«Me muero de amor por Tomás» – GENTE Online
 

"Me muero de amor por Tomás"

Actualidad
Actualidad

La frase, casi una confesión, fue dicha la última semana por Juana Viale del
Carril (21) en uno de los tantos descansos que se producen en las grabaciones de
Costumbres argentinas, la tira que le pelea palmo a palmo cada punto de rating a
Son amores, su rival en el horario de las 21. "Me muero de amor por Tomás". A
las personas que la escucharon -asistentes, vestuaristas o peinadores- no las
tomó desprevenidas la novedad que en la intimidad les transmitía la nieta de
Mirtha Legrand. Juanita estaba exultante, caminaba con una sonrisa que no podía
disimular por los pasillos de Ideas del Sur, la productora de Marcelo Tinelli.
De más está decir a esta altura que Tomás es nada menos que el mismísimo Tomás
Fonzi (21), el galancito por el que enloquecen cientos de miles de chicas, y
otras que no lo son tanto.

UN AMOR DE NOVELA. Cuentan, quienes a la vez piden reserva de identidad, que no
se conocían hasta el momento de hacer el programa. Los presentaron durante las
grabaciones y parece que ambos quedaron flasheados, y aunque trataron de
disimularlo, no pudieron. La historia comenzó en junio, cuando Juana se
incorporó a Costumbres… "A partir de ese momento se hicieron muy compinches, hoy
te diría que están superenganchados"
, revela alguien que pide anonimato. Y
completa: "Sí, están empezando, se les nota en la cara que están enamorados. Si
se la pasan todo el tiempo hablando uno del otro. Ese es un detalle que te
demuestra el afecto que se tienen".

En la ficción, Juanita Viale es Carolina Martínez, una chica rebelde y de buena
posición económica, hija de Alberto Martín y Rita Cortese. Y Tomás Fonzi es
Gabriel Rosetti, un músico de rock, bohemio, que tiene como padres a Carlín
Calvo y a Ana María Picchio. La primera escena juntos se tuvo que repetir media
docena de veces. Fue en un recital de rock, y ella estaba algo nerviosa. Era
comprensible, debutaba como actriz. Sin embargo, él en las primeras
declaraciones ante los medios ya comenzó a disparar con munición gruesa: "Apenas
comenzamos a filmar me di cuenta de que Juanita es muy linda… y responsable. Se
toma muy en serio cada una de las escenas. Es muy profesional".

Apenas terminó de decirlo comenzaron las grabaciones: él queda impactado cuando
la conoce, y de inmediato trata de conquistarla. Lo logra, y ambos empiezan a
vivir una historia de amor prohibida porque sus padres viven enfrentados por
culpa de la política. Calvo será candidato a concejal por el justicialismo, y
Martín representará a la Unión Cívica Radical.

BESO A BESO…
La especulación fue inevitable cuando se fueron conociendo y las
escenas obligaron a que se besaran. El rumor marcaba que esos besos superaban la
ficción. "La verdad es que en los descansos de la filmación hablaban mucho, se
notaba cierta onda, pero como los dos son muy cariñosos, pensamos que era algo
que no pasaba del trabajo. Parece que nos equivocamos"
, confiesa otro de los
consultados.

El propio Marcelo Tinelli fue el ideólogo de la incorporación de Juana a la
novela. El contrató especialmente a Nora Moseinco, la directora de actores que
estuvo en el arranque de Costumbres argentinas, para que la ayudara en todo
momento porque confiaba ciegamente en la hija de Marcela Tinayre. Al parecer,
los números le dieron la razón, porque desde que Juanita llegó al programa, el
nivel de audiencia subió, y hasta superó en rating a su archirrival, Son amores.

En la productora dicen que es una chica dócil, sin complicaciones y supereducada.
En su familia, su madre, Marcela Tinayre, y su abuela, Mirtha Legrand, tampoco
ocultan su alegría por el presente de Juanita. Que además de trabajar como
actriz, sigue la carrera de cocinera en la escuela de Carlos Gato Dumas en
Belgrano. Al parecer, ambas ya están al tanto del incipiente noviazgo y dieron
su aprobación, aunque la diva de los almuerzos prefirió hacerse la desentendida
el lunes cuando fue consultada por la prensa: "No sé, che, no sé, parece que es
sólo artístico todo".


ENCUENTROS CERCANOS.
Por pertenecer a una de las familias más famosas de la
tele, la vida sentimental de Juana siempre estuvo bajo la atenta mirada de los
medios periodísticos. Cuando tenía 15 años vivió su primer gran amor con el
modelo Iván de Pineda. A los 16 se la vinculó con Juan Cruz Bordeu, hijo de
Graciela Borges. Conoció a los 17 a Alé de Baseville, el ex marido de María Inés
Rivero, con el que tuvo un affaire de verano. Durante dos veranos distintos en
Punta del Este coqueteó con Andrés Dubarry y Agustín Teully. Hasta que se
enamoró de Juan De Benedictis -hijo del cantante Piero- con el que tuvo a Ambar,
la pequeña que convirtió a Mirtha Legrand en bisabuela. Con él nunca llegó a
convivir, y hoy están separados.

Por el contrario, a Tomás Fonzi se le conocen pocos romances famosos. Por eso se
convirtió en la figurita difícil de los paparazzi. Apenas se lo vinculó a la
cantante Daniela Herrero, su compañera en Costumbres argentinas, relación que
ambos se encargaron de desmentir.

El romance entre Tomás y Juana permaneció oculto hasta el viernes 11 de julio.
Esa noche, ella pasó a buscarlo con su Ford Focus por su departamento del barrio
de Colegiales. Estuvieron juntos casi dos horas. Recién a las 2:20 de la
madrugada se animaron a salir. Ella intentó taparse con una bufanda. El lucía un
gorro de lana hasta las orejas. Juana escapó en su coche y lo esperó a dos
cuadras. Tomás volvió a subir al departamento, bajó enseguida, y al rato se
fueron.

El lunes, a las nueve de la mañana, estaban citados en Ideas del Sur para volver
a grabar. Ella prefirió no hablar del tema. Tomás llegó caminando y apenas atinó
a reír cuando escuchó: "Te visitó el viernes en tu casa, ¿estás saliendo con
Juana?". "El que está empezando una historia con ella es Gabriel, mi personaje
en la tira, je"
, comentó, y se escabulló con una sonrisa cómplice. Al llegar, se
encontró en los estudios con Carlos Calvo, su padre en la ficción. "Te dieron la
cana, nene
", bromeó Carlín refiriéndose a los periodistas que habían descubierto
el amorío. "Viste, ¿y ahora qué hago?", lo consultó Fonzi. "Dale para adelante,
hijo e'tigre"
, remató el experimentado actor.

Cuentan aquellos que siguen de cerca los guiones, que en los próximos programas
la reciente pareja protagonizará escenas de alto voltaje.
¿La realidad coincidirá con la ficción?

por Miguel Braillard con
Pablo Procopio
fotos: Julio Ruiz, Maximiliano Vernazza, Diego Soldini, estudio Rocca-Cherniavsky
y Archivo Atlántida
Agradecimientos: Los profesionales de siempre

Tanto en la ficción como en la realidad, Juana y Tomás viven un romance que hasta hace poco era secreto.

Tanto en la ficción como en la realidad, Juana y Tomás viven un romance que hasta hace poco era secreto. "Están superenganchados, se les nota en la mirada", confían en la intimidad de la productora Ideas del Sur.

Ella fue modelo antes que actriz. La campaña publicitaria que hizo para Ona Saez puso al desnudo su sensualidad. El es uno de los galancitos por el que las mujeres mueren de amor. En la novela, la relación entre ambos hizo subir el rating.

Ella fue modelo antes que actriz. La campaña publicitaria que hizo para Ona Saez puso al desnudo su sensualidad. El es uno de los galancitos por el que las mujeres mueren de amor. En la novela, la relación entre ambos hizo subir el rating.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig