“Me encantaría pasar una noche con Madonna” – GENTE Online
 

“Me encantaría pasar una noche con Madonna”

Actualidad
Actualidad

Soy una chica tímida y vergonzosa, que sufre por amor. Cuando quiero puedo ser Laura Ingalls, y otras veces una come-hombres, pero nunca dejo de cumplir mis fantasías”, dice Luciana Salazar (27) mientras se pone crema en las piernas para que luzcan brillantes y perfectas. Pícara, recuerda que su primer beso se lo dio a su primo, Luis Ortega (el hijo director de cine de Palito), a los 5 años, y se ríe cómplice. En poco tiempo aprendió a moverse como pez en el agua durante las entrevistas. Disfrazada de sirenita, entonces, seduce con la mirada y los movimientos, y se prepara para impactar en la apertura de la ronda de Acqua Dance en el exitoso Bailando por un sueño.

–¿Sabías que en el libro Las mil y una noches describen a las sirenitas como seres encantadores y mágicos?
–Sí, algo sabía. Yo creo que tengo algo de sirenita, por el pelo largo y ondulado. Además ellas no tienen piernas, sino una cola de pez; y seguro que es una alegoría, porque las mujeres al caminar movemos la cola para atraer la mirada de los hombres. También las representan con una linda sonrisa y una voz dulce. Y la gente dice que cuando yo canto soy muy dulce…

–Luciana, ¿sos o te hacés?
–Soy natural y auténtica. No compongo un personaje, ni me hago la tonta para pasarla bien. En seis años de carrera viví muchas cosas que no pude disfrutar, pero fui consciente de cada uno de mis pasos. Ahora quiero aprender a decir “no” y disfrutar más de la vida. Soy obsesiva y estratega, y me genero tanta presión conmigo misma que me provoca insomnio. Igual, no me arrepiento de nada.

–¿Y cuál es el próximo paso?
–Por ahora hay sólo una meta que no cumplí, y es cantar. Hace tres años que estudio, y ya me siento capacitada para subirme al escenario. Antes de fin de año se viene Luli Love, un CD en el que voy a cantar cinco temas que hablan del amor, el deseo, el sexo y la sensualidad.

–¿Por qué nunca se te conoció una pareja?
–Porque me da miedo y no me gusta ventilar mi vida privada. En la farándula no te perdonan que estés bien con alguien, y sos noticia cuando te ponés de novia o cuando te separás. Pero yo no construí mi carrera contando mis historias de amor. Siempre quise proteger al hombre que tuve a mi lado.

–¿Ahora estás en pareja?
–Sí. Estoy conociendo a alguien, pero no es mi novio. Soy perfeccionista con cada cosa que hago, pero desde hace un tiempo me planteé bajar mis exigencias con los hombres, porque si no, me voy a quedar soltera y para vestir santos.

–Para enamorarte, ¿qué le exigís a un hombre?
–Me vuelven loca los morochos de ojos achinados, y que sea protector, líder, talentoso, de espíritu ganador, dulce, con buen humor, masculino y viril. Y, por supuesto, debemos tener mucha química. El sexo es muy importante en mis relaciones, pero también puedo mantener una relación a la distancia, sin buscar sexo por otro lado. Cuando me gusta alguien, lo respeto. No soy una mujer que pueda estar con veinte hombres en la cabeza.

–¿Nunca soñaste con compartir una cama con un equipo completo de fútbol, por ejemplo?
–No, ni en las fantasías tengo a veinte alrededor mío. A la hora del sexo siempre hago una puesta en escena: no me gusta la monotonía. Con mi pareja hasta estoy dispuesta a disfrazarme para volverlo loco. La última vez fue de cocinerita, y jugamos con cremas y helados.

–¿Alguna vez tuviste sexo en el agua?
–Sí, y no sólo una vez. Me encanta hacerlo en el mar.

–¿Cuál es la fantasía que te falta cumplir?
–Aunque filmé escenas eróticas con chicas, nunca tuve fantasías lésbicas. Pero me encantaría pasar una noche con Madonna. Me seduce como artista, su personalidad. Yo empecé a cantar y a volcarme a lo artístico por ella. Ahora que viene a la Argentina me gustaría conocerla. Roberto Pettinato prometió presentármela, y espero que cumpla.

–¿Y sos tan dominante como Madonna?
–Soy dominante, pero también me gustan los hombres que manejan la situación. No soy una chica que se entrega fácil.

–Para imitarte, muchas mujeres se agregaron lolas, pero vos sorprendiste sacándote.
–Sólo me operé tres veces las lolas. La última fue para sacarme, pero no cicatrizó bien. Entonces me volví a operar a principios del año pasado, y ahora están perfectas. Me río mucho cuando inventan que me hago mil cirugías, porque después que te hacés las lolas ya no te creen más nada. Igual aclaro que cuando me empiecen a aparecer arrugas no voy a tener problema de hacerme un lifting. Soy muy estética.

–¿Algo cambió en vos en el último tiempo? Además del tamaño de las lolas, claro...
–Ahora busco más estabilidad. Me siento la fantasía de muchos, pero en el futuro me gustaría encontrar a un hombre que me ame para toda la vida, y tener una hija.

–¿Tenés algún límite en la vida?
–No, cuando me pongo un objetivo no los tengo. Aprovecho mi potencial y apuesto todas mis fichas. Trato de crecer y sorprenderme cada día. Para mí lo único inaceptable es aburrirme. <i>“Me siento la fantasía de muchos, pero estoy buscando estabilidad. Me gustaría encontrar al hombre que me ame para toda la vida, y tener una hija”</i>

“Me siento la fantasía de muchos, pero estoy buscando estabilidad. Me gustaría encontrar al hombre que me ame para toda la vida, y tener una hija”

<i>“Creo que tengo que bajar mis exigencias con los hombres. Si no, me voy a quedar soltera y vistiendo santos”</i>

“Creo que tengo que bajar mis exigencias con los hombres. Si no, me voy a quedar soltera y vistiendo santos”

<i>“Para el sexo siempre no me gusta la monotonía. La última vez me disfracé de cocinerita y con mi pareja jugamos con cremas y helados”</i>

“Para el sexo siempre no me gusta la monotonía. La última vez me disfracé de cocinerita y con mi pareja jugamos con cremas y helados”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig