Magui Bravi ya no está sola – GENTE Online
 

Magui Bravi ya no está sola

Actualidad
Actualidad

Los esquiadores están absortos: Magui Bravi (28) luce una trikini en pleno Cerro Catedral y los celulares no dejan de apuntarla. Ella, risueña, dice: “Aunque no lo crean, no tengo nada de frío. ¡Ni la nariz colorada! Es que nos tocó un día increíble y no hay nada de viento”.

–¿Sos esquiadora?

–Lo intento, pero soy muy mala. No aprendí nada de chiquita y no me puedo hacer la canchera... En snowboard me va un poco mejor. En realidad, soy más del calor que del frío, pero por mi programa de turismo (Clave Argentina, Canal 9) en los últimos meses vine mucho para este lado. Estuvimos en La Angostura, Esquel, Bariloche... Cuando arrancamos hace nueve meses, no pensábamos que iba a durar tanto. Ya vamos por la segunda temporada, y pensando la tercera. Estoy feliz. Viajar por toda la Argentina es una experiencia hermosa, que no voy a olvidar nunca.

–¡Y viajás mucho! Porque también estás de gira con Acaloradas.

–Sí. Los últimos dos meses los pasé arriba de un avión. Estoy fascinada con la obra. Me encanta compartir escenario con Patricia Echegoyen, Emilia Mazer y Victoria Onetto. Tenemos edades súper diferentes, pero somos muy unidas y eso está buenísimo. Es la única manera de viajar bien y en paz.

–Hablando de no parar, sos la coreógrafa de Bollywood. ¿Vas a bailar?

–(Se ríe) Sí, el próximo 5 de agosto compartiré el escenario con los chicos. Voy a hacer algo que nadie se imagina. Quizás piensen que será un adagio con un partner, y no... Va a ser una fiesta Stone. Algo que no se espera de mí.

–En tu Instagram, que tiene más de seiscientos mil seguidores, dijiste que tenés que aumentar de peso para bailar. ¿Por qué?

–Porque estoy con el peso justo –cuarenta y cinco kilos–, y es poco. Siempre adelgazo cuando ensayo mucho; es normal en mí. Entonces prefiero aumentar antes, así después vuelvo a mi peso. De hecho, si estuviera en un Bailando tendría que subir unos kilos.

“Tengo un viaje programado a Los Angeles: tiene que ver con mi vida fit y va a sorprender. Creo que voy a volver a ser la primera en algo”

–¿Estás siguiendo una dieta para engordar?

–¡No puedo, en realidad! Con las giras y los viajes es muy difícil hacer algo ordenado, pero trato de comer un poco más de lo habitual.

–Entre otras cosas, tenés tu propia app deportiva. ¿Te considerás una chica fit?

–Sí, no paro de trabajar. La aplicación de fitness la tengo hace dos años y le va súper bien. Tiene muchísimas descargas no sólo en Argentina, sino también en otras partes del mundo. Surgió como una propuesta de una productora que tenía ganas de hacer contenido viral, y a mí se me ocurrió que tenga que ver con el cuidado del cuerpo. Después lo hicieron todas. Hace dos años era súper innovador. Fui la primera que lo tuvo en el país. Ahora tengo un viaje programado a Los Angeles, relacionado con mi vida fit, y va a sorprender. Creo que voy a volver a ser la primera en algo.

–¿Sentís que las demás se copiaron de vos?

–No lo sentí: se copiaron.

–Cambiando de tema... Después de los rumores de tu relación con Adrián Suar, ¿estás sola o salís con alguien?

–No puedo decir que tengo novio –porque no es verdad–, pero me siento bien. Ya no diría que me encuentro soltera. Tengo quien me acompañe en las noches de invierno y estoy muy contenta. Más allá de si prospera o no...

–¿El es del medio?

–Ay, prefiero no decir nada por ahora.

–¿Es morocho, como querías?

–Sí.

–¿Qué opina de tu nueva nariz?

–Le encanta, y la anterior también le gustaba. No es algo tan reciente.

–¿Hoy es lo que más halagan de tu cuerpo?

–Si te digo “los ojos” no me vas a creer, porque no tengo ojos verdes... Ponele que las piernas, la cola... ¡Ay, me da vergüenza!

–Te voy a sacar del momento incómodo. ¿Qué pasó con tu carrera de Filosofía?

–Quedó estancada. Llegué hasta tercer año. Tengo la idea de cursar el año que me falta el día que esté embarazada, porque no voy a poder hacer tantas cosas como ahora.

–Mencionás un embarazo... ¿Lo estás planeando?

–Lo tengo en mente, pero no ahora. Quisiera hacer más cosas como actriz antes de dedicarme a ser mamá.

Con sus esculturales 90-58-90, la morocha posa bajo el sol de las tres de la tarde en el primer punto al que llega el cablecarril del Catedral.

Con sus esculturales 90-58-90, la morocha posa bajo el sol de las tres de la tarde en el primer punto al que llega el cablecarril del Catedral.

“Tengo un viaje programado a Los Angeles: tiene que ver con mi vida fit y va a sorprender. Creo que voy a volver a ser la primera en algo”

“Tengo un viaje programado a Los Angeles: tiene que ver con mi vida fit y va a sorprender. Creo que voy a volver a ser la primera en algo”

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig