“Me gustaría ser padre. No sé cuándo, pero no descarto adoptar un chico” – GENTE Online
 

“Me gustaría ser padre. No sé cuándo, pero no descarto adoptar un chico”

Actualidad
Actualidad

Según pasan los años –y no son tantos…–, le llueven las medallas. Anote. A los 12 ya cantaba en el grupo Menudo. Hoy, a los 35, lidera la Fundación Ricky Martin, que rescata chicos de la calle. La UNICEF lo nombró Embajador de Buena Voluntad. La Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación lo ungió Persona del Año. Y su último disco, Ricky Martin, MTV Unplugged, ya está enmarcado y no en el bronce, como los próceres: en platino. En el material de los récords absolutos.

Llegó el lunes 4 a las diez de la mañana. Ritual repetido: las mil y una fans esperándolo, montando guardia, corriéndolo por todo el circuito. Y por fin, el face to face con GENTE:

–Hola.
–Hola (con sonrisa de 180 grados).

–Llegaste y se desató la locura, como siempre.
–Sí… Me voy a quedar a vivir en Buenos Aires. ¡Qué clima me hacen vivir! Esto no me pasa en ningún otro lado. Es bien, bien loco… Viajé mucho por todo el mundo, pero avenida Nueve de Julio hay una sola… (Se estira sobre un sillón blanco. Prende un cigarrillo mentolado. La primera bocanada de humo le teje una tenue niebla).

–Un día dejaste de lado la música y te dedicaste a fortalecer tu alma. Esas fueron tus palabras. ¿Por qué?
–No fue de un día para el otro. En algún momento tenía que pasarme… ¡y me pasó! Cuando sales de la negación, empiezas a abrir tu mente y comprendes la importancia de la meditación y el sentido de la ayuda a quienes lo necesitan, descubres un nuevo yo.

–¿Cómo era tu yo antes de eso?
–Como tantos, como casi todos, era víctima de la sociedad y tenía que vivir en ella. Pero cuando ves un río y comprendes su valor, es porque vives un cambio. Antes, mi cabeza estaba sólo en la música. Era mucho, pero no todo…

–¿Algo especial provocó ese cambio?
–Un amigo me invitó un día para que viera su labor social en la India. Acepté. Y ya allí, me dijo: “¿Me ayudas? Debo recorrer las calles para rescatar chicos”. No entendí lo que me decía. Me llevó a un barrio muy pobre, donde logramos salvar a tres pequeñas y llevarlas al orfanato. Esas niñas me hicieron ver las cosas de otro modo, y hoy son parte de mi vida.

–Habías partido de un ambiente muy distinto. De las antípodas. ¿Qué sentiste ante semejante cambio?
–Uno va caminando por la vida… Quise desconectarme de la música, y encontré eso. Forme la Fundación, trabajo luchando contra el tráfico de niños, y así canalicé el enorme dolor que sentí ante el terrible cuadro que descubrí.

–¿La Fundación es el reflejo de tu nuevo ser?
–No sé si nuevo… Pero siempre fui auténtico. La diferencia es que ahora me motivan otras cosas. En cuanto a la música, siempre estuvo, siempre estará, y ahora más que nunca, porque comprendo el poder de convocatoria que tiene.

–¿Cómo se conecta tu música con la solidaridad?
–De una u otra manera, como cantante, puedo educar. Al principio quise dejar la música por las tareas humanitarias, pero luego descubrí que no es necesario elegir. Una tarea alimenta a la otra. ¿Por qué dividirlas, si puedo unificarlas?

–Estuviste junto a las víctimas del tsunami. ¿Cómo fue esa experiencia?
–Tres días después de la catástrofe viajé hasta allá. Necesitaba ayudar a aquellos que habían perdido todo. Cuando llegué a Indonesia me reuní con el Primer Ministro y le dije: “Hola. Soy de Puerto Rico. Necesito tierras para construirles casas a las víctimas”. Y así empezó todo. El 13 de diciembre entregaré los últimos hogares.

–¿En qué intentás convertirte?
–No busco ser la Madre Teresa de Calcuta, pero la vida me dio la posibilidad de hacer algo bueno y distinto. No sabes lo que se siente al ver la carita de los pequeños cuando ríen…

–¿Te gustaría ser padre? ¿Adoptarías un hijo?
–En algún momento, sí. Tengo ganas. Pero eso sucederá con el tiempo. No sé cuándo, pero está en mis planes. Hay chicos que necesitan un hogar, estabilidad, y si puedo darles ese amor, lo haré.

–¿Tenés ganas de volver al escenario?
–Sí, quiero volver a ese vicio…

–¿Vicio? ¿Por qué?
–Porque el escenario es adictivo. Además, te permite todas las emociones, entregar el alma…

–¿Cuándo será esa vuelta?
–Empezamos en Puerto Rico el 10 de febrero. En marzo estaremos en la Argentina, y haremos shows en el interior.

–Si tuvieras tiempo, ¿qué te gustaría hacer en este país?
–Me escaparía a caminar. Me escondería en algún bar para comer una rica milanesa. También me gustaría pasear por la noche: soy muy noctámbulo, y esta ciudad es ideal para eso. Tu país ocupa un lugar muy importante para mí. Fue mi pasaporte para Europa, del mismo modo que Puerto Rico me llevó a México, y del país azteca llegué hasta aquí.

……………………………………………………………

Crónica de sus días en Buenos Aires. Lunes a la mañana: llegada. Lunes a la noche: ¡Ricky Martin en ShowMatch con Marcelo Tinelli! El medidor del rating, al rojo. Cantó Gracias por pensar en mí, Vuelve, Pégate, y cerró –matando…– con Asignatura pendiente. Aullidos en millones de pantallas chicas, grandes, convencionales, de plasma, de cristal líquido. Y acaso algún desmayo… Martes: hecatombe en la puerta del Musimundo de Santa Fe y Callao. Diez mil almas femeninas delirando. Las más audaces lograron su trofeo a costa de magullones: un autógrafo. Miércoles: entrevistas varias. Jueves a la tarde, hotel Hyatt: el cantante, el alma solidaria, también galán en una escena de Sos mi vida. Por un rato, frente a él, Natalia Oreiro. “Me encanta la actuación, me divierte, me hace recordar la primera novela en la que trabajé”. Jueves, 21.50: la partida. Pasaje Buenos Aires-Nueva York. Misión: seguir promocionando Ricky Martin, MTV Unplugged. Ultima promesa: “¡En marzo vuelvo!

Luego de un año, el ídolo portorriqueño regresó a la Argentina. Nada cambió para él: miles de fans, delirio, corridas y su último disco a la cabeza de las ventas.

Luego de un año, el ídolo portorriqueño regresó a la Argentina. Nada cambió para él: miles de fans, delirio, corridas y su último disco a la cabeza de las ventas.

"Si fuera por mí, me quedaría siempre en Buenos Aires. ¡Qué clima hacen vivir aquí!"

 Pasó por varias radios. Reunió una muchedumbre en una casa disquera... y mostró sus tatuajes.

Pasó por varias radios. Reunió una muchedumbre en una casa disquera... y mostró sus tatuajes.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig