“Me siento más cerca de Norma Aleandro que de Luciana Salazar” – GENTE Online
 

“Me siento más cerca de Norma Aleandro que de Luciana Salazar”

Actualidad
Actualidad

Jurará que no recuerda haber llorado porque una de sus compañeras tenía extensiones. Después hará memoria y dirá: “No estaba celosa de Claudia (Ciardone); simplemente quise elogiarla, pero se tergiversó todo. En el programa tienen un modelo de imagen para vos de la que no podés escapar. Por ejemplo, a mí me discriminaban porque era chiquitita: ¡Me daban vestidos largos!”.

Esa es la Griselda Sánchez frívola (22 años), la que a veces enhebra frases no muy coherentes y tiene por leit motiv de su existir la ostentación de su abdomen firme y otro tipo de banalidades. La versión Gran Hermano, bah. Una chica de medidas contundentes: impecables 95-60-90 de curvas distribuidas en su 1,58 de altura, que se atrevió a compartir una escena de sexo con un hombre, una mujer y la cámara de Playboy TV por un contrato de mil dólares y dos mil quinientos pesos por dos días de grabación.

Pero hablemos de su otra mitad: de la mamá de Daría Griselda Abril (Memé para todos), la nena que tuvo hace cuatro años en el departamento Guaymallén, en su Mendoza natal. O de la profesora de teatro que vive con 350 pesos al mes y enseña ad honorem a alumnos de la comunidad indígena huarpe. Aquí está la última expulsada del Big Brother made in Argentina, que trata de ganarle a la edición televisiva y a los dedos que acusan.

–La gente conoce a la mendocina de Gran Hermano. ¿Qué tal la Griselda Sánchez versión “mamá”?
–Esa debe ser la mejor Mimí (así la llaman los suyos). Con Memé somos inseparables desde el principio: mi hija me acompaña todo el tiempo a todos lados. Y yo la acompañé a ella en todo. Nunca dejé nada por mi hija, pero tampoco la dejé a ella. Muchas veces venía conmigo a la facultad o cuando tenía que trabajar. Eso sí: cuando los laburos eran artísticos y exigían una concentración, no venía conmigo. Todo el mundo quería cuidar a Memé: mis viejos, la familia paterna, mis amigos, mis primos, todos enloquecidos con ella.

–¿Y el papá de tu hija?
–Cortamos hace tiempo. Estuvimos conviviendo, pero me di cuenta de que la situación no tenía pies ni cabeza. Entonces decidí dejarlo y criar a mi hija sola. Eramos compañeros de secundaria y estuvimos de novios más de un año antes de quedar embarazada. No podíamos estar juntos y él no tenía la responsabilidad de un padre.

–Siendo tan madraza, ¿por qué quisiste entrar a la Casa y separarte tanto tiempo de ella?
–Para poder vivir como artista, recibir propuestas laborales y poder darle un buen pasar a Memé. No era porque me gustara jugar, ni porque quisiera llegar a la final. Ni siquiera había visto las otras ediciones del programa, como el resto de los chicos, que eran fanáticos.

–¿Cuál era el problema con Claudia Ciardone? ¿No te bancabas que hubiera una más linda que vos?
–¿Quién dijo que era más linda? Ese no era el problema, porque somos personas totalmente diferentes. No tenía nada en contra de ella; me parecía injusto que reingresara alguien que había sido expulsado.

–¿Cómo definirías tu vida de artista?
–Cuesta mucho vivir del arte, y muchas cosas no dejan dinero: por ejemplo, hace unos años nos invitó la Universidad de Chile a una gira de teatro callejero, y cuando terminamos donamos toda la gorra. Entre todos los trabajos que hago junto unos 350 pesos, con toda la furia.

–Eso te llevó a filmar aquel comentado video erótico, donde compartís cama con un hombre y una mujer…
–Lo grabé unos meses antes de entrar a la casa. Yo me había presentado para Miss Playboy y no quedé elegida. Pero surgió esta propuesta y hacía tres meses que no tenía laburo como artista. Con una hija que mantener es mucho tiempo; por eso decidí aceptarlo.

–Una carta de presentación más que interesante para ingresar a la Casa, supongo.
–Creo que fue algo que mencioné en el casting. Se suponía que iba a saltar y les iba a dar de comer a los programas semanales. Seguramente le sacaron más provecho afuera del que yo pude obtener. Pero prefiero no hablar más de eso: no quiero hacerle más publicidad a esa gente.

–Dicen que tu novio, José, se puso loco cuando empezaron a pasar el video en todos los programas…
–Para nada. El es muy chico –tiene apenas 22 años–, pero está feliz por todo lo que me pasa. Sabe cuánto me costó esto. Es cierto que estaba loco, pero porque no podía verme. Ahora va a dejar la facultad unos días y se viene para acá.

–¿Es cierto que tu familia se enteró del video después de que entraras al programa?
–Para nada. Te voy a decir más: mis padres fueron los primeros en apoyarme. Con ellos, nos reímos mucho: ¡hasta compramos el video de Luciana Salazar para comparar! Queríamos ver qué me iban a pedir que hiciera.

–¿Y qué te pareció? ¿Te animás a salir a la cancha a competir con un tanque como Salazar?
–Me pareció cuidado, muy estético. Pero no me interesa estar demasiado cerca de ese target de chicas. Tengo cuatro años de actuación en el Conservatorio de la Universidad de Cuyo. Por mi formación, me siento más cerca de Norma Aleandro que de Luciana Salazar. Me gustaría ser una aprendiz suya, aunque sea así de chiquitita (hace un gesto con sus dedos índice y pulgar). Lo del video erótico fue porque necesitaba el dinero, no porque colmara mis necesidades artísticas.

–La actuación es convincente: no se te vio muy pudorosa que digamos…
–¡Soy muy pudorosa! Lloré muchísimo después de hacer el video. Ahora ya pasó un tiempo, pero fue muy traumático. Era como una traición a mí misma. Significaba un forcejeo entre lo que quería hacer y lo que necesitaba. Mi sueño es hacer cine.

–Pero ahora te convertiste en un objeto de deseo. Intuyo que varios productores del teatro de revista te tienen en carpeta.
–Yo no sé si ésa es la imagen que quedó de mí. Pero cualquiera que se ponga a charlar un poquito conmigo se dará cuenta de que no soy una bomba sexual. Lástima que no puedo charlar con todo el mundo... Mi sueño es hacer cine. Pero no descarto aceptar una oferta para ser vedette. Acaso, ¿qué mujer no soñó con llegar a la calle Corrientes…?

Antes de entrar a la Casa, Griselda hizo un video hot. Hoy busca dejar atrás su imagen más erótica y frívola para cumplir sus sueños de estrella

Antes de entrar a la Casa, Griselda hizo un video hot. Hoy busca dejar atrás su imagen más erótica y frívola para cumplir sus sueños de estrella

“<i>Cuando acepté hacer el video de Playboy mis padres fueron los primeros en apoyarme. ¡Hasta compramos el de Luciana Salazar para comparar!</i>”

Cuando acepté hacer el video de Playboy mis padres fueron los primeros en apoyarme. ¡Hasta compramos el de Luciana Salazar para comparar!

“<i>¿Quién dijo que Claudia (Ciardone) es más linda que yo? No tengo nada contra ella, pero me pareció injusto que reingresara a la Casa alguien que había sido expulsado</i>”

¿Quién dijo que Claudia (Ciardone) es más linda que yo? No tengo nada contra ella, pero me pareció injusto que reingresara a la Casa alguien que había sido expulsado

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig