Matías Alé: las emociones de su regreso al teatro – GENTE Online
 

Matías Alé: las emociones de su regreso al teatro

Actualidad
Actualidad

Cuando subí al micro para salir de gira, sentí que me iba de campamento, que era un boy scout de excursión”, cuenta Matías Alé (39), quebrado por la emoción después de su exitoso re-debut en el cine-teatro Italia de Coronel Suárez, provincia de Buenos Aires. Lo feo quedó atrás. En junio sufrió su segundo brote psicótico; el primero había sido a principios de noviembre de 2015, a muy pocos días de haberse casado con María del Mar. En enero logró el alta, pero en junio de 2016 tuvo una inesperada recaída, con otra internación de casi un mes. Hoy, tres meses después, recuperado, vuelve a respirar sobre un escenario.

–¿Emociones, Matías?

–Siento que volví a nacer. Sentí lo mismo que cuando hace once años subí por primera vez a un escenario, en el hotel Roma de San Rafael, Mendoza.

–¿Qué recordás de aquella actuación?

–Hacíamos la comedía Miti-Miti junto a Graciela (Alfano). Pura adrenalina, emoción y felicidad. Once años después recorrí los mismos sentimientos.

–¿Te imaginabas volver tan pronto?

–No, pero sabía que iba a regresar, porque amo actuar. No teníamos una fecha de estreno. Gabriel García, el productor, me dijo que me iba a esperar. Empecé a estudiar la letra en la clínica. Ensayé mucho y puse un coach actoral para que me ayude. Finalmente, lo logré.

–¿Cómo fue la previa al levantamiento del telón?

–Los nervios fueron creciendo mientras se acercaba la hora... No tuve angustia ni histeria; solamente ansiedad por estrenar. Mi miedo era olvidarme la letra, porque estoy durante toda la comedia arriba del escenario. Nos juntamos todos. Prendimos los micrófonos. Enseguida escuché la ovación de la gente, y ahí me aflojé. Le agarré un tobillo a Noelia Marzol y se lo apreté. Ella me acarició la espalda para darme tranquilidad. Se prendió la luz y comenzó la música. Salí, dije las tres primeras líneas, y... ¡pum!.. me olvidé de todo lo que me pesaba. Fue como volver a nacer. Me conecté con mis compañeros, con el texto, con la comedia... Todo fue mágico. Me encantaría sentir eso en cada una de las funciones. La verdad es que me viene pasando, me hace feliz.

–¿Cábalas?

–Ninguna. Simplemente, antes de salir a escena nos abrazamos con el elenco, nos tomamos de las manos, nos miramos a los ojos, hubo un grito de aliento y salimos. También tuve lindos pensamientos durante esa tarde: me acordé mucho de mi papá, pensé en mi hermano que no pudo ir porque estaba trabajando en Capital. Y me hizo mucho bien tenerla a mi vieja en la platea junto a Juan José, su pareja.

–¿Qué te dijo tu mamá después de la obra?

–No pudo hablar durante un largo rato: estaba súper emocionada. Los últimos minutos de la comedia se la pasó llorando. Cuando bajé del escenario para saludarla estaba esperándome junto a mis tíos y primos. No podía expresarse, estaba quebrada.

–¿Qué pasó después de la función?

–Nos quedamos con mi vieja, Juan José, Gabriel García, Nico Di Raimondo, mi manager, tomando un té, sacando conclusiones de lo que cada uno pensaba del estreno. Después me fui a la habitación. No tenía sueño, porque había dormido muy bien en el viaje, además de una siesta para hacer la función más fresco. Revisé las redes sociales, contesté algunos mensajes de amigos que me felicitaban... Después sí, descansé. Al día siguiente nos levantamos muy temprano para salir hacia Santa Rosa, La Pampa.

–¿Pudiste relajarte después del debut?

–Sí. Gracias a Dios hace tiempo que vengo durmiendo muy bien, soñando, descansado... Seguro que es gracias a la medicación que me regula y mantiene más estable, sereno. Eso hace que me sienta muy bien.

–¿No te bajan más del escenario?

–Sonaría omnipotente decirlo. Mi enfermedad me bajó de un plumazo por no hacer bien las cosas, por no descansar. El escenario es un lugar en donde estoy muy cómodo. Allí disfruto de mis compañeros, del público, de la obra. Ahora me siento un atleta de elite, porque entreno todo el tiempo, estoy estudiando canto, actuación, y muy pronto voy a empezar baile. Me gustaría hacer una comedia musical. Siempre estoy alerta. No quiero caer al precipicio: la salud es lo más importante. Hoy siento que voy a estar arriba de un escenario muchos años más.

Por Pablo Procopio. Fotos: Matías Alé

Elena, su mamá, viajó con su pareja, Juan José. Presenciaron la obra desde la primera fila, junto a tíos y primos. Después de la función todos festejaron el exitoso debut. Foto: Gente©

Elena, su mamá, viajó con su pareja, Juan José. Presenciaron la obra desde la primera fila, junto a tíos y primos. Después de la función todos festejaron el exitoso debut. Foto: Gente©

¡Arriba el telón! Foto: Gente©

¡Arriba el telón! Foto: Gente©

 Matías y elenco –Alvaro Navia, Noelia Marzol, Belén Francese, Alejandra Majluf y Bianca Lauría– debutaron el jueves 20 en el cine-teatro Italia, de Coronel Suárez. La gira sigue por las provincias de Buenos Aires y La Pampa. Foto: Gente©

Matías y elenco –Alvaro Navia, Noelia Marzol, Belén Francese, Alejandra Majluf y Bianca Lauría– debutaron el jueves 20 en el cine-teatro Italia, de Coronel Suárez. La gira sigue por las provincias de Buenos Aires y La Pampa. Foto: Gente©

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig