra y Matías Campaya
(agradecemos a Wrangler)

En la pileta del Hotel La Posta del Lago de Punta del Este, la estrella de River festejó la consagración.

En la pileta del Hotel La Posta del Lago de Punta del Este, la estrella de River festejó la consagración.

 Siempre fui jugador de fútbol. Si mirás mi álbum de fotos, a los 3 años ya estaba con una de cuero al lado. Es más, para un cumple llegaron a regalarme 15 pelotas"">

"Siempre fui jugador de fútbol. Si mirás mi álbum de fotos, a los 3 años ya estaba con una de cuero al lado. Es más, para un cumple llegaron a regalarme 15 pelotas"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig