Ahora leyendo
Mery del Cerro le contó a GENTE cómo vive sus últimos días de embarazo en cuarentena

Mery del Cerro le contó a GENTE cómo vive sus últimos días de embarazo en cuarentena

Avatar

Esperando la llega de su segunda hija, la modelo dio detalles de cómo pasan los días de encierro, la espiritualidad con la que vive su embarazo y sus planes para el momento del parto.

Me tocó pasar por un embarazo muy raro: los primeros meses me sentí muy mal, con muchas náuseas y vómitos, después se sumó la dieta y reposo por diabetes gestacional y ¡ahora esto del coronavirus! Fueron ocho meses muy difíciles, pero no puedo más que agradecer porque en los estudios Cala se ve sana, tiene todos los parámetros normales y eso es lo importante”, asegura Mery del Cerro, transitando sus 38 semanas de gestación, y a la espera de su beba –ya es mamá de Mila (4) junto al dj Meme Bouquet– que “puede nacer en cualquier momento”.

“Cuando comenzó esta pandemia hablamos mucho con Meme de lo que sabríamos que tarde o temprano vendría. Aparecieron los miedos lógicos de traer una hija al mundo en este contexto. Por suerte nuestro obstetra, Sandro Persichetti, nos dio mucha tranquilidad y hoy espero la llegada de Cala rezando por la salud del mundo”, confía la modelo, que a la hora de los controles obstétricos asiste al consultorio de su médico “con barbijo y en el horario que acordemos de acuerdo a lo que nos resulte más conveniente”.

De sus días de aislamiento, cuenta: “arrancamos la cuarentena antes de que la indicaran como obligatoria por el embarazo, y por cómo veíamos que se manejaban en el mundo con esta situación. La llevamos muy bien, entendiendo que es lo mejor y sintiéndonos privilegiados de gozar de buena salud. A Mila le tuvimos que contar porqué ya no podía ir más al jardín ni jugar con sus vecinos del barrio, pero al ser tan chiquita esto es algo un poco incomprensible para ella”.

El hecho de compartir mucho tiempo en familia no fue un cambio a lo habitual: “Fuera de esta cuarentena también estamos todo el día los tres juntos, porque por nuestros laburos vamos a contratiempo del resto y eso nos permite estar mucho con Mila”, dice, y asegura que a la hora del entretenimiento para la pequeña su pareja es quien lleva la batuta:  “el creativo es Meme, que inventa juegos y la entretiene. Yo me sumo a todas las locuras que hacen y me ocupo de la casa porque en eso él ayuda, pero no tiene mucha idea”.

Agradecida, revela que “por suerte estamos acompañados por la chica que trabaja en casa, que es paraguaya y está haciendo la cuarentena con nosotros. Porque estoy con una panza demencial que no me deja hacer mucho, ¡subo la escalera y me agito!”.

La actriz, que planea tener a su beba en la Clínica Suizo Argentina contó cómo piensa organizarse cuando comience su trabajo de parto: “Si el parto se desarrolla en el medio de la noche tengo la confianza para que la chica que trabaja en casa se quede con Mila hasta que llegue mi mamá o mi suegra. Igualmente no soy de las que se ponen nerviosas… cuando nació Mila (en la semana 41 y medio) Meme estaba pasando música en una fiesta en Pilar y lo llamé cuando comenzaron las contracciones de parto. Soy de las que se relajan y dejan fluir”.

Ir Arriba