Manasa for export – GENTE Online
 

Manasa for export

Actualidad
Actualidad

A los 29 años, Juan de la Cruz Fernández Miranda se consagró nuevamente campeón del Nacional de Clubes con Hindú -donde juega con su hermano menor, Francisco-, luego de ganarle en la final a Duendes de Rosario. Después de haber participado del mundial de Rugby con Los Pumas, Manasa está terminando los arreglos para firmar contrato con el Beziérs francés, donde reemplazaría a Gonzalo Quesada, que fue operado del hombro. Con casi un metro ochenta de altura y 85 kilos de pura fuerza, dice que el tercer tiempo de Hindú es el mejor del mundo. Probablemente, dentro de unos meses lo esté extrañando desde la torre Eiffel.

- ¿Cómo viviste la final en la que Hindú se consagró campeón en el Nacional de Clubes?
- Era un partido muy difícil y muy importante, sobre todo por la renovación de jugadores que hubo estos últimos años. Por momentos jugamos mal y no nos salieron las cosas, pero lo bueno es que en otros momentos jugamos el rugby que sentimos. Aunque el primer tiempo fue bueno, nos faltó ser mas efectivos: tuvimos muchas mas oportunidades de try, y no supimos aprovecharlas mejor. Y hubo varios errores, sobre todo uno mío que terminó en try de ellos y se acercaron. Pero al final pudimos sacar una diferencia que nos ayudó para ganar.

- Se comenta que Hindú tiene jugadores y un equipo muy sólido que en los próximos años dará mucho más que hablar. ¿Lo atribuís a jugadores muy buenos o a los entrenadores?
- Yo creo que no es un entrenador o sólo un grupo de jugadores. Es un trabajo duro que se viene haciendo muy bien desde las divisiones inferiores, y ya hace mucho tiempo. Creo que lo que pasó este año fue fruto de un esfuerzo enorme de jugadores, entrenadores y los viejos del club de todo el año. Lo importante es que cada año los objetivos y el compromiso se renueven. Este año dimos un paso adelante en muchas cosas, en compromiso, en disciplina, en juego.

- Los jugadores llegan muy cansados a esta parte del año. ¿Que cosas fueron fundamentales para que Hindú siga como si jugara el primer partido del año?
- Nuevamente el compromiso, el trabajo de los entrenadores y sobretodo el de Roberto Chagra, el preparador físico, que sabe mucho y fue fundamental porque el equipo en ningún momento sintió un bajón físico. Y jugar el Argentino nos gusta mucho, nos divierte. Sabés que es el último mes de esfuerzo en el año, donde compartís muchas cosas, sobretodo las giras cuando jugás en el interior. En el plantel figuran veintiséis y en los entrenamientos éramos más de treinta siempre. También fue muy importante la predisposición que hubo.

- ¿Qué conclusión te deja lo que fue el Mundial para la Argentina?
- El proceso fue muy bueno y lo disfruté mucho. A lo largo de todo el proceso siempre quería jugar más de lo que me tocaba, como todo el mundo, pero en el Mundial todos tuvimos la suerte repartida de poder jugar y para mí como jugador fue acertada la decisión de Loffreda de que jueguen todos.

- ¿Qué sentiste entrar a la cancha con Nicolás, tu hermano, pero esta vez con la celeste y blanca?
- Fue una sensación terrible. El mundial pasado habíamos ido pero Nico jugó dos minutos y yo cero. Así que era algo pendiente. El día que dieron el equipo contra Namibia, estábamos los dos felices. Y alrededor teníamos cuatro más de Hindú. Ahí se te cruzan un montón de cosas: el club, los que te entrenaron, tus otros compañeros. Una sensación espectacular.

- ¿Ya está confirmado que te vas a jugar al Beziérs de Francia?

- No, todavía no está confirmado. Se está hablando, a mí me divierte, a mi mujer también, pero falta la confirmación. Hasta que no tenga los papeles no me puedo mover. Si voy, lo hago por Gonza (Quesada) que está lesionado. Lo que pedí fue de irme después del casamiento de mi hermano (Francisco). Así que a partir de ahí veremos que novedades hay.

- Sería la primera vez que jugarías como profesional, ¿qué expectativas te genera eso?
- Y la verdad que muchas. La semana previa a la final, me rompía un poco la cabeza el tener que irme del club, pero me lo tomo como una experiencia muy positiva y trato de ver todo lo bueno que tiene esto. Pero lo que sé, es que ni loco voy a dejar de sentir el rugby que siento por jugar profesional. No voy a jugar al rugby porque me paguen, lo hago porque me gusta y porque es una linda oportunidad para disfrutar con mi familia.

- ¿Qué balance hacés del año?

- La verdad que para mí fue un año muy bueno en todo sentido. En el tema familiar tuvimos que hacer un esfuerzo enorme, porque tuvimos muchos viajes, mucho entrenamiento y mucho tiempo dedicado al rugby, y sin querer descuidás un poco el resto. Y a nivel deportivo, entrenamos mucho, disfruté mucho el juego, jugué con mis dos hermanos, con Toto me tocó salir campeón y con Nico jugar el Mundial. Un año excelente para mí.

"En el Mundial se te cruzan un montón de cosas: el club, los que te entrenaron, tus otros compañeros. Una sensación espectacular".

"Creo que lo que pasó este año fue fruto de un esfuerzo enorme de jugadores, entrenadores y los viejos del club de todo el año. Lo importante es que cada año los objetivos y el compromiso se renueven".

"Pero lo que sé, es que ni loco voy a dejar de sentir el rugby que siento por jugar profesional. No voy a jugar al rugby porque me paguen, lo hago porque me gusta y porque es una linda oportunidad para disfrutar con mi familia".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig