¡Manu… mental! – GENTE Online
 

¡Manu... mental!

Actualidad
Actualidad

Llegó y fue un tema, porque el pibe hacía pases demasiado arriesgados para lo
que se esperaba de un latinoamericano que había andado muy bien en Europa (pero
esto era la NBA). Un tema porque su entrenador, Gregg Popovich, quería menos
riesgos y más juego homogéneo. Así fueron las cosas para el pibe, cuando llegó,
con su metro 98 para batallar contra gigantes de dos metros quince, y más. Pasó
una temporada. Arrancó otra. En su última edición, Sport Illustrated,
Biblia del periodismo deportivo made in USA, tituló: "Manu, el magnífico".
En el medio, un anillo de campeón, y un partido, el partido de su vida: 48
puntos en 44 minutos, en la madrugada del sábado 22, frente a los soles de
Phoenix.

Era un cruce especialmente nervioso porque los San Antonio Spurs, el mejor
equipo de la liga, donde Emanuel Ginóbili llegó, hizo pases riesgosos y se
terminó convirtiendo en estrella del básquet mundial, enfrentaba a Phoenix Suns,
el segundo mejor equipo de la liga. Es decir, era un duelo. Y allí, el mejor
jugador argentino de básquet de la historia despedazó su récord personal, le
cambió el final a la noche (los Spurs iban abajo por 17 puntos cuando Ginóbilli
hundió dos triples seguidos) y despertó las voces, esas voces, las que te
coronan o te hunden, y adivinen qué: "Manu Ginóbili se robó la escena y el
partido
", dijo el San Antonio Express News. "Ginóbili surgió con
su mejor baloncesto pleno de genialidades y aciertos
", dijo el diario
español Marca. "Manu Ginóbili dio otro paso más en su escalada hacia
la cima del baloncesto mundial
", dijo la agencia alemana DPA. "Loro
avevano un Maradona dei canestri
" (traducido, "tienen un Maradona de los
canastos
"), dijo el italiano Corriere della Sera. "La noche de la
carrera de Ginóbili arruinó el regreso de Steve Nash
", dijo Associated
Press
. Finalmente, la palabra oficial de la NBA en su sitio de
Internet: "Ginóbili comanda a los Spurs para superar a los Suns". No fue
todo lo que se dijo ni los únicos medios que lo dijeron, pero para muestra basta
este puñado de títulos que los medios del mundo le dedicaron a Manu.

.....................................................

El tipo que le pedía pases más seguros ahora la pide que nunca cambie y,
cuando la prensa le pregunta, el tipo, que es de pocas palabras y se llama Gregg
Popovich, dice: "Su juego es sobresaliente".

El domingo 20 de febrero, en Denver, Colorado, se jugará el partido de la
estrellas, la gala NBA. Cinco jugadores por conferencia, elegidos según el voto
del público, integrarán los dos equipos máximos de máximas estrellas. Ginóbili
marcha quinto en su puesto, pero cuenta con serias chances de ingresar con el
voto adicional de los directores técnicos. Más allá de esta cuenta ocasional,
que lo pondrá o no en la noche mayor de la mayor liga del mundo, hay, hace
tiempo, algunas cosas claras. Con sus 48 tantos, Manu acaba de rubricar su
inmensa labor en el techo del básquet mundial y, de paso, su lugar entre los
máximos héroes del deporte argentino. Junto a Guillermo Vilas, Juan Manuel
Fangio, Carlos Monzón, Roberto De Vicenzo y Diego Maradona, claro, Ginóbili hizo
pie. Por lo que ha conseguido hasta hoy (campeón en la liga de Italia, campeón
olímpico, sub campeón mundial, campeón en su temporada debut de la NBA), porque
acaba de rubricarlo, por todo lo que aún puede conseguir. Sin muchas vueltas,
Ginóbili escribió en su página web: "Fue el mejor partido de mi vida; jamás
ni en la Argentina, ni en italia, ni en los Estados Unidos había anotado tantos
puntos
", y luego agregó: "Lo que más me importa es haberlo hecho contra
un gran rival
".

Ginóbili, o la historia imposible de alguien que no cree en historia
imposibles.

Manu, a un segundo de enterrar la pelota, en el partido que los Spurs jugaron frente a Los Angeles Clippers hace una semana. Sus rivales lo observan con admiración y resignación.

Manu, a un segundo de enterrar la pelota, en el partido que los Spurs jugaron frente a Los Angeles Clippers hace una semana. Sus rivales lo observan con admiración y resignación.

Manu marcó contra los Suns 48 puntos, con 16 tiros de campo (11 de 15 dobles y 5 de 7 triples). Es la séptima mejor marca de esta temporada en la NBA. Hazaña digna de Michael Jordan.

Manu marcó contra los Suns 48 puntos, con 16 tiros de campo (11 de 15 dobles y 5 de 7 triples). Es la séptima mejor marca de esta temporada en la NBA. Hazaña digna de Michael Jordan.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig