“Me cansé de pensar en los otros: este año me dedico a mí” – GENTE Online
 

“Me cansé de pensar en los otros: este año me dedico a mí”

Actualidad
Actualidad

Quince días de descanso tenía Carmen Barbieri (56) y, como siempre, armó su clásica escapada a Nueva York. “Vengo dos o tres veces por año. Este es uno de mis lugares en el mundo”, cuenta la diva. ¿Los tickets a la Gran Manzana? Carmen sacó dos pasajes: el de ella y el de su hijo, Federico Bal (53). Allí los esperaba su manager, Fernando Castro. Unos días después se sumaron dos integrantes de su compañía de teatro: las hermanas Victoria (27) y Estefanía Xipolitakis (28). ¿La hoja de ruta? Esta vez, el viaje tuvo dos escalas: volaron hacia Miami, donde se quedaron dos noches; de allí saltaron hacia el estado de Nevada, para recalar en Las Vegas, y los últimos días del trip fueron en Nueva York.

¿El itinerario? Carmen exprimió los días como un limón jugoso: shopping en Miami, cenas en el MGM de Las Vegas, el mítico hotel donde Tyson mordió a Evander Holyfield (además es el que más habitaciones tiene en el mundo: 5.005) y donde el mago David Copperfield quedó deslumbrado con Victoria Xipolitakis. También visitaron el clásico hotel Excalibur y –ya en NYC– caminaron Manhattan de punta a punta y disfrutaron de los espectáculos más importantes de Broadway. Así lo cuenta Carmen, en primera persona.

DIARIO (DE VIAJE) POR CARMEN. “Todo fue muy intenso: arrancamos dos noches en Miami, nos fuimos cinco días a Las Vegas y otras cinco noches en Nueva York. Yo tenía los pasajes para viajar con Fede y después se sumaron las griegas. La verdad, no las invité... Pero todo bien, porque teníamos 15 días de descanso en Escandalosas. Era la primera vez que las mellizas viajaban sin sus padres. Siempre van con ellos a Europa, así que fui una especie de mamá para todos. ¿Si cumplí el rol de nuera? ¡No! Bah... Creo que no pasa nada entre Fede y Estefi. Igual, no me meto: si a él le gusta, está todo bien. En Miami paramos en el departamento de unos amigos y en Las Vegas en el hotel Wynn. Fuimos al MGM: vimos a David Copperfield, que quedó encantadísimo con Vicky Xipolitakis. La hizo subir al escenario y la citó al día siguiente para hacerse una foto. (...) Recorrimos la ciudad y nos fotografiamos en el famoso hotel Excalibur. ¡Pero me faltó algo! Ahora me doy cuenta de que tendría que haber anulado mi matrimonio con Beto César. ¡La próxima vez que viaje lo hago! Aunque sinceramente ni me acordé de él. Sí me habría gustado que me acompañara Moria: seguramente a fin de año viajemos juntas a España... Un grupo de directores nos invitaron a presenciar espectáculos; nos quieren agasajar. (...) Después de cinco días en Las Vegas volamos a Nueva York.

Mi manager, Fernando Castro –que vivió muchos años allá–, me esperaba con todo listo: paramos en un departamento en 45 y la Broadway. Es un lugar genial, porque está cerca de todos los teatros. Como siempre, miré todos los espectáculos que pude. Me encantó Love, el tributo a los Beatles del Cirque du Soleil. También vimos Le Reve, un show acuático en el hotel de Las Vegas... No robo ideas, pero me nutro mucho viendo esas obras (...) Algunos días salimos con Fede, y también me tomé momentos para caminar sola. Una tarde en Broadway me saqué una foto con una Estatua de la Libertad, que en realidad era un mimo de Mendoza que me preguntó: ‘¿Estas enamorada?’. Y la verdad que no, pero tengo ganas de enamorarme. Si estuviera con alguien lo diría... Soy una mujer libre. Eso sí... Esta vez me gustaría que fuera un hombre con dinero, así no tengo que mantenerlo. ¡Sería la primera vez en mi vida! Soy igual que Moria y Susana en ese sentido. Somos ‘mujereshombre’, las que salimos a trabajar. La verdad es que fue un viaje fantástico: lo disfruté mucho”.

“ESTE AÑO VOY A PENSAR EN MI”. Carmen regresó al país en las primeras horas del 26 de marzo, para volver al trabajo: el 29 tiene que presentarse en el City Center de Rosario, de allí volará hacia el Norte para una mini gira, y el 3 de abril comienza junto a Moria en el teatro Tabarís. Después, en el verano la dupla se convertirá en cuarteto junto a Nito Artaza y Miguel Angel Cherutti –con quien hace años Carmen tuvo un cruce de cartas documento–. “Con Miguel no somos amigos, pero está todo bien. Limamos asperezas y está todo tranquilo. Hace como cinco años, él y su mujer me mandaron una carta documento, pero aclaramos todo antes; no llegamos a juicio. Y después trabajamos en el Bailando... sin ningún tipo de problema. Siempre nos llevamos bien en el escenario, y Nito es como un hermano. Somos cuatro cabezas de compañía: es como si tuviéramos cuatro revistas en una. Somos los cuatro fantásticos”.

Más allá del trabajo, Carmen tiene un objetivo para 2013: “Siempre estuve pendiente de mi ex, de mi hijo o de mi mamá. Este año quiero pensar en mí misma. Voy a entrenar para adelgazar más y voy a ocupar el tiempo libre en mí. Me quiero hacer una lipoaspiración y cambiar las prótesis. Quiero arreglar mi cuerpo, porque todo se cae. No es por hacerme la pendeja. Es para ver si puedo permanecer unos años más en la televisión y el espectáculo teatral. Este va a ser mi año”.

Fede Bal, Carmen, Victoria y Estefanía Xipolitakis, junto a una Estatua de la Libertad viviente.

Fede Bal, Carmen, Victoria y Estefanía Xipolitakis, junto a una Estatua de la Libertad viviente.

Carmen hizo poco shopping, pero no resistió entrar a Victoria’s Secret: “Compré veinte pares de medias para la obra”, contó. En la caminata por Manhattan, la diva se cruzó con una Estatua de la Libertad viviente, procedente de Mendoza: “Me preguntó cuándo me iba a enamorar”, contó. Y en el paseo con su hijo Fede fue parada por un grupo de fans que le pidieron autógrafos y fotos.

Carmen hizo poco shopping, pero no resistió entrar a Victoria’s Secret: “Compré veinte pares de medias para la obra”, contó. En la caminata por Manhattan, la diva se cruzó con una Estatua de la Libertad viviente, procedente de Mendoza: “Me preguntó cuándo me iba a enamorar”, contó. Y en el paseo con su hijo Fede fue parada por un grupo de fans que le pidieron autógrafos y fotos.

Carmen, que promete dedicarse a sí misma durante 2013, pasó por un local de lencería erótica. Además, se viene una lipoaspiración.

Carmen, que promete dedicarse a sí misma durante 2013, pasó por un local de lencería erótica. Además, se viene una lipoaspiración.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig