“Me voy a poner de pie, por mis hijos y por Fabián” – GENTE Online
 

“Me voy a poner de pie, por mis hijos y por Fabián”

Actualidad
Actualidad

“De quién es Titi?”.

“De papá”, dice Thiago riendo. Y Nazarena Vélez (39) sonríe, aprieta a su hijo contra el pecho, da vueltas junto a él sobre el pasto, aunque por dentro tenga el alma desgarrada y sólo quiera meterse en la cama y no salir más. En la vida todos somos como acróbatas chinos, sosteniendo platitos imposibles, pensando que lo hacemos bien hasta que ¡plaf!, alguno cae. Y a veces caen todos... Eso le pasó a Nazarena.

El suicidio de su marido, Fabián Rodríguez –hace casi dos meses–, la devastó. Pero ahora, frente a este nene de tres años y medio, lindo como un sol, disimula su dolor como puede. Más tarde, desprovista de defensas, temblorosa y con tantas lágrimas que empaparán hasta su cuello después de una hora y cuarto de entrevista, abrirá su corazón por primera vez desde la tragedia.

“Thiago está entendiendo por qué el papá no viene. Yo le dije que está en el Cielo, durmiendo con Dios. Hago lo que puedo, y lo que los psiquiatras me recomiendan. El también está yendo, porque Fabián es un padre muy presente, y su ausencia es tremenda (lo dice en presente, como muchas veces a lo largo de la charla). Titi oye un auto y sale corriendo a ver si es su papá. Fabián me dejó un solo mail, y entre otras cosas me pidió que en la habitación de Thiago ponga una foto suya. Le hice tres cuadros, uno de él con el papá y otros donde estamos los tres. Cuando lo cambio, él me mira, se hace el tonto y empieza a ver los retratos. ‘¿Y ésta quién es?’. ‘Mamá’. ‘¿Y éste?’. ‘Titi’. Y entonces le digo: ‘¿Y por éste no me vas a preguntar?’. ‘No’. Tiene como defensas, juegos para elaborar el dolor. Hasta la semana pasada dormíamos juntos; ahora estoy tratando de que lo haga solo. Pero a la noche tiene ataques de llanto. Se enoja, como si se despertara de una pesadilla, y me abraza fuerte. Tiene tres años y medio; hay cosas que no entiende. Le digo que el papá está en el Cielo, que estaba muy cansado... Una sola vez le dije ‘papá murió’, aunque me costó mucho. Tengo mucho miedo a cada paso que doy con Thiago”.

–Hoy es tu mayor preocupación.
–Por supuesto. El que más me preocupa. No porque Barbie (19) y Gonzalo (13) no me importen... Pero ellos no perdieron a sus papás, los tienen, aunque sufrieron mucho lo de Fabián. Gonza, el día del entierro, me dijo: “Perdí a mi mejor amigo”. Para Barbie fue tremendo, aunque hace el juego de una “mini-Nazarenita”, porque cuando pasa algo en casa yo tengo el rol de fuerte. Y ahora ella está “vamos, vamos, vamos...”, aunque le veo la tristeza en la mirada. Tomó como el rol de madre, pero trato de cuidarla muchísimo. No es mi mamá, es mi hija. Thiago es el que nota la ausencia, el que pregunta por él, o me dice: “Mamá, te quiero decir que el lunes me voy al Cielo con papá, porque quiero ir a dormir con él”.

–Y te mata.
–Me mata, me mata... Le digo: “¡No, no te vas a ir!”. Porque aparte se me cruza de todo, imaginate... Es muy difícil. Fue un mazazo para todos. Y es inexplicable. Me voy a morir con la incógnita, sin entender.

–¿No comprendés por qué Fabián tomó esa decisión?
–No. Nada. Eramos muy familia Ingalls; trabajábamos juntos, yo sabía dónde estaba él, él dónde estaba yo... Le decía: “Andá con tus amigos, salí”. Y el respondía: “Mi mejor programa sos vos”. Fue una amputación sin anestesia. El me hace falta.

–Mencionaste el mail que te envió el último día. ¿Cuántas veces lo leíste?
–Millones. Lo leo todos los días.

Leé la nota completa en la última edición de Gente. Thiago, de tres años y medio, es la mayor preocupación de Nazarena. “La ausencia de Fabián es terrible. Titi oye un auto y sale corriendo a ver si es su papá”.

Thiago, de tres años y medio, es la mayor preocupación de Nazarena. “La ausencia de Fabián es terrible. Titi oye un auto y sale corriendo a ver si es su papá”.

“Hasta la semana pasada, con Titi dormíamos juntos. Ahora estoy tratando de que lo haga solo. Pero a la noche tiene ataques de llanto. Se enoja, como si se despertara de una pesadilla, y me abraza fuerte”

“Hasta la semana pasada, con Titi dormíamos juntos. Ahora estoy tratando de que lo haga solo. Pero a la noche tiene ataques de llanto. Se enoja, como si se despertara de una pesadilla, y me abraza fuerte”

En octubre de 2012, después de tres años de noviazgo, Fabián Rodríguez y Nazarena Vélez se casaron. Al poco tiempo formaron la productora Jaz, nombre con que homenajearon a Jazmín, la hermana de ella, fallecida en un accidente de tránsito.

En octubre de 2012, después de tres años de noviazgo, Fabián Rodríguez y Nazarena Vélez se casaron. Al poco tiempo formaron la productora Jaz, nombre con que homenajearon a Jazmín, la hermana de ella, fallecida en un accidente de tránsito.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig