María del Cerro: “Jamás entré en escándalos, y no voy a hacerlo ahora que soy mamá” – GENTE Online
 

María del Cerro: “Jamás entré en escándalos, y no voy a hacerlo ahora que soy mamá”

Actualidad
Actualidad

No se lo esperaba. Aunque admite “que en otro momento hubiese dudado porque siempre mantuve un bajo perfil”, no bien la convocaron se lanzó de lleno al Bailando. “Me pareció un gran desafío. Ya tenía ganas de volver a trabajar después de la maternidad”, asegura María del Cerro (31), mamá de Mila (diez meses) junto a su pareja desde hace seis años, el diseñador gráfico y dj Jaime “Meme” Bouquet (31).

“Antes lo hablamos con mi mamá y mi suegra. Las dos nos dijeron que nos iban a ayudar con la beba, y por eso me animé”, cuenta la actriz y modelo de Multitalent Agency. “Casi no tenía experiencia en el baile, porque lo único que había hecho con coreos fue en Casi Angeles, pero eran más simples –confiesa–. Al principio tenía más nervios por las previas que por el baile en sí. Me daba miedo que me preguntaran sobre temas de los que no quería hablar”.

Y con justa razón. Su amistad con la China Suárez –de novia desde fines de 2015 con Benjamín Vicuña– fue el primer blanco del jurado. “Colgate de lo que puedas. Si te tocaron amigas famosas, disfrutalo”, le “recomendó” Polino. Y Moria, aunque en la pista fue más benévola, después del show hizo gala de su célebre lengua karateca. ¿Qué dijo sobre María? “Es una mosquita muerta... Estas que se creen cool son las más peligrosas”. La devolución más esperada fue la de Carolina Ardohain: “Sos talentosísima. Ojalá algún día puedas hablar de vos. Ya van varios ritmos hablando de lo mismo. Tenés todo para ser María del Cerro, no ‘la amiga de’”, lanzó picante Pampita.

–Siempre tuviste un perfil bajo. ¿Cómo viviste el enfrentamiento con Pampita?
–No lo sentí así. Fue un momento incómodo para ambas, porque yo no tengo nada que ver y es un tema de su vida privada, que tampoco va a llevarlo a la pista.

–En las primeras galas debiste hablar de Vicuña y la China, y a ella le molestó: te acusó de no llevar tu propia previa.
–Entré al programa y enseguida me buscaron para que dijera algo picante sobre ese tema. Y no lo hice. Contesté respetuosamente y lo desactivé. Ahora las previas dependen de mí. Soy actriz. Laburé en la novela Lobo y con Cris Morena en Casi Angeles. Hice teatro dos años en Algunas mujeres. No soy una mina que no pueda generar una previa. Tengo mi vida y puedo hablar de mil cosas antes que de los demás.

–¿Haber sido ex de su novio actual, Pico Mónaco, no genera rivalidad?
–No soy la ex. Salí con él, pero nunca fuimos novios. Además, Pampita es muy profesional: cuando debe dar una devolución, conmigo es tan justa como con el resto.

–¿Sos de enojarte?
–Tengo carácter, pero no me interesa pisarle la cabeza a nadie. Jamás entré en escándalos y no voy a hacerlo ahora que soy mamá. Tengo bien claro que el Bailando es un show de televisión; no iría ahí a pasarla mal. Para mí es un esfuerzo muy grande participar teniendo un bebé. He llegado a bailar a pesar de tener a Mila con 39.7 de fiebre en casa... En esos momentos entrás en crisis y te preguntás: “¿Estaré haciendo bien?”. Como toda primeriza, me agarran miedos y culpas.

–¿Cómo sos en el rol de mamá?
–Tranquila. Dejo fluir. Cuando le doy de comer a Mila no me importa si agarra la comida con la mano. A la hora de dormir por ahí le ponemos reggae, no las típicas canciones de bebé. Con Meme, que es dj y labura de noche, no le armamos una rutina, porque no tenemos una vida convencional. Por ahí se acuesta a la una de la mañana y se levanta a las once.

–¿Qué opinás del colecho?
–Ja, ja. Yo me hago más la dura, pero Meme me dice con cara de compungido: “Pobrecita, sola en el otro cuarto... Traela”. Y termina durmiendo con nosotros.

–¿Cómo es la intimidad con una beba en la cama?
–Cuando parí sentí que Meme me puso en un lugar de leona. Siempre alimenta el ego: incluso en el postparto me decía que estaba linda. Que me vea así me hace sentir sexy y sensual. Más en mi caso, porque él trabaja en la noche y me agarran inseguridades como mujer.

–¿Sos celosa?
–Un poco, aunque él siempre me da seguridad. Le tengo confianza... ¡pero a las demás no! Cuando veo los comentarios que le ponen en Instagram –“ah, no podés más”; “sos un bombón” y cosas así– la verdad que me agarra algo por dentro.

–¿Todavía soñás con casarte?
–¡Por supuesto! Me encantaría. Soy un poco Susanita. Meme me carga y me dice: “Si tenemos un hijo... ¡Ya me tenés agarrado!”. Pero siento que falta eso para coronar nuestra relación y la familia que formamos.

Cuando los vestuaristas le
preguntaron hasta dónde
quería mostrar, ella pidió que
le destacaran las piernas,
“aunque ya me siento segura
con todo mi cuerpo”.

Cuando los vestuaristas le
preguntaron hasta dónde
quería mostrar, ella pidió que
le destacaran las piernas,
“aunque ya me siento segura
con todo mi cuerpo”.

“Meme me
alimenta el
ego. Incluso
luego del
parto me
decía que
estaba linda...
Que mi novio
me vea así
me hace
sentir sexy y
sensual”

“Meme me
alimenta el
ego. Incluso
luego del
parto me
decía que
estaba linda...
Que mi novio
me vea así
me hace
sentir sexy y
sensual”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig