Luna de miel en el paraíso – GENTE Online
 

Luna de miel en el paraíso

Actualidad
Actualidad

Entre acantilados, jardines tropicales y cascadas se levanta el Sandals Grande Ocho Ríos Beach & Villa Resort, un hotel de lujo extremo pensado sólo para parejas, al que no le falta nada. Según los agentes de viajes es –desde hace once años consecutivos–, el mejor resort all inclusive del mundo. Está en medio del mar Caribe, en tierra de reggae, sinónimo total de Bob Marley: Jamaica. Y hacia allí partieron Pablo Echarri (37) y Nancy Dupláa (37) para vivir a full su luna de miel.

Se embarcaron el lunes 12, a las 23 horas, en un vuelo de American Airlines sin escalas hasta Miami. Ahí abordaron otro avión que los dejaría en la isla jamaiquina. Para los quince días a solas cargaron tres valijas repletas y una vacía, con la idea de llenarla con regalos para los chicos. Es que Luca (6 años, el hijo que Nancy tuvo con Matías Martin) y Morena (de 3, la nena que le dio Pablo) quedaron en casa, contando los días, extrañando y esperando la vuelta. Aunque llaman todos los días, el “¿y cuándo vuelven?” es, del otro lado de la línea, la frase más reiterada. No hay culpas: es la primera vez que los dejan en cinco años de convivencia, y una luna de miel justifica plenamente cualquier ausencia. Además de merecerlo, papá y mamá lo necesitan. Porque, según confiaron antes de la partida, la idea es intentar buscar un baby para volver a Buenos Aires em-ba-ra-za-dí-si-mos. Lo dijeron antes de la boda, en medio de los preparativos: “No bien nos casemos, buscaremos otro hijo”. Y en eso andarán ahora. El lugar, después de todo, ayuda. Porque el resort elegido fue pensado únicamente para los enamorados. No reciben niños ni tampoco personas solas. Las habitaciones (que van desde los 1.200 hasta los 14 mil dólares la noche) son amplísimas, cuentan con deck y piscina privada, servicio de mayordomo y mucamas que ofrecen los más exquisitos menúes y tragos extravagantes a cualquier hora en el cuarto, hay tevé de plasma, música para todos los oídos y velas… Muchas velas, como para crear un clima íntimo en el momento que la pareja lo desee.

Eso, claro, no es todo. Hay canchas de golf, tenis, básquetbol, 7 piscinas principales aptas para el buceo, club de playa, pared de rocas para escalar y actividades terrestres (como cabalgatas a caballo) y acuáticas (como el ski) desde las once de la mañana hasta el amanecer del otro día. Por si le parece poco, agregue: 2 spa con lo nuevo en tratamientos relajantes y de belleza, 13 restaurantes gourmet (están el de comida italiana, asiática, mexicana, china y caribeña, entre otras especialidades), 10 barras de tragos ilimitados (servidos por los mejores barmen internacionales) y un anfiteatro sobre la costa con espectáculos nocturnos de música local.

Además, como saben que si el pasajero eligió Jamaica no se irá de allí sin conocer la cuna de Bob Marley, cuentan con servicio de tour que los lleva a recorrer la villa de Nine Miles, el lugar donde nació la leyenda del reggae.

También se puede nadar entre delfines en Dolphin Cove, empaparse junto a la cascada de River Dunn (que tiene una caída de 180 metros), visitar la residencia que fuera del escritor británico Ian Fleming (autor de James Bond) en Oracabessa, o pasar la más romántica de las noches (por si con el Sandals no alcanza) a bordo de una canoa que lo lleva a pasear por el White River a la luz de las antorchas.

Esos programas fueron la gran tentación de los mieleros. Por algo los que conocen la belleza natural y artificial de Jamaica la llaman “el Edén”. Ahí y ahora, a unos cien kilómetros al noroeste de la capital jamaiquina, están Pablo y Nancy. Los recién casados, afianzando el amor (como ellos mismos definieron a esto de la boda) y buscando otro pedazo de futuro de a dos. O de a tres, si cuentan a Morena. Cuatro con Luca, claro. O quizá, por qué no, terminen siendo cinco... Después de todo, lo de formar una gran familia era y sigue siendo la gran idea.

Miércoles 14, mediodía en Jamaica. Pablo y Nancy festejan el Día de los Enamorados y sus cuatro días de casados sobre las arenas de Ocho Ríos.

Miércoles 14, mediodía en Jamaica. Pablo y Nancy festejan el Día de los Enamorados y sus cuatro días de casados sobre las arenas de Ocho Ríos.

Así, sin pudor ni espectadores, se comieron la boca. Fue en las aguas cristalinas del Caribe, en plena luna de miel. Nancy y Pablo disfrutaron y explotaron todos y cada uno de los servicios que ofrece el resort: barra de tragos free, la piscina privada del cuarto, los masajes del spa y, desde ya, también la playa. Imágenes hot para una pareja que busca baby a corto plazo.

Así, sin pudor ni espectadores, se comieron la boca. Fue en las aguas cristalinas del Caribe, en plena luna de miel. Nancy y Pablo disfrutaron y explotaron todos y cada uno de los servicios que ofrece el resort: barra de tragos free, la piscina privada del cuarto, los masajes del spa y, desde ya, también la playa. Imágenes hot para una pareja que busca baby a corto plazo.

Partieron de Buenos Aires el lunes 12 a las 23 horas en un vuelo de American Airlines con destino a Miami. Cargaron tres valijas llenas y llevaron una vacía para los regalos. A la mañana siguiente tomaron otro avión directo a Jamaica. Allí los esperaba una súper luna de miel de 15 días.

Partieron de Buenos Aires el lunes 12 a las 23 horas en un vuelo de American Airlines con destino a Miami. Cargaron tres valijas llenas y llevaron una vacía para los regalos. A la mañana siguiente tomaron otro avión directo a Jamaica. Allí los esperaba una súper luna de miel de 15 días.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig