“Me gusta la ropa y verme linda, pero por sobre todo transmitir con la música” – GENTE Online
 

“Me gusta la ropa y verme linda, pero por sobre todo transmitir con la música”

Actualidad
Actualidad

Si apenas terminada la tercera edición del reality Factor X los británicos se hubieran animado a hacer apuestas acerca de cuánto le duraría la fama a Leona Louise Lewis, seguramente muchos le hubiesen pifiado. Porque, más allá del efímero éxito de los ganadores de este tipo de programas de cazatalentos, más allá de que pronto comenzara a batir todos los récords en el Reino Unido y más allá de que empezara a sonar como la sucesora de Whitney Houston, Mariah Carey y Céline Dion, la blonda cantante ya amenaza con perpetuarse en el trono del soul internacional.

SUEÑOS DE ESTRELLA.Esto está mucho más allá de mis sueños”. Nacida en el distrito de Islington el 3 de abril de 1985, es la segunda de tres hermanos de una familia del Este londinense. Creció en Hakcney, un municipio pobre de la capital inglesa. Así evoca Leona sus comienzos en la música: “Canto desde que era muy chica, creo que desde siempre. El primer recuerdo que tengo es que cantaba en el asiento trasero del auto de papá. El solía trabajar como DJ. Sus discos influenciaron mis gustos musicales y mi estilo. Mi mamá era profesora de danza, así que también bailé desde mi niñez”. Mientras Aural Josiah y Martie Lewis le transmitían a su hija su conexión con la música y el arte, a los 12 años, como algo natural e innato, ella componía su primera canción, con la que ganó varios concursos de talento. Entretanto, escuchaba a la estrella de El guardaespaldas y a Michael Jackson, actuaba en los actos escolares y en su barrio, y alternaba las tareas del colegio con sus estudios en el Sylvia Young Theatre School y el Italia Conti Academy. Finalmente, a los 14 años ingresó en la prestigiosa Brit School. “La escuela fue muy buena: me dio una gran base y sirvió para apuntalarme en las grabaciones y composiciones”, recuerda. El tiempo pasó y, mientras trabajaba de camarera y recepcionista, juntó dinero para cumplir su sueño: grabar en un estudio. Del sacrificio salieron varios simples –uno de ellos incluía la canción Twilight– pero ninguno de trascendencia. Frustrada por los resultados, pensó en abandonar todo. Sin embargo, su novio la convenció para que se anotara en el popular reality. “Miraba el programa. Siempre pensé que se trataba de una buena vidriera. Es difícil entrar en la industria de la música, así que pensé que era un buen modo”, cuenta la ahora millonaria cantante.

ESCALERA A LA FAMA. Audicionó por primera vez en el reality con el tema Over the rainbow y pronto cautivó al jurado. Enseguida, pese a sus nervios, logró un buen feedback con Cowell. Superó las primeras tres etapas del concurso y llegó a la final, que obtuvo el 16 de diciembre de 2006. Ocho días más tarde, para la Navidad, su tema A moment like this la convertía en una chica récord: la canción alcanzó las 50 mil descargas de Internet en menos de 30 minutos, dentro del Reino Unido. Desde entonces, todo fue creciendo en espiral: Leona firmó un contrato por un millón de libras, su hit Bleeding love debutó como número uno en el chart de singles de Gran Bretaña, en octubre de 2007, y un mes después su primer disco, Spirit, pasó a liderar las listas de ventas de álbumes en su país, Alemania e Irlanda. ¿En números concretos? Vendió un millón de unidades en 10 días en el Reino Unido. El éxito no se detuvo: se convirtió en una tentación para los diseñadores de moda, recibiendo vestidos de Roberto Cavalli, Dolce & Gabbana y Amanda Wakeley; fue invitada de lujo en el concierto que se celebró en Hyde Park por el cumpleaños número 90 del Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela; y parece que hasta interpretaría el tema central de la próxima película de James Bond, lugar que, hasta el momento, estaba reservado para Amy Winehouse, la chica mala del pop británico. “Ella y Britney (Spears) tienen una presión de la que yo carezco y que te impide mantener una vida privada normal. Es muy triste lo que les ha pasado. Por fortuna, yo cuento con mi familia y amigos que me cuidan y protegen de todo lo negativo. Igual –aclaró en un reportaje–, no hay que creer todo lo que dicen los medios”. Por lo pronto, el nuevo talento del soul nunca deja de agradecer: “Es muy emocionante que el mundo te abra sus puertas. Me han dado la oportunidad que mucha gente quisiera tener... Me gusta la ropa y verme linda, pero por sobre todo transmitir con la música”. La ganadora del reality llegó para quedarse. ¿Alguien habría apostado lo contrario?

Además de cantar y tocar piano y guitarra, Leona tiene un ingrediente extra: su belleza ya cautivó a los diseñadores top del mundo.

Además de cantar y tocar piano y guitarra, Leona tiene un ingrediente extra: su belleza ya cautivó a los diseñadores top del mundo.

Con Ray Quinn, el otro finalista del reality Factor X. Junto al príncipe Carlos, durante la entrega del premio Prince’s Trust. Ella presentó a la ganadora, Kelly Tutton, una joven ejemplar de Gran Bretaña. En el homenaje a Nelson Mandela, rodeada por Annie Lennox, Will Smith y Brian May.

Con Ray Quinn, el otro finalista del reality Factor X. Junto al príncipe Carlos, durante la entrega del premio Prince’s Trust. Ella presentó a la ganadora, Kelly Tutton, una joven ejemplar de Gran Bretaña. En el homenaje a Nelson Mandela, rodeada por Annie Lennox, Will Smith y Brian May.

“Amy (Winehouse) y Britney (Spears) tienen una presión de la que yo carezco y que te impide mantener una vida privada normal... Igual, no hay que creer todo lo que dicen los medios”

“Amy (Winehouse) y Britney (Spears) tienen una presión de la que yo carezco y que te impide mantener una vida privada normal... Igual, no hay que creer todo lo que dicen los medios”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig