Mamita de día… diosa de noche – GENTE Online
 

Mamita de día... diosa de noche

Actualidad
Actualidad

Ahora entiendo por qué la gente se enamora tanto del teatro. Cuando escuché los aplausos sentí una sensación de satisfacción que nunca había atravesado”, comentaba en el restó disco La Llorona cuando, mucho más relajados, festejaban el estreno de Calabromas Calabró, The Family Show, la obra que encabezan Juan Carlos e Iliana. Unas horas después, cerca de las cinco, volvió a su casa y su hija de dos años dormía junto al papá rocker, Jorge Otamendi (27). El título podría ser: “Mamá volvió a trabajar”.

Desde el 26 de noviembre de 2005, hasta las once de la noche del último viernes 28 de diciembre, su ocupación había sido pura y exclusivamente malcriar a su hija. Darle todos los gustos, dejarla que ensucie las paredes de su departamento de Las Cañitas y jugar (en este caso en la arena) como ahora. Pero las cosas cambiaron. “Desde que nació Helena me dediqué a ella a full. Ahora estoy retomando mi carrera, con un giro distinto. Lo único que me duele es tener que alejarme de mi hija. ¡Decí que tengo un marido que es un santo!”, confiesa Geraldine Neumann (24), que acaba de estrenar su carrera sobre las tablas del teatro Lido de Mar del Plata. Algunos hablan de la nueva vedette y exageran: “Así empezó Susana…”. Otros, más pesimistas, comparan su llegada al teatro con el fugaz paso de su hermana, Nicole. “¿Cuál de las dos se luce más en el teatro? No sé. A mi hermana no la pude ver con Nito: me dijeron que estaba bárbara”, elude la pregunta de rigor, mientras camina junto a su familia por el parador Tissot de Playas del Balcón.

–Geraldine, ya te pusieron el cartelito de vedette…
–Sí, pero yo no le quiero vender a la gente que lo soy, porque no uso plumas y porque técnicamente no tengo las características de esa profesión.

–¿Qué diferencias encontraste entre el teatro y el mundo del fashion?
–Acá estás mucho más expuesta, te jugás más cosas. Me dieron unos nervios bárbaros, porque sentí que daba todo. Hay más compañerismo, es un gran equipo. En un desfile cada una hace la suya. Nadie te dice: “¡Mucha mierda!”. Acá todos tratamos de que cada uno se luzca. El éxito individual es de todos.

–¿Dónde te quedó el ego después de los aplausos del debut?
–La verdad que fue lindo. En cinco años de modelaje nunca me pasó nada parecido. Pero no me la puedo creer: después de ese reconocimiento, vuelvo a mi casa a ser mamá y a limpiarle la cola a mi nena.

–¿Cómo es la educación de una nena con un papá músico y una mamá modelo?
–Yo trato de darle la misma educación y la misma vida que tienen el resto de los nenes de su edad. Eso sí, me encanta malcriarla, cocinarle y darle todos los gustos. Cuando vamos a Villa La Angostura, la Gorda no para de meterse en los lagos.

–¿No te dan ganas de agrandar la familia?
–¡Obvio que sí! Pero por ahora queremos disfrutar la vuelta al trabajo y de la pequeña familia que formamos. Al menos dos hijos más vamos a tener, pero quizá lleguen a fines del año que viene.

–¿Cuando termine el verano vas a seguir con el teatro o volvés a las pasarelas?
–No sé. Todavía estoy con la emoción del debut. Me gustó mucho: quién te dice, por ahí éste sea el comienzo de una larga carrera sobre las tablas…

Gegé y su hija Helena, que nació el 26 de noviembre de 2005. “<i>Durante dos años dejé de trabajar para ocuparme de ella</i>”, cuenta la rubia.

Gegé y su hija Helena, que nació el 26 de noviembre de 2005. “Durante dos años dejé de trabajar para ocuparme de ella”, cuenta la rubia.

Gegé es una de esas mamás de 95-60-90. Dejó las pasarelas por un rato para lucirse junto a Juan Carlos e Iliana Calabró.

Gegé es una de esas mamás de 95-60-90. Dejó las pasarelas por un rato para lucirse junto a Juan Carlos e Iliana Calabró.

El sábado 29, Geraldine, Jorge Otamendi y Helena visitaron el parador Tissot, de Playas del Balcón. A la noche, la menor de las Neumann, pura sensualidad, junto a Juan Carlos Calabró en el teatro Lido.

El sábado 29, Geraldine, Jorge Otamendi y Helena visitaron el parador Tissot, de Playas del Balcón. A la noche, la menor de las Neumann, pura sensualidad, junto a Juan Carlos Calabró en el teatro Lido.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig