“Me siento realizada como mamá, esposa y modelo” – GENTE Online
 

“Me siento realizada como mamá, esposa y modelo”

Actualidad
Actualidad

Blanquita llora. Y parece que no piensa parar. A través del auricular se escucha claramente su llanto. Y entonces Carolina Ardohain, su mamá, pide disculpas: “Ay, ¿no me llamás en media hora, que estoy tratando de hacerla dormir?”. Son las seis de la tarde en Buenos Aires y las once de la noche en Madrid, donde Pampita se encuentra en este momento. La modelo vive temporariamente en España porque su marido, el chileno Benjamín Vicuña, está filmando la película Fuera de carta en esas tierras.

Ella acaba de llegar desde México, donde fue presentada como la host –anfitriona– de la FTV Beach México en Playa del Carmen, lugar que se convirtió en punto de reunión de modelos, diseñadores y personalidades top de la industria de la moda. Carolina fue la invitada de honor a la inauguración, que reunió por cuarto año consecutivo a celebrities en las paradisíacas playas de la Riviera Maya, para disfrutar de desfiles, producciones y fiestas increíbles.

Algunas de ellas fueron el tradicional Cóctel de Blanco en el Mamita’s Beach Club, el desfile de Amor Latino y Allo Martínez, el fashion show en el Blue Bay Grand, y la celebración realizada en el sofisticado Hotel El Deseo. Digamos que la top argentina fue la gran estrella del especial que se podrá ver en la pantalla de FTV a fines de junio.

Pero ahora, cuando charla con GENTE, deja un poco de lado el glamour. “Ahora sí puedo hablar. Blanquita está comiendo y después se duerme enseguida”, explica, mientras cuenta que mientras su hija se alimenta en su regazo, ella sostiene como puede el auricular.

–Perdón, pero ya que arrancamos hablando de Blanca, le pregunto: ¿cómo está ella?
–¡Ay, hermosa! Muero de amor por ella. Hace gracias nuevas a cada momento, y te cuento una novedad de los últimos días: está empezando a caminar. Cumplió un año el 15 de mayo. Es divina.

–¿Y usted? Por lo que se ve, hace rato que recuperó su figura. ¿Le costó mucho?
–La verdad, no tanto. A los dos meses de nacer mi hija ya estaba trabajando otra vez. Es que amo mi profesión. Siento que cada día me gusta más. Disfruto horrores sobre la pasarela. Y allí, en esa playa, desfilamos en un atardecer increíble sobre las arenas blancas, con varias compañeras del staff de Pancho Dotto.

–Ahora está en España, viene de México, vive mitad en Chile, mitad en Argentina… ¿Alguna vez pensó que recorrería tanto el mundo?
–Ah, todos esos movimientos los provocó el amor. Aunque mi profesión también es un poco así. Es un desafío para mí conquistar distintos públicos y ciudades, que me conozcan. Pero ahora, de vuelta de Playa del Carmen, estoy en Madrid acompañando a mi marido, que está filmando una película aquí. Digamos que ahora el protagonista es él. Aunque yo hace rato que vengo trabajando en España y en México. La gente me conoce en estos países, saben quién soy.

–A propósito: ¿cómo manejan el tema del protagonismo en la pareja? ¿Se celan, o cada uno aporta algo para que al otro le vaya bien en lo suyo?
–Primero te aclaro que no tenemos celos profesionales. Al contrario, somos una pareja muy creativa, donde cada uno trata de superarse en lo que hace, y el otro colabora. Siempre hablamos con Benjamín que es un ejemplo que les queremos dejar a nuestros hijos…

–Perdón… Dijo “nuestros” hijos, y usted por ahora tiene una sola. ¿No estará embarazada?
–No. Hablo en plural porque no pienso quedarme con una sola.

–En Madrid, hace unas semanas su marido Benjamín Vicuña me dijo textualmente “work in progress” –estamos trabajando en eso– cuando le pregunté sobre un próximo hijo. ¿Mintió?
–No. Lo dijo un poco en broma, aunque no es algo a lo que le pongamos fecha. Ya veremos.

–Se la nota muy tranquila y feliz en este momento de su vida. ¿El gran culpable se llama Benjamín Vicuña?
–Y, sí. Por él vivo un momento pleno, equilibrado, de mucha paz y tranquilidad. Estoy disfrutando mucho del amor. En este momento me siento realizada como esposa, y también como mamá y modelo.

–¿Entonces tendremos embarazo pronto?
–No, no. Dejáme disfrutar a Blanquita. Ya va a haber tiempo… Además, en este momento estamos viajando mucho. Por suerte, mi mamá me acompañó a México. Si no, me hubiese costado llevar a Blanca y trabajar. Pero fueron cinco días espectaculares en Playa del Carmen, que mi hija disfrutó mucho.

–¿Sigue durmiendo ahora?
–Sí, pero empezó a dar vueltas, y la verdad es que no quiero que se despierte. Gracias por llamarme y por la nota. Te dejo. Me voy a mimarla.

Pampita disfrutó desde un yate de una de las arenas top de Playa del Carmen, adonde concurrió como invitada de honor por cuarto año consecutivo.

Pampita disfrutó desde un yate de una de las arenas top de Playa del Carmen, adonde concurrió como invitada de honor por cuarto año consecutivo.

“A los dos meses de nacer mi hija, ya estaba trabajando otra vez. Es que amo mi profesión. Siento que cada día me gusta más. Disfruto horrores sobre  la pasarela”.

“A los dos meses de nacer mi hija, ya estaba trabajando otra vez. Es que amo mi profesión. Siento que cada día me gusta más. Disfruto horrores sobre la pasarela”.

“Hoy vivo en España por el trabajo de Benjamín. Mi amor por él provocó todos estos movimientos por el mundo. Aunque mi profesión también es un poco así. Es un desafío conquistar distintos públicos y ciudades”.

“Hoy vivo en España por el trabajo de Benjamín. Mi amor por él provocó todos estos movimientos por el mundo. Aunque mi profesión también es un poco así. Es un desafío conquistar distintos públicos y ciudades”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig