“Me divierte gustarles tanto a los hombres como a las mujeres” – GENTE Online
 

“Me divierte gustarles tanto a los hombres como a las mujeres”

Actualidad
Actualidad

El primer chimento picante de esta nota de chimentos picantes será de la propia entrevistada, Viviana Canosa (38), periodista, más conocida como La Colorada, una de las lenguas más temidas de la tele. Corría la década del 90 y ella hacía sus primeros pasos en el periodismo. Cursaba locución en el ISER y se desempeñaba en Casa de Gobierno. Según ella misma admite, varios políticos la deseaban. Hasta que uno, que en esa época se desempeñaba como lo que hoy sería un jefe de Gabinete, la llamó a su despacho y le dijo: “Sos una mujer muy inteligente. Imaginate que esto que te pido va a ser sólo por una vez. Es como una especie de derecho de piso. Tenés que hacerlo conmigo y lográs vía libre acá en Casa de Gobierno con tu credencial”. Sobre el escritorio del político se destacaban un ramo de flores y un anillo, como para coronar la conquista. El hombre se frotaba las manos. Pero Vivi, con sus 20 pimpantes años, no tardó en contestarle: “¡Sos un reverendo h... de p...!”, retrucó. “Recuerdo que temblaba. Me fui corriendo. No encontraba la salida. Me topé con un asesor del presidente que también me tenía ganas y le grité: ‘¡Ustedes son todos unos mal paridos! ¡Con todas las minas que se les regalan, ¿por qué me tienen que buscar a mí?!’. Llegué llorando a mi casa. Se lo conté a mi vieja y me comentó: ‘Los políticos son impresentables’. Fue feo. Una cosa es que alguien te quiera conquistar, otra que te extorsione. Por lo menos sé hombre y seducime. El presidente de esa época también me decía piropos. Era como fuerte. Yo me hacía la bol... Reconozco que era un gran seductor, pero ubicado...”.

Viviana se divierte contando anécdotas de su vida y de la de los famosos. Digamos que luego de esta introducción se viene lo más fuerte. Rumores de infidelidades, de parejas swinger del ambiente del fútbol, de adicciones, de historias con más que variado contenido sexual. Pero antes contemos que Canosa está en pareja con Daniel Tobal (42), su amor y productor desde hace 15 años, que ama a Tila, su chihuahua pocket, y que desea con todas sus ganas tener un hijo antes de los 40. “Quiero ser una gran madre, y lo voy a ser. No lo fui hasta ahora porque no quise. Tardo mucho en tomar decisiones importantes en mi vida. Pero este año lo estoy elaborando. Siempre soñé que iba a tener mellizos”, confiesa. También cuenta que empezó en la tevé porque la descubrió Chiche Gelblung: “Me invitó a Memoria para hablar del romance de Flavia Palmiero con Franco Macri. Y no paré más. A futuro me gustaría hacer un programa más talk show”, explica y se prepara para hablar de todo.

–¿Vamos con el primer enigmático?
–En 2003 me pasó algo muy fuerte. Protagonistas: vedette y actor. El la engañaba con todo el mundo. Estaban en pleno romance, pero él seguía hablando con su anterior novia, una famosa con carrera internacional. Tenían encuentros sexuales. La mujer había dejado todo por él. Lo conté en el programa, en forma enigmática. La chica se dio por aludida y llamó. Me avisan por el auricular. No estaba enojada. Sólo quería que lo dijéramos con nombre y apellido, y si era su pareja, lo mandaba sabés a dónde. Le mentí, pero de él hablábamos. Al tiempo ella quedó embarazada. Tuvieron el hijo. Hoy siguen juntos.

–¿Alguno del mundo del fútbol?
–Ahí, la bisexualidad y las parejas swinger están a la orden del día. Sé de un encuentro de un director técnico con un periodista deportivo, al que se sumaron un cantante y un jugador. El técnico fue con su mujer y compartió con otra pareja. El periodista y un amigo le pidieron la mujer a un desconocido. En el medio del jolgorio cayeron otro periodista deportivo y otro futbolista. Todo terminó en la casa del primer periodista deportivo. Se formó un verdadero club festivo. El tema hizo mucho ruido en el medio.

–¿Alguna vez saltaron los nombres de los protagonistas?
–No públicamente, pero todo el mundo en el ambiente sabe quiénes son. Es fácil sacar conclusiones...

–Tirá otra bomba, una bien actual.
–Hace dos semanas estábamos detrás de una infidelidad en la zona de Las Cañitas. ¿Datos? Esposo de una mina muy grossa, de alta familia. El tipo va a comer dos veces por semana con su nueva novia, pero sigue casado con aquella mujer. Le encanta degustar sushi acompañado de su última conquista. Un sábado bajó del auto con su flamante pareja rubia. Tomamos las imágenes y, la verdad, era un escándalo. La afectada me había dicho una vez que le duele que se metan con los suyos. Deduje que ella lo sabría, porque es muy inteligente. Estuve a punto de llamarla para que lo supiera, para decirle que él es un bol... que se anda mostrando.

–Dijiste que los hombres te encaran. ¿Las mujeres también?
–Más que nunca. En el casamiento de Gerardo me siguieron tres o cuatro famosas. Me dijeron cosas al oído que ni un hombre te las menciona. No me molesta. Tengo definida mi sexualidad, pero me divierte gustarles tanto a hombres como a mujeres. Los personajes ambiguos son los que más pagan. Vuelvo a la fiesta: una de las chicas me rozó la piel y me persiguió toda la noche. Otra me ofreció sexo oral, y me hizo ruborizar. ¿Rubro? Actrices-vedettes. Tuve otro caso que me sorprendió muchísimo...

–Contá...
–Cuando empecé mi carrera, fui a entrevistar en su casa a una señora del mundo del espectáculo, hoy veterana, que me quiso tomar la mano y decirme algo insinuante. Una, cuando es muy joven, tiene la sensación de que la lesbiana debe ser bien machona, y no es así para nada. También me pasó que entrevisté a una pareja de famosos, hoy separados, y cuando terminó el reportaje ella me dijo que la fantasía de ambos era estar conmigo...

–¿Cuál fue la propuesta más desubicada?
–La de una rubia que me ofreció sexo a los gritos en pleno programa, cuando no estábamos al aire... ¡delante de mi marido, los técnicos y mis compañeros!

–¿A qué famoso respetás más?
–Suar me parece el mejor de todos, con más códigos, más calle, con el que más me divierto. Tiene un cargo súper importante y no perdió la esencia.

–¿Y de las mujeres?
–Susana es un ejemplo. Puedo coincidir o no con ella en algunas cosas, pero tiene una honestidad brutal. Es una Doña Rosa.

–¿Mirtha?
–Es más diva. Se cambia cinco veces por día. Está siempre espléndida. Lo que no me gusta es que haya sentado a su mesa a gente que la defenestró, porque les tiene miedo.

–¿Tinelli?
–Otro capo de la tele con códigos.

–¿Te queda para contar algún chisme aun más fuerte?
–Hace más o menos tres años, entré al baño del restaurante de un hotel súper top, y vi a la modelo del momento, tapa de revista, tomando cocaína, tal cual pasó con Kate Moss, mesada de mármol incluida. Jamás lo conté. En una fiesta observé a una conductora hacer lo mismo. Y en una entrega de los Martín Fierro un personaje salió del baño y no sabía cómo hacer para que se limpiara los restos de droga de su nariz. No me da para especular con esa información.

–¿Qué te guardaste en esta nota?
–Nada, te lo digo ahora. Y es lo más fuerte. Un grosso de la tele, separado, oficializa nuevo romance. Me llega una foto suya transando con la modelo top. Era el escándalo del año. Le mandé un mensaje de texto preguntándole si era un doble de él el que estaba con esa diosa. Lo perdoné. Tuvo palabras de agradecimiento muy lindas. Cuando lea esto se va a tentar, como varios y varias protagonistas de esta nota. Viviana dixit: “Soy una mina brava, con ovarios. Me siento respetada. Puede ser que alguien me tenga miedo, pero la mayoría sabe que soy incapaz de hacer daño”.

Viviana dixit: “Soy una mina brava, con ovarios. Me siento respetada. Puede ser que alguien me tenga miedo, pero la mayoría sabe que soy incapaz de hacer daño”.

“Cuando me peleé con Claudio Villarruel porque no me dejaba entrevistar a los chicos de Gran Hermano no me importó nada. No le tengo miedo a nadie. Llegué sin transar y no acepto extorsiones”, se planta la conductora.

“Cuando me peleé con Claudio Villarruel porque no me dejaba entrevistar a los chicos de Gran Hermano no me importó nada. No le tengo miedo a nadie. Llegué sin transar y no acepto extorsiones”, se planta la conductora.

Hace una década y media que Viviana está junto a Daniel Tobal, su amor y productor, con quien piensa tener un hijo pero no casarse, al menos por ahora. “Antes de los 40 voy a ser mamá”, explica.

Hace una década y media que Viviana está junto a Daniel Tobal, su amor y productor, con quien piensa tener un hijo pero no casarse, al menos por ahora. “Antes de los 40 voy a ser mamá”, explica.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig