«Mi mayor logro fue transformar a River en un club solidario» – GENTE Online
 

"Mi mayor logro fue transformar a River en un club solidario"

Actualidad
Actualidad

En diciembre de 2004, José María Aguilar (42) cumplirá treinta y seis meses en el sillón de la presidencia de River Plate. Y aunque en sus pergaminos figuren nada más y nada menos que tres títulos locales (Clausura 2002, Clausura 2003 y Clausura 2004), según sus propias palabras "el logro más importante de su gestión fue haber organizado, de manera severa y rigurosa, los afanes solidarios que el club tenía pendientes". Y entre las cosas que enumera como sus aciertos, destaca: "Las 16 campañas de acción solidaria que benefició a más de 53 entidades; la asistencia diaria a 42 comedores de la Capital Federal y del Gran Buen
os Aires -como el comedor del predio de Villa Martelli donde se alimentan cerca de 150 chicos por día-; las ayudas mensuales a distintas escuelas de frontera; los acuerdos para satisfacer distintas necesidades de la comunidad wichi en Salta; la colaboración en la búsqueda de un órgano para un transplante; o el trabajo para conseguir dinero para un viaje imprescindible por cuestiones médicas".

-Parece increíble que el presidente de un club de fútbol relegue, en su consideración personal, los logros deportivos o económicos por los solidarios…
-Es que tendría que ser siempre así. En estos tres años River avanzó mucho en el crecimiento de sus marcas, en la inserción de su nombre en distintos lugares del mundo. Estamos inaugurando el bar temático, tenemos nuestra tarjeta de crédito, 10 mil socios nuevos, vendemos más camisetas que nadie. Pero estos son hechos de menor significación a partir del vínculo que logramos con la sociedad: un club abierto, que entiende el fenómeno social que se vive en la Argentina y que trata de ayudar.

-¿Y esto era algo que lo había pensado antes de ser presidente de River o surgió a raíz de la crítica situación que vivía el país, cuando asumió en diciembre de 2001?
-Para nosotros fue un eje de campaña. Y una de las primeras cosas fue hacer un acuerdo con la Red Solidaria. Porque nos parecía que era un tema pendiente, de mucha trascendencia, que tanto los socios como la gente de River querían llevar adelante.

-¿Piensa que esta iniciativa tiene que ser copiada por otros clubes?
-Estoy convencido, porque la gente reclama este tipo de actuación. Por ejemplo, hace poco decidimos apadrinar el Hospital Pirovano. Y llegamos a un acuerdo con Mastercard para que todas las ganancias que tengamos por la tarjeta de crédito se destinen a este lugar. También hicimos un acuerdo con el Gobierno de la Ciudad para donarle al Same una ambulancia por año.

-Si todos siguieran este ejemplo, no tendríamos hospitales sin insumos…
-Es verdad, aunque no lo hacemos para ser ejemplo de nada sino porque estamos convencidos de que los clubes de estas características están obligados a hacer este tipo de aportes. No alcanza con tener un equipo competitivo, un club abierto, buenos profesores, buenos deportistas: hay que aprovechar la trascendencia del fútbol para ayudar. Por ejemplo, en la Argentina no se puede terminar con el Mal de Chagas, y creo que Maxi López o Tevez podrían hacer mucho más que cualquier ministro de Salud, sin por esto menospreciar la impresionante tarea del doctor Ginés González García.

.........................................................................

En su despacho, ubicado bajo las tribunas del Monumental, Aguilar enumera la cantidad de cosas que el club hace en materia solidaria y la lista pareciera no tener fin. Hace poco, abrieron en el mismo estadio una oficina de la Red Solidaria y también reestructuraron la pensión para que los chicos del interior -que llegan a las inferiores del club- puedan instalarse en River y estudiar becados en el instituto del club. "Nosotros les exigimos a los chicos que estudien y que tengan una mirada de la vida que va más allá del fútbol. Que Cavenaghi, Saviola, Aymar, Pereyra, y Constanzo sean egresados del instituto, es algo muy importante. En un país que tiene declarados casi 800 mil analfabetos, es un gran incentivo que los chicos vean que sus ídolos también se preocupan por estudiar".

-Siempre se dijo que River era un club con un déficit mensual monstruoso. ¿De dónde sale la plata para encarar estas acciones?
-El club tiene una multiplicidad de actividades que son deficitarias pero se cubren a partir de la capacidad de exportación de sus jugadores. Estamos cerrando el tercer año consecutivo presupuestario con superávit; llevamos adelante obras por 27 millones de pesos y mantenemos un equipo competitivo. Eso quiere decir que las cuentas en el club cierran bien.

-¿Y qué cosas tuvo que cambiar para esto?
-Primero, agarrar el lápiz y la goma para ajustar el tema administrativo. A esto se le agregó la cuestión de no volverse loco con contrataciones millonarias que podrían hipotecar al club.

-¿La vuelta de Ariel Ortega es uno de esos casos?
-Ese es el mejor ejemplo. A mí, como presidente y como hincha, me hubiese encantado tenerlo. Pero la verdad es que a nosotros nos costaba seis millones de euros y habría sido una actitud irresponsable embarcarnos en su contratación. Por más que 70 mil tipos vengan a la cancha y presionen para ver nuevamente a Ortega con la camiseta de River, tengo la obligación de frenar ese gusto por mantener equilibrada la administración.

-Cuando termine su mandato, ¿va a continuar en River o lo vamos a ver postulado en algún cargo electoral pero en el terreno político?
-Todavía es muy pronto para pensarlo. Lo único que quiero es ganar un campeonato más para irme con uno por año. En cuanto a los cargos electorales, descartalos: si no sigo en River, vuelvo a mi trabajo como abogado y a mi casa con mi señora Claudia, y Carolina y Lucía, mis dos hijas.

Todos los chicos que juegan en las inferiores del club, están becados en el <i>Instituto River Plate</i>. Nadie llega a la primera sin antes haber rendido sus exámenes.</p>
<p>

Todos los chicos que juegan en las inferiores del club, están becados en el Instituto River Plate. Nadie llega a la primera sin antes haber rendido sus exámenes.

Este año, entre todas las obras que se hicieron, figura el remodelamiento de la pensión de los chicos que vienen del interior. Allí viven, estudian y se preparan para ser algo más que jugadores de fútbol.

Este año, entre todas las obras que se hicieron, figura el remodelamiento de la pensión de los chicos que vienen del interior. Allí viven, estudian y se preparan para ser algo más que jugadores de fútbol.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig