«Mi sueño es ganar una medalla olímpica» – GENTE Online
 

"Mi sueño es ganar una medalla olímpica"

Actualidad
Actualidad

Pepe se convirtió al cuarteto. Y, como todo cordobés que se precie, hoy es
devoto de Carlos La Mona Jiménez. "Cuando era más chico, mis amigos me gastaban
porque me gustaban mucho Soda Stereo, Los Redondos, Los Ramones…
-confiesa con
pudor-. Pero ahora, cada vez que salgo a competir me llevo los discos de La
Mona, Trulalá y La Barra. Mis amigos me habían dicho que sino me volcaba al
cuarteto, me iban a echar de Córdoba…".

José Pepe Meolans tiene 25 años y un par de ojos celestes tan profundos como el
agua que lo recibe en cada carrera. Mide 1,97 metros y posee un físico
imponente. Consagrado y respetado en todo el mundo. Reconocido en la Argentina y
codiciado por algunas potencias europeas que ya intentaron seducirlo con dinero
para que cambiara los colores de su malla. Ostenta los récords sudamericanos en
los 50 metros libres, 100 metros mariposa y 100 metros combinados. Y las mejores
marcas en la historia de la natación argentina en los 50,100 y 200 metros
libres, 50, 100 y 200 metros mariposa. Fue el abanderado de la delegación
nacional en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003 y consiguió nuevos
oros. Desde la natación, sedujo a un público ignorante en el deporte. Y confirmó
su popularidad en octubre último, cuando convocó a una multitud junto a la
pileta del club River Plate -equipo al que actualmente representa- para ver su
duelo-exhibición contra el nadador brasileño Fernando Xuxa Scherer.

-¿Cuál es su balance de este 2003?

-Creo que tuve un muy buen año. Estuve en los Juegos Panamericanos y pude
tomarme revancha de Winnipeg 99, adonde no había podido ganar ninguna medalla de
oro. Además de trepar hasta lo más alto del podio, también pude mejorar mis
tiempos. No es lo mismo que un Mundial, pero a mi me encantan los Juegos
Panamericanos y los Juegos Olímpicos, por la preparación que requieren y la
convivencia con otros atletas en las villas olímpicas. Pero todavía no terminé
el año: esta semana estoy viajando a Sudáfrica para competir en las últimas
instancias de la Copa del Mundo y después vuelvo para participar en el
Campeonato Argentino en Mar del Plata.

-¿Porqué nunca aceptó las propuestas que le hicieron de correr para otros
países?
-España me ofreció un dinero que era una fortuna para un nadador… Pero mi malla
es celeste y blanca. Pese a las crisis, esta es mi tierra y la de mi familia. Y
juro que no hay nada como escuchar el himno nacional desde lo más alto del
podio.

-Más allá de sus indiscutidas condiciones, ¿por qué considera que, pese a contar
con escaso apoyo económico y una limitada infraestructura, usted ha conseguido
filtrarse y permanecer entre los mejores?

-Tiene que ver con el amor propio y la garra que le pongo en cada carrera.
Además de tener un gran entrenador, un excelente familia que me apoya, y mucha
gente ayudando detrás. Solo no hubiese logrado nada de lo que conseguí hasta
ahora. Con respecto a la tecnología, estamos muy lejos de las grandes potencias.
Acá tenemos pocas piletas de 50 metros con las características necesarias para
entrenarse… Pese a todo, yo trato de imponerme objetivos muy altos.

-¿Tan altos como conseguir un podio en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004?
-Mi gran sueño es ganar una medalla olímpica. No me importa si es de oro, plata
o bronce. Soy consciente de que es muy complicado, pero no imposible. Voy a
tener que estar más entrenado que nunca, en un gran día, y me va a tener que
salir todo bien.

-Este 2003 comprobó su popularidad con la exhibición en el natatorio de River.
¿Alguna vez fantaseó con tener semejante poder de convocatoria desde la
natación?
-Jamás. Sin dudas, esto llegó con los resultados obtenidos por los deportistas
argentinos en la natación internacional. A partir de las medallas y los podios,
pudimos darle mayor difusión a nuestro deporte. Ojalá que en los próximos meses
podamos hacer más exhibiciones.

-¿No es la natación un deporte ingrato? Usted se prepara durante meses para una
carrera que se define en segundos…
-¿Sabés cuántas veces, después de una carrera, me dije: "Si hubiese hecho tal
cosa la historia sería otra"? Justamente, nos entrenamos mucho tiempo para estar
lo más concentrado posible ante cada largada. Los nadadores dejamos muchas cosas
de lado para que todo salga bien. Pero cuando las carreras te salen al revés te
querés matar. De esos errores aprendés muchísimo.

-¿Como le sienta su nuevo apodo, Tiburón?
-Yo no sé de dónde salió eso. De los medios, supongo. A mí, en Córdoba y en el
ambiente de la natación, todos me llaman Pepe.

-A propósito, en el ambiente de la noche, el apodo Tiburón es utilizado para los
galanes insaciables…
-Justamente: a mí dejáme como Pepe…

-¿Cuál es su estado civil actual?
-Estoy de novio, muy bien y tranquilo.

-A partir de la fama, usted se ha convertido en uno de los solteros más
codiciados de la Argentina.
-(ríe) No tenía ni idea. Jamás me lo han hecho saber. Pero insisto: estoy muy
tranquilo como estoy ahora.

-¿Hasta qué edad piensa correr?
-No tengo ni idea porque no sé hasta cuándo me va a dar el físico. Hay nadadores
de 31 ó 32 años que todavía están en un excelente nivel en mi especialidad, que
son los 50 y 100 metros libres. Sin embargo, no me imagino nadando a los 31
años…

-¿Ya está trabajando en su futuro?
-No, para nada. Ahora tengo mi cabeza puesta en las próximas competencias y en
los Juegos Olímpicos. De lo que sí estoy seguro es que cuando me retire, lo voy
a hacer convencido: no quisiera despedirme de las piletas para volver tres meses
después. Pero todavía me quedan algunos años más en el agua… Es más, te dejo
porque tengo que ir a entrenarme...

A los 25 años y en el punto más alto de su carrera, Meolans ya piensa en el retiro. No sé que voy a hacer después de la natación, pero no me veo corriendo más allá de los 30 años".">

A los 25 años y en el punto más alto de su carrera, Meolans ya piensa en el retiro. "No sé que voy a hacer después de la natación, pero no me veo corriendo más allá de los 30 años".

En la argentina no tenemos infraestructura ni recursos económicos. Mis resultados están apoyados en el amor propio y la garra que le pongo en cada carrera"">

"En la argentina no tenemos infraestructura ni recursos económicos. Mis resultados están apoyados en el amor propio y la garra que le pongo en cada carrera"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig