“Me aburren los hombres románticos” – GENTE Online
 

“Me aburren los hombres románticos”

Actualidad
Actualidad

Gisela Van Lacke (“Se pronuncia Fan Lake”, instruye) hace gala de su condición de experta en el mundo de los fierros y lanza una definición tajante: “Si yo fuera un auto, seguramente sería un Corvette amarillo. Creo que tiene onda, potencia y sensualidad, todo lo que se busca en una mujer.” La ficha personal de esta santafesina nacida el 7 de febrero de 1980 dice: 88-62-90. A pesar de sus contundentes medidas, Gisela intenta preservar su imagen de madre. Hasta hace tres meses juraba que nunca posaría en bikinis o faldas muy cortas, que apenas podíamos verle algún vestido sugerente. Y mucho menos en carne viva, como la anuncian muchos sitios de Internet.

Pero los tiempos cambiaron, como su carrera. Y, de a poco, Van Lacke se anima a mostrarse sensual frente al lente de GENTE. “No es que tenga pudores con mi cuerpo, pero no me agrada aparecer sacando c… para todo el país. Ahora me voy animando a posar en bikini, pero sólo en contexto de playa”, justifica la modelo.

Sin dudas, este año estalló gracias a su personaje de mala en Sin código. En realidad, su nombre abandonó la condición de NN a principios de 2005, cuando comenzó con la conducción de El Garage. Desde entonces, los amantes de los fierros la paran en la calle y ponen a prueba sus conocimientos de autos, y ella se anima a hacerles frente: “Si se queda el auto, yo puedo abrir el capot”, afirma la modelo que en este 2006 abandona la conducción para dedicarse de lleno a Collar de esmeraldas, la novela que protagonizará Osvaldo Laport.

Después de la producción fotográfica, Gisela quita el punto muerto y enfrenta el grabador de manera mucho más picante de lo que hubiera pensado hace un tiempo.

–Gisela, sospecho que ese Corvette del que hablaba tuvo algunos retoques de chapa y pintura.
–Bueno, en realidad tuvo apenas un cambio de llantas (risas).

–Una vez contó que cuando llegó a Buenos Aires no tenía plata para cortarse el pelo. ¿Cómo hizo para mejorar sus medidas?
–Cuando decidí abandonar Psicología empecé a trabajar como modelo. Hacía pasarelas, gráficas y algunas publicidades. Tanto que pude hacerme las lolas. Me acuerdo que cuando llegué a Buenos Aires no podía pagar un corte de pelo y tuve que ir a un programa de televisión donde cambiaban el look de los participantes para que me salga gratis. Allí me descubrió la agencia Monteverde Models.

–¿El cambio de imagen tuvo que ver con alguna inseguridad?
–En realidad, después del embarazo y de amamantar a mi hijo Ignacio (4), engordé 20 kilos y algunas cosas no volvieron a su lugar. No me sentía cómoda, ni segura. Sencillamente: ¡fue para poder bañarme con la luz prendida! No podía verme frente al espejo (risas otra vez).

–Volviendo al rubro automotor: ¿si tuviera que elegir un auto para un momento íntimo, cuál sería?
–Y, si me das a elegir, te diría un Falcon. Tiene los asientos largos, anchos y sin interrupciones. Aunque yo no subo a uno desde cuando era chiquita, en Santa Fe.

–Veo que hay un testeo empírico, algo muy bueno para una especialista
–No, la verdad, nunca pude comprobarlo. Sólo contestaba tu pregunta.

–No me diga que nunca le robaron ni un beso arriba de un auto…
–Sí, algún besito habré dado. Pero no me seduce demasiado el tema. No considero que sea un lugar cómodo. No soy una mina que diga: “Uy, mirá el auto que tiene, vamos a buscarlo”. No es un atractivo para mí.

–¿En estos momentos tiene quién la lleve a dar una vueltita?
–No, la verdad es que estoy solita. Hace tres semanas me dejó mi novio de los últimos tres años.

–¿Así nomás, sin ninguna explicación?
–Sí, decidió no seguir.

–Bueno, imagino que le sobrarán candidatos.
–La verdad que no me faltan. Pero, para mí, el hombre ideal es el que se acaba de ir. Me dejó boba.

–Imagino que cuenta con recursos para recuperarlo.
–Claro que sí. Hoy regreso a Buenos Aires y arranco el plan retorno. Cuando me gusta un hombre no espero que venga, lo voy a buscar.

–¿Y por qué no nos habla de ese hombre ideal?
–Es morocho, ojos marrones, muy lindo de cara. Buen físico… bah normal.

–¿Se acepta una pancita?
–Claro, a él le acepto todo. Por lo general no me gustan los hombres altos, y los morochos me gustan más que los rubios. Si son medio desprolijos, mejor.

–Su ex es medio reo, digamos.
–Si lo ves, seguro que da medio reo, pero nada que ver. Me gusta que los hombres tengan mucha onda. Ojo que no me va un metro sexual. Ah, y tiene que ser muy peludo.

–“Me gusta el hombre peludo” es todo un título…
–(Risas) No, me refiero a la porra, al pelo de la cabeza. Tampoco me gusta el hombre de las nieves.

–¿Y la seduce un hombre romántico?
–¡Nooo! Es fundamental que no sea muy romántico. No me gusta que me anden encima todo el tiempo.

–Al parecer, con usted hay que jugar al difícil.
–Ojo, me tiene que atender perfecto. Pero con onda, no con romanticismo empalagoso, eso me aburre. Así era mi chico, y me tiene embobadísima. Ya lo voy a recuperar.

–Bueno, si no le va bien, puede reflotar a la mala que interpretaba en Sin código.
–Ojo que soy una chica muy tranquila, pero cuando me enojo puedo hacer cosas peores que en la tele.

La modelo tiene 25 años y es mamá de Ignacio, de cuatro. Ahora está soltera.

La modelo tiene 25 años y es mamá de Ignacio, de cuatro. Ahora está soltera.

“<i>Cuando llegué a Buenos Aires no podía pagar un corte de pelo. Después empecé a hacer pasarelas, gráficas y algunas publicidades. Tuve tanto trabajo que pude solventar una cirugía estética en las lolas</i>”

Cuando llegué a Buenos Aires no podía pagar un corte de pelo. Después empecé a hacer pasarelas, gráficas y algunas publicidades. Tuve tanto trabajo que pude solventar una cirugía estética en las lolas

“<i>Hace tres semanas me dejó mi novio de los últimos tres años. Hoy regreso a Buenos Aires y arranco el plan retorno. Cuando me gusta un hombre no espero que venga: lo voy a buscar</i>”

Hace tres semanas me dejó mi novio de los últimos tres años. Hoy regreso a Buenos Aires y arranco el plan retorno. Cuando me gusta un hombre no espero que venga: lo voy a buscar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig