«Me encanta actuar. Pero mi lugar central es la música» – GENTE Online
 

"Me encanta actuar. Pero mi lugar central es la música"

Actualidad
Actualidad

"Un tipo raro". Hay que empezar por ahí, porque ese es el comentario más
escuchado sobre el protagonista en los días previos a la nota. Bastó que el
periodista nombrara a Antonio Birabent, para que fuera calificado de esa manera
por varias personas, incluyendo al fotógrafo y el encargado de la producción
fotográfica. En estos casos, la cuestión consiste en definir qué es ser raro.
Como bien (no) dice el dicho, todo depende de los ojos con que se mire. Visto
con ojos de traje y corbata, digamos, la rareza puede pasar por su vestimenta
(mucha bombacha de gaucho, mucho pañuelo al cuello y hasta un tapado de piel en
invierno), acaso por su forma de hablar (siempre monocorde, pausada, reflexiva),
quizás por su pendular actividad (¿qué es? ¿músico o actor?)

Visto con sus propios ojos, Birabent lo ve así: "¿Raro? Es tan difícil… Creo que
la gente está acostumbrada, en general, a una sociabilidad que yo a veces no
tengo. En mi caso tiene que ver, me imagino, con una mezcla de timidez, de
reserva y de una forma de educación. En realidad, la rareza está todo el tiempo
en todas las cosas. Depende de cuán hábil sea uno mirando esa rareza o no...
"

A esta altura, y tal como quedó claro a partir del tercer capítulo, se puede
decir sin rodeos: Birabent es el asesino. Para ser más exactos, Bruno -su
personaje en Epitafios- es el serial killer que, después de tres años de
meticulosa preparación, intenta consumar su venganza contra el policía Renzo
Márquez (Julio Chávez), la psicóloga Laura Santini (Paola Krum) y la policía
forense Marina Segal (Cecilia Roth), por citar el nudo central de la trama.
Cualquiera que salga a la calle habrá visto la silueta de Birabent, cuchillo en
mano, en los anuncios de la miniserie que HBO Latina -con realización de Pol-Ka-
acaba de lanzar por cable para toda Latinoamérica. Y eso lo llena de orgullo,
dice. "Ante todo, representó un gran halago porque fui seleccionado en un casting
de 180 aspirantes; justamente yo -
subraya-, que no soy solamente actor."

Meterse en la piel de Bruno no fue nada fácil. Por un lado, la elaboración del
personaje le exigió trabajar con dos coachs. "Uno en el plano actoral, otro para
la cuestión física. Fue como poder verme en un espejo crítico; un espejo que te
devuelve la imagen y un plus",
explica. Y luego estaba el aspecto psicológico.
"Si bien Bruno es un tipo tan ajeno a mi vida, me llevó a buscar cosas que en
menor grado yo también tenía: deseos de amor, de justicia, de venganza, a veces;
pasiones profundas, soledad. Este hombre está muy bien solo consigo mismo (a mí
me pasa). Es una persona muy sensible (yo también). Cuando terminamos, estaba
exhausto. Después de seis meses de sostener una personalidad tan perversa y tan
extrema, tan en el límite, en definitiva, me sentí agotado.
"

Durante la charla, enfatiza eso de no ser solamente actor. Se refiere, claro, a
su otra vocación conocida por todos. No es tan sabido, en cambio, que desde hace
meses vive feliz junto a su novia, Cecilia, en su piso cercano al Zoológico. "Me
encanta actuar. Pero mi lugar central es la música… Porque es lo que yo genero;
yo compongo canciones, no escribo películas"
, explica, y enseguida da un
ejemplo. "Hoy, mientras tomaba un café en el Tortoni, estaba leyendo un libro de
Juan José Sebreli, Buenos Aires: alienación y vida cotidiana, y me surgió
ponerme a escribir una canción sobre la ciudad. Ese es mi centro, mi eje, ¿entendés?
Por eso me dedico más a hacer música que a actuar. Con la actuación necesito
intermediarios. Para crear música lo único que necesito es papel, lápiz,
estímulo, sensación…"


-¿Y una guitarra…?

-Hasta puede no estar. Puedo escribir una canción en la cabeza, como me contaba
mi viejo que hacían con Lito Nebbia: iban por la calle con un papel y un lápiz
escribiendo canciones.

Cuando dice "mi viejo" -se sabe-, está hablando de Moris. Junto a Nebbia, uno de
los protagonistas fundacionales del rock nacional (autor de temas como El Oso o
De nada sirve, por citar sólo dos clásicos). Casualmente por estos días, además
de viajar por nuestro continente promocionando Epitafios, o concretar un par de
participaciones en Locas de Amor, Birabent está relanzando su último disco,
Buenos Aires, con La Academia de la Nada (cortina musical del programa radial de
Roberto Petinatto) como bonus track, más los video clips de Bienvenida seas y
Montevideo como yapa.

Ya lo dijo él: ante todo músico. Y nada raro, ahora que lo piensa, retoma el
tema, y aclara: "¿Raro?, me decías. En ese sentido te diría que soy de una
familia muy normal".

por César Litvak
fotos: Santiago Turienzo
producción: Sergio Barbaro
agradecimientos: Pablo Ramírez, Blaquè y Cementerio de Boulogne

Orgullo es lo primero que destaca cuando habla de su trabajo en el policial de HBO. Representó un gran halago porque fui seleccionado en un casting de 180 aspirantes", dice.">

Orgullo es lo primero que destaca cuando habla de su trabajo en el policial de HBO. "Representó un gran halago porque fui seleccionado en un casting de 180 aspirantes", dice.

No es casual que tres de los artistas que más admiro sean tipos versátiles: Sinatra, Elvis y Gardel. No me imagino un gran artista encerrado en un dogma".">

"No es casual que tres de los artistas que más admiro sean tipos versátiles: Sinatra, Elvis y Gardel. No me imagino un gran artista encerrado en un dogma".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig