«Me da mucha vergüenza hacer escenas de sexo» – GENTE Online
 

"Me da mucha vergüenza hacer escenas de sexo"

Actualidad
Actualidad

"Cuando era chiquita, espiaba cómo se grababan en el living de mi casa las novelas de Luisa Kuliok y Carlos Mata", recuerda Agustina Lecouna. La chiquita que miraba con los ojos bien abiertos esas escenas de besos y bofetadas apasionadas de las telenovelas argentinas creció y se hizo ella misma actriz. Hoy, a los 26 años, no tiene complejos por ser la hija del reconocido productor televisivo Raúl Lecouna. Cuenta que debutó en tevé cuando terminó el colegio en Verano del 98, que después pasó por los elencos de Cabecita, Enamorarte, Mil Millones y Son amores, mientras estudiaba Comunicación Social en la Universidad Austral. Y que a pesar de tan privilegiada posición, nunca se la vio tanto en la tele como este año, en que encarna la Rosario Sánchez Alé de Jesús el Heredero y en que se lució en el ciclo Historias de sexo de gente común, donde hizo el polémico y atractivo rol de la amante. De chiquita ya no tiene nada, y eso está a la vista. Desde hace dos años es una mujer casada (Tomás, su marido, trabaja en un banco) y este año hizo sus primeras escenas de sexo en la pantalla.

-¿Cómo fueron esas escenas hot con Juan Manuel Gil Navarro?
-Fuertes... Estaba medio desnuda, pero igual en el set sólo estaban Juan, el director, el camarógrafo y yo. Primero ensayamos vestidos, como si fuera una coreografía. Y a la hora de los papeles, puse toda mi actitud e hice lo necesario para que se vea lo más creíble posible. Si había que gritar, gritaba. Como espectadora, odio ver escenas de sexo poco creíbles.

-Igual te debe haber dado algo de vergüenza. ¿Tu marido qué te dijo?
-Sí, claro, me da mucha vergüenza hacer escenas de sexo, sobre todo por eso de que te mire tu marido, tu hermano, tu papá. Al primer capítulo de Historias… Tomás lo vio en un cuarto y yo en otro. No podíamos ni mirarlo juntos. Pero después vinieron las felicitaciones, cierto reconocimiento y él se sintió orgulloso de mí.

-O sea que no estás casada con un hombre celoso…
-No, hay mucha confianza. Es un hombre que me da paz. Y aprendemos mucho uno del otro. Cuando nos pusimos de novios yo estaba haciendo A puertas cerradas, una obra de Sartre. Tomás venía a todas las funciones y se aprendió el texto de memoria. Nos complementamos desde mundos muy distintos. Ahora me explica Economía y cómo invertir mejor el dinero.

-Diste el sí a los 24 años, una edad bastante joven para tu generación…
-Sí, me fui de la casa de mis viejos directamente casada, nunca viví sola. Como somos jóvenes, respetamos nuestros tiempos. Tomás está haciendo un posgrado, yo trabajo como loca, sabemos que tenemos que aprovechar este momento para crecer.

-¿Planean tener hijos?

-Seguro, me encanta la familia, los domingos con mesa larga… Pero no tenemos apuro por encargar un bebé.

-Hombres y mujeres admiran tu físico, ¿te cuidás mucho?
-El año pasado entrené a full, iba a correr y a un gimnasio tres o cuatro veces por semana. Pero este año estoy trabajando demasiado y no tengo tiempo, pero no me hago problema si no puedo ir al gimnasio.

-¿Es cierto que también te operaste las lolas?
-Sí, es cierto. Y estoy contentísima.

-¿Te sentiste presionada por el medio televisivo a cambiar tus medidas?
-¡No! Para nada. Me operé las lolas porque soy muy coqueta, me veo mejor y mi marido está feliz. Como actriz, está bueno lucir un buen escote, pero jamás me sentí forzada a operarme.

-¿Sentís que a pesar de tener tantos años de carrera, recién se te vio en Historias…?
-Puede ser por el argumento, el horario, un personaje que pegó fuerte. Además, el tema de la amante genera mucha identificación. Mi personaje le dice a la esposa, la oficial, cómo le envidia el poder despertarse todos los días con su hombre o elegir el momento para el amor. La esposa le responde que para ella la amante la pasa mejor, recibe regalos, hay más pasión.

-¿La lección sería que ser la amante no significa ser la mala de la película?
-Claro, hay tanta soledad que muchas mujeres terminan viviendo en ese rol sin desearlo. Cualquiera de nosotras puede terminar ilusionándose con un tipo casado, ¿no?

-Pero vos te quedás con el papel de esposa.
-Toda la vida. Estoy al lado del hombre que amo y tenemos una vida maravillosa juntos.

por María Noel Alvarez
fotos: Christian Beliera
producción: Gabriela Díaz
maquilló: Tote para Malala Lagos y Valeria Pullido. Peinó Zulema para Magic Hair Design. Agradecemos a Ricky Sarkany, Luna Garzón, Zohue, Amor Latino, Mitho y Opera Bay.

Tiene 26 años, cuerpo de modelo y vocación de estrella. Hizo teatro, cine y televisión. Y también trabajó como productora en <i>Aventura Nathional Geographic</i> durante el año 2003.

Tiene 26 años, cuerpo de modelo y vocación de estrella. Hizo teatro, cine y televisión. Y también trabajó como productora en Aventura Nathional Geographic durante el año 2003.

Me operé las lolas porque soy muy coqueta, me veo mejor y mi marido está feliz. Como actriz, está bueno lucir un buen escote"">

"Me operé las lolas porque soy muy coqueta, me veo mejor y mi marido está feliz. Como actriz, está bueno lucir un buen escote"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig