“Me siento una virgen: voy a debutar como esposa y abuela” – GENTE Online
 

“Me siento una virgen: voy a debutar como esposa y abuela”

Actualidad
Actualidad

¿No es increíble todo esto?

–Y , sí.
–Te juro que estoy feliz, relajada, disfrutando. Me siento virgen: voy a debutar como esposa y abuela, todo junto. Sofía espera a su primera hija, mi primera nieta, para octubre. Y ahora nomás, el 16 de agosto, el mismo día de mi cumpleaños, yo me comprometo, formalizo. Increíble en mí...

–Andrés del Sol se llama...
–Sí, mi novio, de 35. Es de Bahía Blanca. Fue jugador de básquet en la Liga Nacional, pero dejó todo cuando me conoció, en febrero.

–Reunía los requisitos para conquistar a una diva: joven, deportista...
–Lo nuestro fluyó desde el momento en que nos vimos. Andrés, por suerte, no es mediático. Y no se convirtió en Morio, porque tiene una personalidad muy fuerte. Eso me “mató”. Creo que a los hombres les provoco una especie de hipnosis. Soy como un vampiro, me los fagocito... Con mi nuevo chico eso no pasó.

–Pero es tu sex-toy.
–No, es mi coach de sex-gym. Me entrena y me hace realizar ejercicios todos los días. Entramos en calor con una previa de sexo y también elongamos con un after de sexo. En el medio hacemos elongación, caminata rápida y musculación. Lo que sí podés poner es que ahora tengo a Kristobal (con “K”, eh), un chihuahua, que se convirtió en mi can-toy. Como ves, lo llevo a todos lados.

–Contáme más de tu nuevo chico. No debe ser fácil enamorarte...
–Para nada. Porque soy una mujer-hombre, que se autoabastece hasta para hacer el amor. Por eso, con Andrés todo es diferente: siento un hormonazo adolescente, porque lo nuestro fue atracción total a primera vista. Y a los dos nos pasó lo mismo: sentimos que nos conocíamos de toda la vida. Por eso, nunca más nos separamos. Ahora compartimos todo: la sex-gym, las sábanas, las cenas con mi hija Sofía, todo-todo.

–¿Por qué tus hombres se instalan siempre en tu casa?
–Porque Andrés no vive acá y yo no podría vivir en Bahía Blanca. Además, siempre me doy permisos para apostar con un hombre que no conozco. No le pido prontuario ni currículum a nadie.

–¿La diferencia de edad entre ustedes importa a la hora del deseo?
–No. El prejuicio siempre está en los otros. Aparte, yo quiero un hombre que me divierta y no uno que me lleve a la rutina.

–Esta historia de amor te cambió hasta el cuerpo, ¿verdad?
–Sí, ¿viste? Andrés tuvo mucho que ver porque, como te conté, hacemos gym juntos todos los días. Pero además, desde el año pasado voy a la clínica del doctor Rubén Mühlberger, quien me transformó el cuerpo con el shock anti-age de la medicina ortomolecular.

–¿No te importa que la pareja de tu hija sea mayor que tu novio?
–¿A mí? ¡Cómo me va a importar! Pero nooo, para nada. Diego Tuñón (40) tiene cinco años más que Andrés, pero jamás permití ni permitiré que me hagan ese tipo de planteos morales...

–¿Por qué el formalismo... si se puede saber?
–Porque sentimos que nos conocemos desde hace años. Nos dieron ganas de hacer este compromiso simbólico y reafirmar la relación a través de una alianza. Estamos muy bien juntos, nada más. No me importa si después no resulta. Lo que vale es que me lo permití, lo viví. Ningún hombre, ninguna relación pasada sostiene mi historia.

–Ahora vas a ser abuela. Eso sí es para toda la vida.
–Cuando pienso que en octubre va a nacer mi nieta, me emociono. Todo el mundo la ve más mujer a Sofía. Yo, en cambio, la veo más bebita. Cuando voy a su casa a tomar el té le pido que me ponga el video de su primera papilla, y hay días que quiero que se meta nuevamente adentro de mi panza.

–¿La acompañás al médico?
–Al principio lo hacía, pero ahora no me lo pide más. A mí me encantaría y, a veces, estar más tiempo con ella. Verla embarazada me despierta mucha ternura.

–¿Cómo te imaginas a tu nieta?
–Tan brava como su madre y su abuela. Va a ser una mujer de mucho carácter. ¿Te queda alguna duda? (Carcajadas). Nosotras dos siempre nos defendimos solas en la vida, y esta beba va a traer eso en la sangre.

–¿Sos de esas abuelas que compran todo de manera compulsiva?
–Absolutamente. Y ahora más que nunca, tanto a Sofía como a la beba. Me encanta regalarle de todo a mi hija. En ese sentido, soy una dadora universal.

–Andrés se va a convertir en abuelo antes que en padre. ¿Nunca te planteó el tema del hijo?
–No. El es medio parecido a mí en muchas cosas: vivimos el presente muy bien, tenemos actitud positiva y nos encanta crecer juntos. La gente está conmigo porque soy adicta a la vida.

–¿Y al amor?
–Creo que vivo en un estado de celebración. En primer lugar soy adicta al amor a mí misma. Me agasajo todo el tiempo. Eso es fundamental para poder dar y amar al otro.

–¿Qué pasa cuando se termina el amor?
–Vuelvo a empezar de cero y me siento nuevamente virgen. Porque siempre vivo lo que se me presenta y me doy permisos. Soy un ser elevado a nivel espiritual. Doy energía y la gente vive con mi pulso. Un alma vieja en un cuerpo joven: eso soy.

–¿Vas a tener noche de bodas?
–¡Qué pregunta! Yo tengo noches, mañanas y tardes de bodas. Siempre, con o sin compromiso.

Producción: Vicky Miranda Asistente de fotografía: Eugenia Balerdi Maquilló: Patricia Celli para Sebastián Correa con productos H.R. Agradecemos a La Mansión del Four Seasons, Almacén de Belleza, Maureen Dinar y Silvana

Junto a Kristobal, su can-toy, confía qué fue lo que la enamoró de Andrés: “No se convirtió en Morio; tiene una personalidad muy fuerte”. Eso, dice, la “mató”.

Junto a Kristobal, su can-toy, confía qué fue lo que la enamoró de Andrés: “No se convirtió en Morio; tiene una personalidad muy fuerte”. Eso, dice, la “mató”.

“<i>Creo que a los hombres les provoco una especie de hipnosis. Soy como un vampiro, me los fagocito... Con mi nuevo chico eso no pasó</i>”.

Creo que a los hombres les provoco una especie de hipnosis. Soy como un vampiro, me los fagocito... Con mi nuevo chico eso no pasó”.

“<i>Soy una mujer-hombre, que se autoabastece hasta para hacer el amor. Por eso con Andrés todo es diferente: siento un hormonazo adolescente</i>”.

Soy una mujer-hombre, que se autoabastece hasta para hacer el amor. Por eso con Andrés todo es diferente: siento un hormonazo adolescente”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig