«Me eligieron porque soy el más lindo» – GENTE Online
 

"Me eligieron porque soy el más lindo"

Actualidad
Actualidad

Sólo una mesa antigua y un banquito destartalado es lo que hay como decorado
sobre la orilla. Detrás, el río completa la escena. Son las cuatro y media de la
tarde y los técnicos ya montaron, desmontaron y volvieron a montar el set varias
veces, esquivando el agua que se viene encima. Charly García, encerrado en su
motorhome, se hace esperar. Mientras, para desgracia de la fotógrafa, el río
sigue subiendo y la luz sigue bajando.
Por fin, alguien lo convence. Una camioneta lo busca para llevarlo apenas 20
metros más allá, hasta la playa, donde se ultiman detalles. Vestido con un traje
blanco, zapatillas sin medias y un sombrero panamá, alto y flaquísimo como
cualquier modelo… No, alto y flaquísimo como Charly García, el ídolo. El tiempo
aprieta -se sabe-, la luz empieza a escasear. Obediente, Charly cumple las
indicaciones de la fotógrafa Andy Cherniavsky. Ensaya poses y, entonces,
comienzan los flashes.

Mientras dure la sesión de fotos, el rockstar convertido en modelo seguirá
actuando de Charly García: posará, se moverá con sus movimientos desarticulados,
y se comportará como lo haría sobre un escenario. Después de todo, para eso lo
han llamado.

Con las piernas trepadas sobre la mesa, hojea un libro fotográfico de la
historia del rock, lo garabatea con un marcador, le arranca hojas y las arroja
al río, donde flotan hasta que se hunden. De repente, tira el libro y agarra un
órgano -uno de esos que él siempre suele llevar bien pintarrajeados con
aerosol-, y juega a arrancarle algunos acordes sordos, que de todas formas el
rumor del río taparía. Mientras, los rollos siguen corriendo.

El río ha avanzado sobre el set, y ahora cubre sus pies. Charly escapa
chapoteando en el barro. La sesión de fotos se interrumpe, y él decide que la
interrupción será definitiva. Se abriga con un saco y se deja caer en un sillón
rosa, que iba a formar parte del escenario, pero que ya no se usará… Charly ya
se aburrió o se cansó de esta incursión en el modelaje. Basta para él, por hoy.
Alguien le sirve un whisky. Buen momento para charlar.

-¿Por qué creés que te eligieron como modelo?
-Me eligieron porque soy el más lindo (risas).

-¿Te costó decidirte hasta aceptar?
-En realidad, el otro día, viendo una película que no me acuerdo, me di cuenta
de que los modelos son unos estúpidos, así que decidí probar. Y acá estoy,
posando para una campaña de verano en pleno invierno, c… de frío (risas).

-¿Cómo van a ser los tres shows en Obras?
-Y el primer día va a ser más hippie. Le puse un título al estilo Tarantino: La
venganza. Tiene que ver con la gente cantando "Se va a acabar…", "Se va a caer…"
y con la canción Alicia en el país, cosas que yo decía sin decir. La venganza es
como darse cuenta de que uno hacía las cosas a contramano, escuchando a un loco
que te decía que iba a estar siempre.

-¿Cómo te sentís hoy, a los 52 años?
-Y… no sé. En este momento debo tener alguna crisis, pero no sé cuál. Debo tener
la crisis de los 17, de los 65, no sé. O como dijo Mick Jagger:
"Estoy
filosóficamente bien, económicamente más o menos, y sexualmente… ahí".

La escena ocurrió una tarde de la semana pasada en la playa de Pacheco, en la
costa de Martínez. La firma Key Biscayne lo eligió para su campaña gráfica de
verano, Instinto Animal ("pensar menos, sentir más"), y Charly aceptó. El
viernes, el músico viajaría a Santiago de Chile para dar un concierto en el
estadio Víctor Jara. Hazte la fama y…, ningún hotel cinco estrellas quería
recibirlo. Finalmente, el Sheraton aceptaría alojarlo, pero exigiendo como
garantía un cheque en blanco. Además, el rocker amenazó con visitar al ex
presidente Carlos Menem por su cumpleaños. "Quiero conocer al Maxi (Máximo, el
hijo del ex presidente, de siete meses) y estoy muerto de curiosidad por conocer
también a la Bolocco",
había dicho en la conferencia de prensa. Nada de esto
pasaría: ni desmanes ni visitas. Sólo un show impecable, ante más de cuatro mil
personas.

En plena sesión fotográfica, Charly posa para la cámara. Me di cuenta de que los modelos son unos estúpidos, así que decidí probar. Y acá estoy, posando para una campaña de Key Biscayne de verano en pleno invierno, c… de frío", le dijo el músico, entre risas, a GENTE.">

En plena sesión fotográfica, Charly posa para la cámara. "Me di cuenta de que los modelos son unos estúpidos, así que decidí probar. Y acá estoy, posando para una campaña de Key Biscayne de verano en pleno invierno, c… de frío", le dijo el músico, entre risas, a GENTE.

¿Cómo me siento a los 52? Como dijo Mick Jagger: 'Estoy filosóficamente bien, económicamente más o menos, y sexualmente… ahí''"">

"¿Cómo me siento a los 52? Como dijo Mick Jagger: 'Estoy filosóficamente bien, económicamente más o menos, y sexualmente… ahí''"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig