“Martín y yo nos hablamos como cuando éramos novios” – GENTE Online
 

“Martín y yo nos hablamos como cuando éramos novios”

Actualidad
Actualidad

Desde las 6.30, las emociones vividas definieron el término del día. “Desafío” fue factor común a las horas del lunes 23. Desafío de encarar un cumpleaños “con distancia, aunque el mismo cariño”. Desafío de reelegir la exposición televisiva “contra todo lo que se dijo”. Desafío de abrir una nueva etapa “transformando dolor en energía”. Estimables y subestimados desafíos personales. Evangelina Anderson (28) celebró debut y cumpleaños.

BESOS PUNTUALES. El lunes 22 se durmió leyendo los primeros saludos. “Martín y mi cuñada fueron de los primeros en mensajearme”, comenta con celular en mano. “Feliz cumple @evange_anderson de corazón deseo que hoy tengas paz después de muchos días difíciles y que el enano junto a tu familia y amigos te regalen todo el cariño que necesitas. Besos”, escribía Demichelis vía Twitter, por la mañana y después de una charla que ofició de desayuno. “Bastian me despertó con muchos besos y ése fue el mejor de los regalos”, dice Evangelina antes de confesar –casi sin querer– una promesa. “Quedamos en hablar esta noche, cuando Martín llegue a Venezuela” (donde el Málaga Club de Fútbol iniciará su gira).

FLOR DE MAESTRA. Incorporarse al staff de La Pelu –Telefe– no fue la única propuesta laboral “pero sí la que me hizo más ilusión”, dispara. “Trabajar con Florencia de la V siempre fue un ítem pendiente. Sé que voy a aprender mucho de ella. El programa es exitoso y súper familiar, lo que me animó mucho más”, dice. Fue recibida y agasajada con el clásico kit de flores y torta, y alentada: “Lo nuevo siempre me pone nerviosa, pero la contención de equipo me tranquiliza”. Faltan segundos para la señal de “¡aire!”. “¿Mi cábala? Respirar hondo y confiar”, describe. Finalmente entra a escena interpretando a la nueva dueña del complejo comercial, un rol que supo ocupar Silvina Luna hasta su partida a Ibiza. La decisión fue conjunta, “como todo y siempre, con debate familiar. Mi gente entendió que este trabajo le hace bien a mi cabeza”, concluye. “La distracción me ayuda a redimensionar los temas y bajar la ansiedad”.

DE TERAPIA Y DEMICHELIS. “Le conté a Martín apenas me lo propusieron. Entendió que es mi terapia y me dio su apoyo. Me deseó toda la suerte del mundo”, cuenta. Pero no faltaron las preguntas: “¿Qué vas a hacer? ¿Por cuánto tiempo?”. “Le expliqué que haría de mala. ¿Sabés qué me respondió? ‘Ah, entonces te va a salir genial’”, dispara con gracia antes de reflexionar: “De todos modos, no tengo que pedirle permiso (...) Cuando hablamos, se instala el humor y nos reímos juntos. A pesar de la distancia, sé que me acompaña”, comenta. Una semana antes de estampar su firma en el contrato que la une a La Pelu, Evangelina recibió la invitación.

“Martín me propuso viajar con Bastian para pasar unos días en la casa de Marbella. Pero se hizo imposible. Me aconsejó tomar distancia de tantas versiones dolorosas, para olvidarme un poco. ¡Pero con mi familia, no con amigos!”, bromea. Sí. En sus charlas jocosas hay lugar para invitaciones formales con gusto a guiño. “Está muy simpático y chistoso últimamente. Martín y yo hablamos con el tonito de cuando éramos novios, ese modo de decirnos cosas lindas”, suelta Eva. ¿Juegos de seducción? “Tal vez de su parte, porque yo soy la más difícil”, agrega ella con picardía.

EVA DE CASA. Se levanta cuando el sol todavía no ha salido. Desayuno proteico, diarios y guión para comenzar el día. “Esta semana comienzo un coach actoral en casa”, adelanta. Organiza sus viandas estrictamente veganas, en apoyo de las clases de gym para embarazadas que toma con su entrenador, Marcelo “Luli” Beitía. Se prepara para comenzar yoga y se acostumbra a la rutina diaria de la natación en la pileta del Chateau Libertador, donde vive. Además de confiar en el trabajo, se entrega al diván semanal desde hace quince días. Prueba a una niñera para “ayudarme mientras estoy fuera de casa” y ya asistió a tres entrevistas en posibles colegios.

“Quiero que Bastian comience las clases después de las vacaciones de invierno”, explica. “Le sugerí a Martín inscribirlo en un instituto con orientación artística. Pero me dijo: ‘Mmm... Primero asegurate de que tenga fútbol’”, cuenta antes de la carcajada. Sobre las bases de la educación de su pequeño, Eva es tajante: “Martín y yo decidimos valorar dos aspectos, la actividad física y la enseñanza bilingüe, como la que recibía en España”. Y entretanto, la dulce espera. “Como estoy de tres meses y medio, fui a la última ecografía con la esperanza de saber el sexo de nuestro bebe. Insistí, insistí, pero la ecógrafa me dijo: ‘¡No se ve Evangelina, no se ve!’. No hubo caso”, comenta. “Estamos ansiosos, como locos. Y la novedad: ¡Martín ahora quiere una nena!”.

PEDIR UN DESEO. El día terminará en ronda de afectos. Frente a la vela, “deseos reservados”. ¿Las ilusiones se ciñen sólo a lo laboral o queda alguna para el amor? “La ilusión siempre está. Fueron cinco años increíbles de amor, y dos razones especiales que nos unirán para siempre. Jamás dijimos que este quiebre tiene puntofinal. Hay que esperar”.

Lunes 23, estudios Ronda. Evangelina posa con el ramo de flores que le obsequió la producción, que catalogó de “brillante” su composición de la nueva dueña de la peluquería de Flor, papel que antes tenía Silvina Luna.

Lunes 23, estudios Ronda. Evangelina posa con el ramo de flores que le obsequió la producción, que catalogó de “brillante” su composición de la nueva dueña de la peluquería de Flor, papel que antes tenía Silvina Luna.

“Trabajar con Flor de la V era un ítem pendiente. No sólo porque la admiro, sino también porque sé que será una gran maestra”, dice Eva luego de pasar letra con la protagonista del gran éxito de los mediodías.

“Trabajar con Flor de la V era un ítem pendiente. No sólo porque la admiro, sino también porque sé que será una gran maestra”, dice Eva luego de pasar letra con la protagonista del gran éxito de los mediodías.

Medios y fanáticos la esperaron en las puertas delos Estudios Ronda. No faltaron los regalos de cumpleaños y las preguntas sobre el apoyo de Demichelis. “Le conté a Martín apenas me lo propusieron. Hasta horas antes del debut me deseó toda la suerte del mundo”, confiesa Anderson.

Medios y fanáticos la esperaron en las puertas delos Estudios Ronda. No faltaron los regalos de cumpleaños y las preguntas sobre el apoyo de Demichelis. “Le conté a Martín apenas me lo propusieron. Hasta horas antes del debut me deseó toda la suerte del mundo”, confiesa Anderson.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig