“Me caso porque Martín me dio una familia de verdad” – GENTE Online
 

“Me caso porque Martín me dio una familia de verdad”

Actualidad
Actualidad

Alas once de la mañana del domingo, Jesica toma un té verde después de romper el ayuno con una variedad de frutas. Su candidato (¿y futuro candidato a gobernador?) elige el mate, que por ahora ella no incorpora. En eso son distintos. Aunque en el resto de las cosas se han encontrado. ¿En cuáles? Barrio, entrenamiento, viajes... ¿La más importante? “Acá siento que encontré una familia de verdad”, explica Jesica Cirio (29) en esta casa reciclada sobre la calle San Martín, en Banfield, que pronto será su hogar. ¿Cuándo? “Cuando sea la señora de Insaurralde”, afirma en el comedor que, hasta hace poco más de un año, era espacio de hombres: “Acá vivíamos con mis dos hijos mayores Martín (20) y Rodrigo (17). Bautista (8) viene un par de veces por semana. Cenábamos todos juntos, sin mujeres, y agarrábamos lo primero que encontrábamos. Ahora hubo que reorganizar ciertas cosas”, cuenta Martín Insaurralde (43).

El diputado electo por el kirchnerismo habla sentado sobre la isla que divide la cocina del comedor. A su derecha aparece una columna de cristal con decenas de botellas, y un aire acondicionado adentro que mantiene la temperatura de la cava vidriada. “Desde que terminé mi tratamiento dejé de tomar vino. También dejé los habanos, otro de los gustos que me daba”, explica el hombre que hace dos años superó un cáncer. Ahora, Jesica y Martín viven la mitad de los días en esta casa de Banfield y el resto en el departamento de Jesica en Puerto Madero. Aunque en menos de un mes –cuando rompan todos todos los pronósticos y sean marido y mujer– se instalarán definitivamente en esta propiedad. Ahora, nosotros preguntamos y la mujer contesta.

–¿No pensaron en arrancar en un lugar neutral?
–Llevamos un año y dos meses juntos, y nos pareció que éste es un buen lugar, más que nada por el trabajo de Martín. Es más fácil que me mueva yo. Este año, con el Bailando me convenía estar un poco más allá.

–¿Te aceptaron rápido sus hijos?
–Sí. Además, tenemos muchas cosas en común. Con el más chico nos divertimos con mi perra Uma y los suyos, que son de la misma raza. Con los más grandes, que juegan rugby, entrenamos juntos.

–Desde el comienzo se dijo que esta relación se había inventado para promocionar la carrera de Martín. Llegaron bastante lejos...
–Cuando comenzó a circular el rumor, nos estábamos conociendo y él empezaba en medio de las PASO. Para mí era durísimo; yo lo llamaba llorando. No es fácil que hablen de vos, de tu relación, que digan cosas... Para mí fue algo nuevo.

–Y ahora te casás. ¿Lo sentís como una revancha?
–No. En ese momento sólo nosotros sabíamos cómo eran las cosas. Creo que todo lo que vivimos hizo que aprendiéramos a conocernos bien.

–¿Qué es lo más difícil de vivir con un político?
–Lo que más me duele es que me peguen a mí por querer dañarlo a él. Creo que muchos colegas lo envidian.

–El sueño de Martín debe ser llegar a la presidencia. ¿El tuyo es ser primera dama?
–Yo lo veo como gobernador. Quiero que llegue a ese lugar, porque está muy capacitado. Después, su carrera seguirá y yo estaré a su lado. Si me preguntás, claro que me veo como primera dama. Pero en un futuro. Yo soy quien más confía en él para todo.

Leé la nota completa en la edición 2567 de Gente.

Jesica y Martín se casan después de un año y tres meses de noviazgo. La luna de miel será a fines de noviembre, aunque no definieron lugar.

Jesica y Martín se casan después de un año y tres meses de noviazgo. La luna de miel será a fines de noviembre, aunque no definieron lugar.

<i>“Martín hizo de todo para seducirme: se levantó a las seis de la mañana para acompañarme a una nota en la Costa. Viajó al Chaco para verme dos horas. Esas cosas te halagan”.</i>

“Martín hizo de todo para seducirme: se levantó a las seis de la mañana para acompañarme a una nota en la Costa. Viajó al Chaco para verme dos horas. Esas cosas te halagan”.

<i>“El 6 de noviembre nos casamos por Civil en Lomas de Zamora. Y el 8, la fiesta en La Manea Polo Club, que es el campo del tío de una amiga. Será en una carpa al aire libre y vamos a recibir la bendición de un sacerdote. Siempre dije que no me gustan las bodas tradicionales –ojo, ¡decía lo mismo de los políticos y los separados con hijos!, pero Martín me movió el piso con su personalidad–. Por eso, en nuestra fiesta no habrá vals, ramo ni liga. ¡Nada tradicional!”.</i>

“El 6 de noviembre nos casamos por Civil en Lomas de Zamora. Y el 8, la fiesta en La Manea Polo Club, que es el campo del tío de una amiga. Será en una carpa al aire libre y vamos a recibir la bendición de un sacerdote. Siempre dije que no me gustan las bodas tradicionales –ojo, ¡decía lo mismo de los políticos y los separados con hijos!, pero Martín me movió el piso con su personalidad–. Por eso, en nuestra fiesta no habrá vals, ramo ni liga. ¡Nada tradicional!”.

El fin de semana, Martín disfruta un mate y Jesica un té verde. El ex intendente de Lomas compartía la casa con sus tres hijos, que aceptaron a la modelo sin problemas.

El fin de semana, Martín disfruta un mate y Jesica un té verde. El ex intendente de Lomas compartía la casa con sus tres hijos, que aceptaron a la modelo sin problemas.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig