“Mar del Plata se transformó en una de las grandes capitales del mundo” – GENTE Online
 

“Mar del Plata se transformó en una de las grandes capitales del mundo”

Actualidad
Actualidad

Para los que llegan por primera vez al estadio, la sorpresa es gigante. A fines de octubre, la Federación Internacional de Tenis (ITF) decidió que Mar del Plata fuera la sede de la final de la Copa Davis entre la Argentina y España. Entonces, la provincia de Buenos Aires encaró las obras del Polideportivo Malvinas Argentinas, construido para los Juegos Panamericanos que se disputaron en Mar del Plata en 1995. El estadio cerrado, que contaba con 6.842 lugares, amplió su capacidad hasta 9.800: entre ellos, se insertaron 2.500 butacas vip a la altura del campo de juego.

“Se trabajó como nunca. Más de mil personas pusieron su esfuerzo y su capacidad durante las 24 horas durante 45 días, para poder terminar esta maravilla. Cuando termine la Copa Davis es algo que le quedará a la ciudad. Después de esto conseguimos posicionarla como una de las grandes capitales internacionales para eventos sociales, deportivos, culturales y a nivel empresarial. No hay dudas de que Mar del Plata se transformó en una de las grandes capitales del mundo”, asegura el gobernador bonaerense, Daniel Scioli (51).

Y tamaña afirmación tiene sustento real. En los últimos meses, Mardel se convirtió en sede de gran cantidad de eventos: la Feria Internacional del Libro, el Festival Internacional de Cine (todo un clásico desde hace décadas), la reapertura del hotel Provincial, los Juegos Deportivos Bonaerenses y, la frutilla del postre, esta final de la Copa Davis entre la Argentina y España. Por eso, durante noviembre la ciudad tuvo su capacidad hotelera a pleno, como en los mejores momentos de la temporada alta de verano.

Pavimento renovado. Calles iluminadas. Plazas limpias y reacondicionadas. Obras que se levantan en toda la ciudad. Nuevos restaurantes, hoteles, bares, confiterías y negocios. Algunos de los datos que marcan que la ciudad vive un pleno apogeo. “Desde el principio de mi gestión reimpulsé la reapertura del hotel Provincial, que estuvo doce años cerrado, para volver a ser un lugar emblemático de la ciudad. Y si a esto le sumamos lo de la Copa Davis y todo lo que se viene, conseguiremos la trascendencia internacional que convertirá a Mar del Plata en una potencia turística, no solamente nacional sino también a nivel internacional”, cuenta el mandatario.

Más allá del resultado final de la competencia que coronó a España como campeón de la Copa por cuarta vez en su historia, Scioli se anotó otro punto en su planilla, por haber sido uno de los gestores de un hecho inédito dentro del dividido mundo del tenis argentino: logró que Guillermo Vilas volviera a estar presente como espectador en el palco de una Davis. ¿Cómo lo consiguió?: acordando la participación del gran Willy en 50 clínicas de tenis, que se realizarán en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires. Vilas devolvió gentilezas y pidió compartir el palco de honor con Scioli y su mujer, Karina Rabolini (40). Precisamente allí se desarrolló la charla con GENTE.

–Pocos reconocimientos tan merecidos como el que se le brindó a Guillermo Vilas...
–Queremos marcar el camino para darle un gran estímulo al deporte argentino. Por eso también vamos a trabajar junto a Juan Curuchet (nuestro medallista dorado en Beijing 2008) para realizar la vuelta ciclística de la provincia y promover el uso de la bicicleta desde el punto de vista social.

–¿Qué le dijo Vilas, gobernador?
–Me agradeció por todo el esfuerzo que hicimos para realizar esta final. El es un poco el padre del tenis argentino, y sin dudas tiene mucho que ver con toda esta historia.

–En el acto de inauguración del estadio se lo vio feliz y emocionado. ¿Cuál fue la primera imagen que se le cruzó por la cabeza?
–Lo mucho que trabajamos para realizar esta fiesta, y la confianza que nos dieron para poder llevar adelante una final que sin dudas prestigia y posiciona a la Argentina en el mundo.

–Imagino que para reacondicionarlo en poco menos de un mes debieron hacerse muchos esfuerzos.
–Hubo que trabajar sin parar las 24 horas, durante 45 días. Los resultados son espectaculares. Contamos con un estadio indoor (cerrado) que no tiene nada que envidiarle a los mejores del mundo. Una muestra de que cuando los argentinos trabajamos en serio podemos hacer grandes cosas. El gobernador junto a su esposa, Karina Rabolini, en el Polideportivo.

El gobernador junto a su esposa, Karina Rabolini, en el Polideportivo.

El estadio amplió su capacidad en 3.000 asientos y se convirtió en uno de los más importantes de Sudamérica.

El estadio amplió su capacidad en 3.000 asientos y se convirtió en uno de los más importantes de Sudamérica.

El Malvinas Argentinas, lleno en sus 9.800 plazas, sufrió la victoria de España.

El Malvinas Argentinas, lleno en sus 9.800 plazas, sufrió la victoria de España.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig